24 de noviembre de 2020
12 de mayo de 2012

Miles de personas recorren el centro de Valencia bajo el lema 'Som el poble, som el 99%'

Miles de personas recorren el centro de Valencia bajo el lema 'Som el poble, som el 99%'
EUROPA PRESS

Fuentes oficiales apuntan a una participación de 4.500 personas en Valencia, 2.000 en Alicante y 800 en Castellón

VALENCIA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Miles de personas --20.000 según los organizadores, 4.000 según fuentes oficiales--, han recorrido en la tarde de este sábado el centro de Valencia en la marcha que conmemora el primer aniversario del movimiento 15M bajo el lema 'Som el poble, som el 99%' ('Somos el pueblo, somos el 99%').

La marcha ha transcurrido en un ambiente festivo hasta que, pasadas las 20.00 horas, un grupo de centenares de personas, ha irrumpido en el recinto vallado para el disparo de una 'mascletà' en la plaza del Ayuntamiento y ha destrozado los cartuchos pirotécnicos, obligando a su recogida por parte de la pirotécnica y las fuerzas de seguridad.

En Castellón y Alicante, la cifra de asistentes ha sido, según datos oficiales, de 800 y 2.000 personas, respectivamente. En las tres marchas las principales críticas se han centrado en esta ocasión en los recortes, el paro, las ayudas a la banca y la corrupción.

En Valencia, la manifestación convocada por la Asamblea 15M, Democracia Real Ya y Pobreza Cero ha partido en un ambiente lúdico --y caluroso-- a las 18.00 horas desde la plaza de San Agustín y ha proseguido por la calle San Vicente, Plaza de la Virgen, calle de la Paz, Porta de la Mar, Colón, Xàtiva y Marqués de Sotelo. El final de la marcha ha sido la plaza del Ayuntamiento, rebautizada hace un año como 'Plaça 15 de maig' e icono de los 'indignados', vallada por la preparación de una 'mascletà'.

Los asistentes han coreado consignas como "banqueros a la cárcel, políticos al paro" o "pueblo, despierta, se acabó la siesta" y otros manifestantes han dado el toque regional a la marcha con pancartas como 'Geperudeta, nosaltres també estem desamparats', en referencia a la patrona de la ciudad, mientras algunos lanzaban un irónico mensaje de esperanza al asegurar que "no hay crisis, queda dinero para Rato", en alusión al expresidente de Bankia, Rodrigo Rato.

Momentos antes del inicio de la marcha, uno de los integrantes del 15M, Salva Portillo, ha señalado ante los medios de comunicación que 363 días después del surgimiento del movimiento, sus simpatizantes siguen reivindicando "lo mismo que hace un año, ya que el panorama no ha cambiado y estamos más o menos igual o peor".

A su juicio, el balance del primer año de vida del movimiento es positivo, ya que ha conseguido que "mucha gente que nunca había salido a la calle lo ha hecho" y se ha desvinculado de partidos políticos y sindicatos.

La convocatoria esgrime cinco razones para la movilización: ni un euro más para rescatar a los bancos, por una educación y sanidad públicas y de calidad, no a la precariedad laboral y a la reforma, por una vivienda digna y garantizada, y la defensa de una renta básica universal.

Por otra parte, respecto a la posibilidad de que, como ocurriera hace un año, la manifestación culmine con una acampada, ha precisado que los convocantes tienen autorización para manifestarse hasta las 22.00 horas. "Y luego los valencianos son libres para hacer lo que quieran", ha apuntado Portillo.

A lo largo del recorrido se han sucedido diversas paradas y sentadas, en las que los manifestantes han alzado las manos al aire y han coreado al unísono "nuestras armas, estas son". Asimismo, a su paso por la sede de la Delegación del Gobierno en la Comunitat, han vuelto a parar el paso para exigir la dimisión de la delegada, Paula Sánchez de León.

INCIDENTES EN EL RECINTO DE 'MASCLETAES'

El único incidente se ha producido cuando un grupo de asistentes han derribado las vallas y han accedido al centro de la plaza, donde la pirotecnia Reyes Martí preparaba el disparo previsto para la medianoche en honor a la festividad de la Mare de Deu dels Desamparats.

Este grupo ha accedido a la zona peatonal de la plaza y, ante la impotencia de la pirotécnica, ha arrasado algunos de los materiales que estaban ya dispuestos. Finalmente, la pirotecnia y la Policía Local se han visto obligados a recoger los cartuchos, por lo que la 'mascletà' ha sido finalmente suspendida.

La pirotécnica Reyes Martí, encargada del espectáculo, ha pedido a los presentes entre llantos que la dejaran trabajar. "Dejadnos trabajar, que yo también tengo una hipoteca, este es mi trabajo", les ha espetado.

Esta irrupción se ha producido tras la polémica suscitada después de que el Ayuntamiento cambiara de ubicación la 'mascletà' nocturna con motivo de la festividad de la Mare de Deu dels Desamparats desde el viejo cauce del río Turia a la plaza del Ayuntamiento.

Antes del inicio de la manifestación, uno de los portavoces del 15M, Salva Portillo, ha mostrado ante los medios su malestar, ya que Valencia --ha subrayado-- "está llena de sitios para montar una mascletà o un castillo".

Así, ha indicado que los convocantes hicieron la solicitud del itinerario de la manifestación hace diez días y que el pasado jueves recibieron la confirmación de que la propuesta había sido recibida. Preguntado sobre si considera este cambio de ubicación del espectáculo pirotécnico como una provocación, para evitar la acampada, ha señalado que "cada uno es mayorcito para sacar sus propias conclusiones". No obstante, ha rechazado "entrar en confrontaciones" con la organización de la festividad religiosa "porque todos somos valencianos y ciudadanos".

Tras los hechos, representantes de los organizadores han manifestado que no suscriben lo ocurrido, aunque han señalado comprender las razones tras el cambio de ubicación de la 'mascletà'. A su juicio, ha sido el Ayuntamiento el culpable al haber programado el disparo en la plaza como "provocación".

El concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, ha lamentado la "barbarie" demostrada por este grupo de manifestantes y ha criticado que "se ha puesto en peligro la integridad física" de todos los presentes en la plaza. Asimismo, ha destacado que esta acción no era necesaria, dado que "había sitio de sobra" para los manifestantes sin necesidad de ocupar el recinto.