19 de julio de 2019
  • Jueves, 18 de Julio
  • 20 de mayo de 2014

    El metal de la Comunitat aumenta su actividad productiva un 10,7% en el primer trimestre aunque cae empleo y exportación

    Un 14,7 por ciento de las empresas encuestadas prevé reducir sus plantillas frente a un 8,8 por ciento que la aumentará

    El metal de la Comunitat aumenta su actividad productiva un 10,7% en el primer trimestre aunque cae empleo y exportación
    FEMEVAL

    VALENCIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

    El metal de la Comunitat Valenciana ha aumentado su actividad productiva un 10,7 por ciento en el primer trimestre del año, un indicador que se mantiene en positivo desde junio del año pasado. Este dato coloca al sector 3,5 puntos por encima de la media de producción española, situada en el 7,2%, según destaca el Informe de Coyuntura del sector metalmecánico de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval).

    La "leve" recuperación del metal se vislumbra también en la confianza de los empresarios que, con un 5, vuelven a dar un aprobado a la situación, ante el "buen comportamiento de la industria", en especial de la metalurgia y fabricación de productos metálicos, que ha subido su producción en un 14,1 por ciento en este primer trimestre de año.

    Según ha informado Femeval en un comunicado, las expectativas en cuanto a ventas, empleo e inversión "continúan también con su lenta tendencia al alza para el segundo trimestre de 2014, lo que denota un cambio de tendencia hacia una consolidación de la recuperación". Como contrapartida, tanto el empleo como las exportaciones han acusado un descenso de enero a marzo.

    Así, de acuerdo con sus cifras, el número de ocupados en el sector metalmecánico ha disminuido por segundo trimestre consecutivo y se ha saldado con 7.575 trabajadores menos, lo que sitúa a este indicador en niveles similares a los alcanzados a principios de 2010. Por su parte, el valor de los productos exportados ha caído por primera vez desde finales de 2012, al descender en un 2,4 por ciento respecto al mismo periodo de 2013.

    "Es evidente que el metal está mostrando signos discordantes de recuperación. Por un lado, las empresas están racionalizando sus recursos y procesos para conseguir un aumento de la productividad media de las personas ocupadas. Y por otro, están afianzando sus exportaciones, un indicador que aunque ha descendido coyunturalmente en este primer trimestre, continúa siendo el motor de crecimiento de nuestro sector", ha subrayado el presidente de Femeval, Vicente Lafuente.

    Lafuente ha exigido una "política comunitaria hasta 2019 que sitúe a la industria en el centro del escenario económico de la Unión Europea" ya que ha advertido de que, en caso contrario, "se obstaculizará aún más la recuperación, se frenará el desarrollo empresarial y seguirá suponiendo una fuerte penalización a la creación de empleo".

    Según Femeval, la mejora de la actividad productiva de enero a marzo ha permitido que el metal valenciano se coloque, este primer trimestre, 9,7 puntos por encima del dato registrado en el mismo periodo de 2013. El número de ocupados del sector ha descendido en este periodo en 7.575, y se ha cerrado el trimestre con un total de 144.300 empleos, lo que supone 7.300 personas menos que en el primer trimestre de 2013.

    30 MILLONES MENOS QUE EN 2013

    En relación a las exportaciones, el crecimiento se ha visto frenado en estos primeros meses del año al registrar un descenso del 2,4 por ciento en el valor de los productos exportados respecto al mismo periodo de 2013. La cifra de negocio ha alcanzado 1.210 millones de euros, y en términos absolutos supone cerca de 30 millones de euros menos que el año pasado.

    En este caso, las exportaciones a la zona Euro han descendido y han destacado el "excelente" ritmo exportador de países como Reino Unido, Estados Unidos y México, que han incrementado "considerablemente" sus compras al sector metalmecánico valenciano.

    FACTORES

    En la encuesta de Femeval, la debilidad de la demanda interna es el principal factor que limita la actividad, seguida de las dificultades de financiación y tesorería mientras que la morosidad y los largos plazos de pago, así como la dificultad de acceso a financiación "externa continúan siendo los principales problemas financieros que apuntan las empresas".

    Las empresas de instalaciones y reparación del automóvil denuncian, a su vez, la competencia desleal y la economía sumergida como principales problemas que acusa su actividad.

    Sobre la valoración de la situación que los empresarios hicieron de sus empresas, la mejor con un 6 la ofrece la industria, que continúa aumentando sus ventas, así como los responsables de las instalaciones que, con un 5, otorgan el primer aprobado desde enero de 2011.

    Por el contrario, el comercio del metal obtuvo un 4,5, un valor que vuelve a caer por debajo del 5 debido al descenso de ventas en este primer trimestre. La venta y reparación de automóviles muestran comportamientos diferentes al subir las ventas de vehículos frente a un "acusado" descenso de las reparaciones, lo que provoca que el indicador combinado de ventas del sector sea negativo. Su valoración se sitúa en un 4,6.

    MEJORAN LAS EXPECTATIVAS

    Según la encuesta de Femeval, todos los sectores del metal coinciden en señalar que se entra en una época con "señales dispares", motivada por una recuperación "débil y frágil que todavía no es capaz de generar empleo neto positivo". Así, las expectativas apuntan a un ligero descenso del número de ocupados, dado que un 14,7 por ciento de las empresas encuestadas prevé reducir sus plantillas frente a un 8,8 por ciento que la aumentará.

    Las previsiones reflejan también una lenta tendencia al alza de mayo a junio, con una mayoría de los encuestados que estima una situación similar a la de trimestres anteriores. Por su parte, se espera un descenso de las ventas, aunque en niveles inferiores, y las compras de la industria y el comercio del metal caen ligeramente respecto al trimestre anterior. Las expectativas de inversión mantienen la tendencia alcista de los últimos trimestres.

    Por subsectores, casi todos, excepto el comercio del metal, coinciden en que la situación va a experimentar una "ligera mejoría" de abril a junio.