25 de noviembre de 2020
4 de abril de 2012

Gimeno dice que facturó a Emarsa el desarrollo de un edificio de Emshi tras el "fiasco" del secadero de jamones

Gimeno dice que facturó a Emarsa el desarrollo de un edificio de Emshi tras el "fiasco" del secadero de jamones
EUROPA PRESS

VALENCIA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El empresario y el exedil del PP en el Ayuntamiento de Valencia Juan Carlos Gimeno ha afirmado que facturó a la Entidad Metropolitana de Aguas Residuales Sociedad Anónima (Emarsa) el desarrollo de un edificio de la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos (Emshi) tras el "fiasco" del secadero de jamones, una nave que se pretendió adquirir por 12 millones de euros para ubicar la nueva sede de esta última entidad.

Gimeno se ha pronunciado en estos términos en su segunda declaración ante el titular del juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de investigar un agujero económico de 25 millones de euros en la gestión de la depuradora de Pinedo. El imputado ha accedido a responder a las preguntas formuladas por el juez, la fiscal y su letrado.

En todo momento, Gimeno ha mantenido que realizó todos los trabajos que facturó en Emarsa por parte de sus diferentes empresas: IEM S.L., Adecua, Sanitar y Dos Grados Comunicación. Asimismo, ha afirmado que él solo firmó un contrato con la entidad, y que el resto en los que aparece su firma son "falsos". Junto a ello, ha indicado que algunas facturas las enviaba por correo electrónico, y que puede ser que a la hora de imprimirlas saliera un tono distinto por el tóner de la impresora.

Este imputado también ha revelado que facturó a Emarsa trabajos realizados para la Emshi tras pedírselo el exgerente, Esteban Cuesta, quien le dijo que había recibido instrucciones --no recuerda si le dijo por parte del presidente o de Crespo-- para que esto se hiciera así. Ha indicado que no recuerda el concepto que se hacía constar en las facturas, pero ha concretado que estos trabajos se iniciaron en enero de 2008 y se comenzaron a facturar en marzo o abril de este ejercicio.

Sobre este tema, ha indicado que la Emshi se querella contra él y contra IEM y Adecua, y no contra Sanitar y Dos Grados porque "no le interesa". En este sentido, ha señalado que la Emshi "sabe que se han hecho unos trabajos con Sanitar que en algunas facturas no se corresponden con el epígrafe de la misma, y tiene que ver con el secadero de jamones".

Así, ha explicado que en ese momento se le requirió a Dos Grados realizar una campaña de imagen para mejorar el posicionamiento de la Emshi ante el "fiasco" ocurrido con el secadero, y que "supone la dimisión del gerente, Rafael Arce, y, por tanto, una pérdida de reputación importante para Emshi".

OTROS TRABAJOS

Además, Gimeno ha señalado que entre otros trabajos facturados a Emarsa pero que eran para la Emshi se encuentran: una página web accesible, el Ágora del agua, periódicos digitales y algunos comics, y juegos sobre agua y algunas plataformas de ahorro energético. Asimismo, facturó un stand y viajes "de la gente" de la Emshi cuando fueron a Zaragoza.

Junto a ello, Gimeno ha hecho referencia a la emisión de facturas por "un edificio", y sobre el mismo ha explicado que le citaron en el Ayuntamiento de Manises "varias veces" acompañado de una persona cuyo nombre no ha querido indicar. Allí se le encargó el desarrollo de un edificio nuevo para Emshi toda vez que el anterior, el de los jamones, "ha salido como ha salido". Preguntado acerca de quién le hace el encargo, manifiesta que el presidente, Enrique Crespo.

Preguntado por si él tuvo alguna intervención posterior relativa a la confección y desarrollo del proyecto del edificio, cuya documentación ha presentado hoy en el juzgado, ha comentado que "no" porque se les dijo que había un importe para hacerlo de 22 millones de euros y luego se les comentó que "no había nada" y que "no se podía hacer".

Por último, Gimeno ha reconocido que duplicó el concepto en dos facturas distintas "de forma voluntaria" porque no se correspondía con un trabajo para Emarsa, sino para Emshi, y esto era para él "una forma de garantizar que luego no me toquen la moral", ha declarado.