17 de febrero de 2020
6 de abril de 2010

Las nuevas normas de diseño y calidad para edificios y viviendas entran en vigor mañana

VALENCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

La nuevas normas de diseño y calidad para edificios residenciales aprobadas por el Consell entran en vigor mañana 7 de abril. La Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda ha modificado exigencias mínimas que afectan al interior de la vivienda y al conjunto del edificio, con el objetivo de incrementar la calidad de las viviendas que se construyan en la Comunitat y, en consecuencia, también la calidad de vida, bienestar y comodidad de las familias que residan en ellas, según informó hoy la Generalitat.

El vicepresidente tercero del Consell y conseller de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda, Juan Cotino, explicó al respecto que "estas nuevas normas de diseño y calidad pretenden favorecer la construcción de viviendas más funcionales y cómodas, viviendas más accesibles y que permitan una mayor movilidad y también viviendas más sostenibles".

Por ello, indicó que se ha redefinido los espacios y superficies de las estancias e incrementado los equipamientos mínimos y se establce asimismo una mayor exigencia en la instalación de ascensores y potenciamos la iluminación natural.

Al respecto, señaló que con la implantación de estas nuevas exigencias desde la Generalitat "queremos aumentar la calidad de vida de las familias de la Comunitat en un espacio tan relevante para el desarrollo personal y básico para el bienestar de los ciudadanos, como es la propia vivienda". "El aumento en la calidad de nuestras viviendas va a repercutir indudablemente en el incremento de la calidad de vida de las familias", dijo.

Desde la aprobación del Decreto y las normas que lo desarrollan, la Generalitat ha realizado cuatro jornadas informativas en los Colegios Territoriales de Arquitectos de Alicante, Castellón y Valencia, a las que han asistido alrededor de 1.000 arquitectos, para difundir las principales novedades de esta normativa.

El Decreto será de aplicación en el ámbito de la Comunitat Valenciana a las viviendas y alojamientos así como a todos los edificios destinados a uso principal de vivienda o alojamiento, para los que la licencia municipal de edificación sea solicitada desde el 7 de abril.

PRINCIPALES MODIFICACIONES

La accesibilidad y la flexibilidad en la vivienda son dos de los principales aspectos que se ven mejorados con la nueva normativa del Consell. Así, entre las novedades destaca la obligación de que los nuevos edificios residenciales con una altura de más de cuatro metros y medio desde la calle, lo que generalmente equivale a planta baja y dos pisos, dispongan de ascensor siempre que dé servicio a más de cuatro viviendas. Hasta ahora, la Generalitat obligaba a la existencia de ascensor en los edificios con planta baja y cuatro pisos o lo que es lo mismo, aquellos en los que una persona debía subir más de 12 metros de escaleras.

El Consell también incrementa la superficie mínima que debe tener el salón-comedor de una vivienda que pasa de 14 a 16 metros cuadrados. Además, la Generalitat también regula la superficie de estancias que no disponían de un mínimo obligatorio, como el comedor unitario con 8 metros cuadrados, la sala de estar separada con 9 metros cuadrados, la cocina-comedor que deberá tener 12 metros cuadrados y el baño y el aseo, cuya superficie mínima será de 3 y 1'5 metros cuadrados, respectivamente.

Otra de las aportaciones es la obligación de disponer para cada usuario de la vivienda un volumen de almacenamiento mínimo para guardar su ropa y enseres. Esta exigencia puede solventarse a través de la colocación de armarios empotrados o de la reserva de la superficie necesaria para ello. El secado de la ropa se prevé mediante diversas opciones, pero se debe evitar que se vean desde la vía pública. Además, tampoco pueden interferir con las aberturas de iluminación y ventilación de los recintos.

En los equipamientos de la cocina se establece la obligación de disponer un espacio para lavavajillas, con tomas de agua fría y caliente con desagüe y conexión eléctrica. Además, el espacio mínimo para bancada se establece en 2'5 metros de desarrollo. También se regula el equipamiento de la zona de lavadero, que debe tener un espacio para lavadora con tomas de agua fría y caliente con desagüe y conexión eléctrica.

La nueva normativa también exige una mayor iluminación natural en la vivienda como una medida para el fomento del ahorro energético en los edificios y viviendas. Anteriormente, se exigía que la superficie de la ventana fuera como mínimo del 10% de la habitación iluminada con independencia de su situación. A partir de ahora, se establecen tres tramos de superficie del 10, 15 y 18% en función de que las condiciones de luz del exterior sean más o menos favorables.

Otra de las novedades es que se elimina toda diferencia en materia de diseño y calidad entre los edificios de vivienda protegida y los de promoción libre. La total equivalencia permite que las viviendas puedan acogerse a un régimen u otro según las necesidades o posibilidades del sector. Con ello, la Generalitat complementa otras iniciativas ya adoptadas para favorecer la transformación del stock de vivienda.

Asimismo, se regula el modelo del alojamiento, una nueva tipología de edificación residencial que combina espacios privados (la propia vivienda) y servicios compartidos y comunes (zonas de estar, lavaderos, etc) que fomentan las relaciones sociales y el ahorro.

También se aumenta el hueco libre mínimo que debe existir en las puertas de paso y se es más exigente en el estrangulamiento máximo de los pasillos. Los pasillos y escaleras en la vivienda se dimensionan para mejor accesibilidad y seguridad de uso. Asimismo, la normativa concreta los requisitos que debe cumplir una vivienda para considerarse adaptada.

En cuanto al diseño de los aparcamientos, se mejoran las condiciones en cuestiones de maniobrabilidad y distribución interior, según la situación de las plazas. También se incorporan novedades como la plaza para motocicletas y los montacargas para coches.

La ventilación en los edificios se flexibiliza permitiendo que en determinados edificios la ventilación de escaleras pueda ser natural o mediante conductos independientes según se establece en el Código Técnico de la Edificación. Esta medida introduce una significativa flexibilidad en el diseño de edificios.