25 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

El juicio por el despido de la directiva de la EMT tras el fraude se aplaza para intentar alcanzar un acuerdo

El juicio por el despido de la directiva de la EMT tras el fraude se aplaza para intentar alcanzar un acuerdo
Ciudad de la Justicia en imagen de archivo - EUROPA PRESS - ARCHIVO

VALÈNCIA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

El juicio que estaba previsto celebrarse este lunes en un juzgado de València por el despido de la exdirectora de Administración de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) tras la estafa de cuatro millones de euros ha quedado aplazado mientras las partes intentan llegar a un acuerdo.

La vista se había fijado este lunes en el Juzgado de lo Social número 1 de la ciudad después de que hace un año se celebrase un acto de conciliación entre la empresa y la exdirectiva por el despido y no se alcanzara ningún acuerdo.

Las partes siguen negociando, con lo que el juicio se ha aplazado hasta el día 10 de diciembre. El letrado de la despedida reclama la readmisión de la misma en la empresa y el pago de una indemnización o de los salarios que ha dejado de cobrar desde que fue despedida.

En el procedimiento abierto por la estafa por la vía penal, la despedida, única investigada, declaró en el juzgado que ella era una "estafada más".

En su comparecencia se desvinculó por completo del fraude y describió los pasos que dio en el proceso en el que se efectuaron hasta ocho transferencias a los presuntos estafadores.

Aseguró en ese momento no poder recordar con qué motivo el presunto estafador --un supuesto abogado de una consultora que se le había identificado como Javier Parada-- le había pedido documentos con las firmas mancomunadas de la empresa --del gerente y de la jefa de Gestión de la empresa en la cuenta bancaria, que fueron falsificadas posteriormente para realizar la orden de pago a la entidad Caixabank y poder materializar la estafa de cuatro millones de euros a través de ocho transferencias--.

Sin embargo, consideraba que el primer envío de documentos pudo haberlo remitido porque esa persona le pidió "datos fiscales" de la EMT. La exempleada admitió que en un momento determinado sospechó y se lo trasladadó al supuesto abogado, quien le ofreció contactar con el concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, aunque ella prefirió no molestar.