26 de mayo de 2019
  • Sábado, 25 de Mayo
  • Viernes, 24 de Mayo
  • 14 de mayo de 2019

    Juzgan a cuatro empresarios por no garantizar la seguridad de un trabajador sin contrato que se lesionó talando pinos

    Juzgan a cuatro empresarios por no garantizar la seguridad de un trabajador sin contrato que se lesionó talando pinos
    EUROPA PRESS

    CASTELLÓ, 14 May. (EUROPA PRESS) -

    La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Castellón juzga a cuatro empresarios acusados de no garantizar la seguridad de un trabajador que, según el fiscal, no tenía contrato y no estaba dado de alta en la Seguridad Social y que se lesionó en un brazo mientras talaba pinos entre las localidades castellonenses de Zucaina y Montanejos.

    La víctima ha asegurado durante su declaración que una de las acusadas le pidió que no dijese que el accidente se lo había producido trabajando, sino cortando leña para él mismo.

    El fiscal solicita para los cuatro acusados dos años de prisión por un delito contra la seguridad y salud en el trabajo y un delito de lesiones por imprudencia; mientras que, además, para dos de los procesados pide cinco años de cárcel por un delito contra los derechos de los trabajadores.

    Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, una de las acusadas era administradora de una empresa domiciliada en Valencia que se dedicaba a la explotación de industria de aserradero de maderas y la venta de leñas, mientras que su hermano era el encargado de los trabajadores y quien ejercía funciones de administración de hecho.

    La mercantil adquirió unos 15.000 pinos propiedad del Ayuntamiento de Zucaina y durante 2015, y para llevar a cabo las tareas de tala de dichos pinos, subcontrató los servicios de otra empresa con domicilio en Segorbe, cuya administradora era otra de las acusadas, aunque el encargado de la misma y quien ejercía funciones de administración de hecho era su marido, también acusado.

    JORNADA DE 60 HORAS

    El ministerio público señala que para esta última empresa se encontraba trabajando la víctima, que no hablaba ni conocía el español, y fue contratado para desempeñar trabajos de cortar, trocear y talar árboles, trabajo que desempeñaba con una jornada de 60 horas semanales prestadas de lunes a domingo, sin descanso, y con un salario acordado verbalmente de entre 1.300 a 1.600 euros, en función del número de árboles talados.

    No consta, según el fiscal, que el trabajador tuviera contrato laboral ni fuera dado de alta en la Seguridad Social, por lo que tampoco recibió ningún curso de formación en materia de prevención de riesgos laborales ni se le dotó de medidas de seguridad necesarias.

    Así, el 17 de febrero de 2015, cuando el trabajador se encontraba talando árboles por cuenta de las empresas citadas entre Zucaina y Montanejos y mientras utilizaba una motosierra que carecía de cierre de seguridad, se cayó una rama que golpeó la máquina, lo que provocó que el elemento cortante impactara sobre un brazo.

    Como consecuencia de los hechos, el trabajador sufrió lesiones que tardaron en curar 576 días, 12 de ellos de hospitalización y le quedaron secuelas. Según el fiscal, la causa fundamental del accidente fue permitir que el trabajador desarrollara sus funciones utilizando una motosierra en mal estado.

    Los acusados tan sólo han querido responder a las preguntas de sus abogados. Así, el que, según el fiscal, fuera encargado de la empresa para la que trabajaba la víctima ha asegurado que él no figuraba en la misma, sino que era de su mujer, y ha aclarado que a la víctima le dijeron que no trabajara hasta que no tuviera todos los documentos en regla.

    En el mismo sentido, la mujer del anterior acusado también ha señalado que le dijo a la víctima que hasta que no tuviera contrato firmado no podría trabajar.

    Por su parte, el que, según el fiscal, ejercía de administrador del aserradero y su hermana han declarado que no sabían que la víctima trabajaba para la otra empresa.

    La víctima ha confirmado que trabajó para la empresa encargada de la tala de pinos y que no hizo ningún curso en prevención de riesgos ni se le dio el material necesario para trabajar. Así mismo, ha destacado que informó al encargado de la empresa de que la motosierra con la que se accidentó no estaba en buen estado, a lo que le respondió que podría trabajar con ella y que la llevaría a arreglar cuando pudiera.

    Además, ha explicado que la administradora de la empresa, cuando tuvo el accidente, le pidió que no dijera que éste se había producido trabajando, sino que contase que estaba cortando leña para él mismo.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en C. Valenciana