29 de febrero de 2020
24 de enero de 2014

El Observatorio Justicia y Defensa Animal denuncia la utilización de ratas en unas fiestas de El Puig

VALENCIA, 24 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Observatorio Justicia y Defensa Animal ha remitido este viernes un escrito al Seprona de la Guardia Civil alertando de la posibilidad de que este domingo, en las fiestas de Sant Pere Nolasc de la localidad valenciana de El Puig, "se vuelva a vulnerar la legislación vigente" utilizando ratas vivas o muertas para lanzarlas al público y contra las paredes, en la denominada 'batalla de ratas'.

Según ha indicado la entidad en un comunicado, la utilización de animales vivos o muertos podría constituir un hecho delictivo perseguido penalmente, y puede conllevar la condena de hasta un año de cárcel para los infractores.

La denominada 'batalla de ratas' es una celebración que tiene lugar en El Puig y en la que pequeños roedores son encerrados en cucañas junto a golosinas y chucherías, o son directamente lanzados entre el público asistente, ha explicado.

La fiesta, ha continuado la asociación, consiste en que, una vez rota a palos la cucaña, los animales caen al suelo, donde son perseguidos y atrapados para ser lanzados una y otra vez contra el público, el suelo, las paredes o los balcones, propiciando no sólo un espectáculo grotesco sino de extrema violencia en el que, por mera diversión macabra, mueren, durante o para la ocasión, varios animales.

El Observatorio Justicia y Defensa Animal, como parte de su labor, vela por el estricto cumplimiento de la legalidad en los festejos populares que siguen usando animales, para lo que puso en marcha la campaña 'Fiestas sí, pero sin animales'.

En el marco de esta campaña, y a raíz de anteriores denuncias, ha asegurado que consiguió que el Ayuntamiento no autorizara que se introdujeran roedores en las cucañas, y se ha congratulado de que esta misma semana el propio consistorio de El Puig haya anunciado su compromiso de prohibir el uso de los roedores.

No obstante, y dado que esta misma prohibición ya se había anunciado en la edición pasada "y aun así se lanzaron animales desde el público", la asociación ha solicitado al Seprona que "vigile muy de cerca" la celebración de la fiesta e identifique a cualquier persona que lance roedores "al objeto de depurar las responsabilidades penales o administrativas a que diera lugar el lanzamiento de animales, resultando indiferente a la hora de determinar responsabilidades que se haya matado a los animales antes o durante la celebración de la fiesta".

"ESPECTÁCULO INCONCEBIBLE EN EL SIGLO XXI"

A juicio del Observatorio, matar animales para lanzarlos o que mueran mientras son lanzados, además de ser contrario al Ordenamiento Jurídico, supone "un espectáculo innecesario de violencia hacia los animales que resulta inconcebible en pleno siglo XXI".

Asimismo, ha destacado que "para mayor gravedad", los lanzamientos de ratas son presenciados por numerosos menores de edad, a los que considera que "hay que proteger especialmente frente a toda exaltación de la violencia, sea ejercida tanto hacia personas como hacia otros seres vivos".