31 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

El Hospital La Fe ayuda a más de 300 niños a entender el ingreso de sus hermanos en Neonatología con talleres

El Hospital La Fe ayuda a más de 300 niños a entender el ingreso de sus hermanos en Neonatología con talleres
El Hospital La Fe de Valènci ayuda a más de 300 niños a entender el ingreso de sus hermanos en Neonatología con talleres - HOSPITAL LA FE

VALÈNCIA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

Más de 300 menores han participado en los Talleres para Hermanos y Hermanas que organiza el personal de Enfermería de Neonatología del Hospital La Fe desde 2016. Se trata de un espacio, para ayudar a cada menor a entender y enfrentarse sin temor al ingreso de sus hermanos en el servicio de Neonatología

Desde sus comienzos se han realizado alrededor de 150 talleres a través de los cuales han podido conocer y experimentar el entorno y las necesidades de sus hermanos pequeños gracias a la ayuda de muñecos y de la visita al servicio de Neonatología.

Los talleres tratan de recrear, antes de la visita, en un aula del hospital, un escenario real, con una incubadora y un muñeco. El personal de enfermería explica a cada menor para qué sirven todos los cables y tubos que rodean a sus hermanos y los monitores y alarmas que luego, cuando entren en la unidad verán.

De esta forma, afirma la supervisora del Área de la Gestión Clínica del Niño/a, M.ª Isabel del Caño, "se consigue reducir el impacto y hostilidad que pueden sentir la primera vez que entran en una unidad neonatal".

En los talleres, a través de los muñecos, experimentan a la vez que juegan, lo que es una sonda, unas gafas de oxígeno o una vía venosa y así conocen las necesidades de sus hermanos. Durante todo el taller, añade Isabel del Caño, "se insiste en lo necesario que es, para cada bebé, que sus progenitores pasen tanto tiempo en el hospital. De esta forma, se minimizan las consecuencias que tiene para ellos la separación familiar".

Según comenta Del Caño "el resultado de estos talleres está siendo muy positivo y esperamos poder retomarlos en cuanto la situación de la pandemia Covid-19 lo permita. Para la Unidad lo más gratificante es la cara de ilusión y curiosidad de cada menor cuando entra a ver a su hermano o hermana, la ternura que muestran y cómo los padres y madres nos cuentan los cambios que han notado en casa. Cómo explican al resto de familiares lo que les pasa a los bebés sintiéndose realmente hermanos mayores"

En el Servicio de Neonatología, explica Isabel del Caño "se proporciona unos cuidados centrados en el desarrollo y la familia". "Entendemos a cada bebé y a su familia como una unidad receptora de cuidados. De hecho, los padres y madres son el pilar fundamental donde cada menor va a crecer y desarrollarse. Por tanto, es fundamental que sean parte activa en sus cuidados desde el primer día", agrega.

En este sentido, en el Hospital La Fe también se realizan talleres para padres y madres en los que se les ayuda a afrontar determinadas situaciones que pueden surgir en la crianza como el atragantamiento, por ejemplo.

El Hospital La Fe es centro de referencia en la Comunitat Valenciana en el control de los embarazos de riesgo que pueden devenir en un nacimiento pre-término, con diversas técnicas y tratamientos orientados tanto a retrasar el nacimiento como a prevenir secuelas de recién nacidos.

Así, el Servicio de Neonatología de La Fe atendió el año pasado a alrededor de 700 bebés prematuros, que representan al 12% de total de nacimientos en el hospital. Los bebés prematuros son aquellos que nacen antes de la semana 37 de embarazo y tiene riesgos para la salud que son proporcionales al peso y semana de nacimiento.

PRINCIPALES PATOLOGÍAS

Las principales patologías presentadas por estos recién nacidos están relacionadas con problemas respiratorios, digestivos, infecciosos, neurológicos y sensoriales.

Según la doctora Isabel Izquierdo, jefa del servicio de Neonatología de La Fe, este centro ha registrado "un aumento de la supervivencia durante las últimas décadas, al pasar de un 30% a más del 70% en bebés prematuros extremos". El motivo de este cambio viene dado por "los avances clínicos y tecnológicos que han tenido en los últimos años", ha señalado la doctora Izquierdo.

Durante el ingreso, este servicio ha implantado cuidados centrados en el desarrollo y la familia, es decir, todos los cuidados que tienen como objeto favorecer el desarrollo neurosensorial y emocional de cada bebé enfermo. Estas acciones comprenden el macroambiente (luz, ruido) y el microambiente (postura, manipulaciones, tratamiento del dolor, fisioterapia), así como intervenciones sobre la familia para facilitar su papel en el cuidado del bebé (método canguro, lactancia materna y apoyo psicológico a las familias).

Además, desde La Fe se trabaja con otras vertientes de humanización como el contacto piel con piel de cada bebé con sus padres y madres o el cuidado del ambiente de la incubadora. También, el centro organiza talleres de formación para las familias de los recién nacidos mientras están ingresados e incluso tienen previstos protocolos de cuidados paliativos para quienes no pueden salir adelante.