5 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

El Hospital de Manises mejorará su tecnología quirúrgica y aumentará un 15% la plantilla médica en 2010

VALENCIA, 22 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Hospital de Manises (Valencia) ha diseñado un plan de inversiones hasta finales de 2010 a través del cual incorporará nueva tecnología quirúrgica de alta precisión a sus instalaciones, incorporará los servicios de Cirugía Pediátrica, Neuropsicología y Psiquiatría Infantil e incrementará un 15 por ciento su plantilla médica, con el objetivo de prestar una atención "más completa" a los pacientes.

Según ha informado este jueves la Generalitat en un comunicado, el centro hospitalario potenciará hasta finales de año más de 20 áreas médicas como Anestesia, Traumatología, Urgencias, Cardiología, Cirugía Vascular, Ginecología, Oncología o Medicina Interna y servicios como Farmacia, Atención a Domicilio, Laboratorio, Rehabilitación o Radiodiagnóstico.

El gerente del hospital, Juan Lis, ha explicado que el objetivo del centro con esta inversión, que alcanza el millón y medio de euros, es "aumentar la calidad asistencial y ofertar nuevas especialidades y servicios a los pacientes del departamento de salud".

Asimismo, una parte importante de la inversión se destinará a la apertura de una sala de Hemodinámica, con tecnología de alta precisión, que posibilitará la realización de técnicas cardíacas, vasculares y de radiología intervencionista de elevada complejidad. Se prevé que esta sala llegue a realizar 1.900 procedimientos al año y alojará estudios vasculares con baja radiación, diversos tipos de cirugía cardiaca y procedimientos intervencionistas. SISTEMAS MENOS INVASIVOS

En este sentido, la Sala de Hemodinámica supone, según la Generalitat, un empuje a la actividad asistencial del servicio de Cardiología del hospital, ya que ha sido especialmente diseñada para el desarrollo de nuevas técnicas diagnósticas mínimamente invasivas sin hospitalización, como el cateterismo cardíaco (coronariografía) y la cirugía de revascularización (by-pass) y angioplastias.

Las técnicas diagnósticas que se desarrollarán en esta nueva sala permiten evaluar el estado de las arterias coronarias evitando, en muchas ocasiones, intervenciones quirúrgicas.

Según ha detallado el jefe del servicio de Cardiología del centro, Pedro Rollán, se introduce un pequeño tubo al paciente a través de la muñeca, evitando cortes y posteriores suturas, hasta el corazón y "a través de este catéter se inyecta sustancia de contraste a base de iodo con la que se visualiza el interior de las arterias, registrándose las imágenes de forma tridimensional".

Con este nuevo equipamiento, el hospital prevé incrementar la actividad del servicio y realizar anualmente cerca de 400 cateterismos y más de 200 angioplastias, así como cerca de 120 revascularizaciones. Además, se abre la puerta a la realización, a medio plazo, de cirugía cardiaca compleja, como la de reemplazo valvular.

CIRUGÍA DE ALTA PRECISIÓN

Por otra parte, la nueva dotación del área quirúrgica permitirá la realización de cirugía hepática de alta precisión para la extracción de tumores benignos y metástasis de hígado. Este tipo de intervenciones, que sólo se realiza en los grandes centros hospitalarios de la Comunitat Valenciana, podrá ahora acometerse también en Manises.

La técnica permite localizar de forma precisa vasos sanguíneos y conductos biliares mediante un dispositivo de ultrasonido, evitando hemorragias durante las operaciones. "Este tipo de cirugía permite realizar la intervención con menor morbilidad y pérdida sanguínea además de ser mucho más rápida", según ha destacado el jefe del servicio de cirugía, Rafael Alós.

El servicio de Cirugía del hospital calcula que aproximadamente un 20 por ciento de los pacientes oncológicos del centro podrán beneficiarse de esta nueva técnica que potencia la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes con metástasis en este órgano blando.