21 de noviembre de 2019
16 de octubre de 2019

El local denunciado por impedir a un padre ir al baño de mujeres a cambiar a su hijo se disculpa por el "fallo humano"

El local denunciado por impedir a un padre ir al baño de mujeres a cambiar a su hijo se disculpa por el "fallo humano"
Un padre cambiando a su hijoARCHIVO

VALÈNCIA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El restaurante de Nàquera (Valencia) denunciado por impedir a un padre ir al baño de mujeres, donde estaba situado el cambiador de bebés, a cambiar a su hijo ha pedido disculpas por lo que considera un "fallo humano en términos de comunicación". Así, afirman que el empleado "actuó de forma unilateral sin consultar a la dirección de la empresa", por lo que "se han tomado medidas correctoras por la inadecuada respuesta del empleado".

Así ha respondido el local mediante un comunicado al que ha tenido acceso Europa Press tras ser denunciado este martes por la Unión de Consumidores por un posible incumplimiento de la normativa vigente en materia de igualdad al impedir al hombre ir al baño de mujeres, donde estaba situado el cambiador de bebés, a cambiar el pañal al niño.

"Lamentamos la desafortunada situación generada por la actuación incorrecta de un empleado", han manifestado, al tiempo que han anunciado que instaurarán "medidas correctoras", como la "creación de protocolos para mejorar la atención a los clientes, especialmente en términos de igualdad".

Asimismo, se instalará otro cambiador idéntico en el cambiador de caballeros para que "no se pueda dar una circunstancia similar". Según señalan, la empresa "instaló el cambiador de bebés en el baño de señoras únicamente por un motivo de dimensiones, al ser este mas grande que el de hombres".

Al respecto, han señalado que "normalmente facilitan otro espacio de uso privado para cualquier cliente que lo necesite". "En numerosas ocasiones se ha utilizado por padres o madres para desarrollar cualquier necesidad de cambio, lactancia o para dormir a sus bebés", han indicado, al tiempo que han incidido en que "en ningún momento" consideran que "deba ser la madre la que cambie al bebé".

Así, aseguran que la empresa "actuó de forma prudente debido a la posible queja de otras mujeres que se pudiesen sentir incómodas por la presencia de un varón en el espacio para mujeres", y que "en ningún momento pretendió herir los sentimientos de ningún cliente".

"Nuestro establecimiento es lugar de encuentro de numerosas familias, somos padres y madres y facilitamos todo lo que nosotros mismos necesitamos o hemos podido necesitar. Pedimos disculpas por el daño emocional causado y actuaremos con inmediatez para reparar el daño y para crear un protocolo eficaz de igualdad en estos escenarios", han afirmado.