23 de enero de 2021
23 de noviembre de 2020

La oposición critica el "cúmulo de despropósitos" de la "bochornosa" Ley Celáa y presentará mociones en contra

La oposición critica el "cúmulo de despropósitos" de la "bochornosa" Ley Celáa y presentará mociones en contra
Protesta de colegios concertados en València contra la reforma educativa - ROBER SOLSONA/EUROPA PRESS

El PSPV les acusa de agitar "polémicas artificiales" y Compromís cree que "mienten" porque "no tienen argumentos"

VALÈNCIA, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los tres partidos de la oposición en Les Corts (PP, Ciudadanos y Vox) han anunciado acciones desde los ayuntamientos, el parlamento y ante los tribunales contra el "cúmulo de despropósitos" de la conocida como Ley Celaá, que han calificado de "bochornosa" y que consideran que acarrea un "recorte de derechos".

Así se han pronunciado el síndic de Cs, Toni Cantó; la portavoz adjunta de Vox, Llanos Massó, y el diputado del PP José Císcar al hilo de las protestas de este domingo en toda España contra la Ley Orgánica de Mejora de la Ley Orgánica de Educación (Lomloe, conocida como Ley Celaá en referencia a la ministra).

Desde el PP, Císcar ha asegurado que la formación "seguirá siendo el muro de contención" contra esta normativa y ha lamentado que "muchos aspectos de esta ley ya se venían aplicando" en la Comunitat Valenciana. Así, ha anunciado que presentarán iniciativas en los ayuntamientos y una Proposición no de Ley en Corts.

También ha apuntado que, de llegar al Gobierno el PP en España, sería "una de las primeras leyes a derogar", y ha indicado que el PP presentará un recurso de inconstitucionalidad a la normativa y la llevarán a Europa porque consideran que incluye un "recorte de derechos".

De hecho, los 'populares' están llevando a cabo una recogida de firmas en contra de esta ley, a la que ha acudido el presidente del PP en la provincia de Valencia, Vicente Mompó. Allí ha manifestado que "la educación es la base de cualquier sociedad avanzada y debe estar libre de injerencias ideológicas y sectarismos como los que se recogen en esta ley".

"DICTADA POR PODEMOS Y EL NACIONALISMO"

Por su parte, Cantó, que se ha reunido este lunes con la Federación de Centros de Enseñanza de Valencia (Feceval), ha calificado de "bochornosa" la ley y ha asegurado que "está dictada directamente por Podemos y el nacionalismo". Así, ha criticado que "ataca al español" y a la "libertad de los padres de elegir la educación de sus hijos", así como a los "más débiles entre los débiles", en referencia a la educación especial.

Desde Ciudadanos han insistido en que quieren "que se consulte a los padres en qué lengua quieren que se eduquen sus hijos". Así lo ha explicado el diputado Carlos Gracia, que ha criticado que esta normativa nace "sin consenso" y ha considerado que es una "enmienda a la totalidad" a los artículos 3 y 27 de la Constitución.

Además, ha explicado que "hace unos días Cs presentó, tanto en el Congreso de los Diputados como en el Parlamento valenciano, una iniciativa para blindar el carácter vehicular del español en la educación, porque lo contrario atenta contra la misma Constitución".

Por parte de Vox, su portavoz adjunta Llanos Massó, ha criticado que la ley es un "recorte hacia las libertades de las familias como hacía mucho tiempo que no conocíamos" y ha criticado que es un "ataque claro al español".

"Aunque aquí, como dijo el conseller Marzà y por una vez estoy de acuerdo con él, no vamos a notar ninguna diferencia con lo que ha habido hasta ahora ya que el castellano está prácticamente desaparecido de las aulas", ha aseverado.

"POLÉMICA ARTIFICIAL"

Por su parte, el portavoz adjunto del PSPV, José Muñoz, ha criticado las "polémicas artificiales" que se han generado al respecto de la Ley Celáa. Muñoz ha defendido que es una "buena ley" que "va a revertir las desigualdades que generó la Ley Wert".

En este sentido, ha asegurado que "garantiza la igualdad de todos en la educación" porque se corrigen "situaciones injustas que afectaban a las rentas medias y bajas" que, a su juicio, produjo la ley Wert. Por ello, ha defendido que se vuelve a "garantizar el principio de igualdad de oportunidades en educación".

En la misma línea se ha expresado la diputada de Compromís Papi Robles, para quien "estamos en una situación en la que, como algunos no tienen argumentos, mienten literalmente sobre esta ley", y ha remarcado que "no se va a cerrar la educación especial".

Desde Compromís han destacado dos puntos de vista de esta ley: "Uno que recupera algunos derechos que estaban en las leyes anteriores y que Wert tumbó de manera directa sin participación" como la "recuperación de competencias para las autonomías o la mayor capacidad de decisión de los consejos escolares", y por otro lado, ha considerado que la "trayectoria de la educación" en la Comunitat Valenciana se ve "reforzada" con esta ley.