15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • 19 de septiembre de 2009

    Pérez Fenoll dice que la moción se basa en "mentiras" y que las elecciones "podrán a cada uno en su sitio"

    ALICANTE, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El alcalde de Benidorm (Alicante), el popular Manuel Pérez Fenoll, destaca en una carta dirigida a los ciudadanos de la localidad que la moción de censura contra él presentada por el edil tránsfuga, José Bañuls, y los doce concejales socialistas "se ha cimentado en una base de mentiras", y auguró que las próximas elecciones municipales que se celebrarán en 2011 "pondrán a cada uno en su sitio".

    En la misiva, remitida a los medios de comunicación, Pérez Fenoll subraya que la "crisis municipal" que existe en Benidorm la han provocado "el concejal tránsfuga y los concejales del partido socialista". "No hay otros culpables", señala.

    En opinión del primer edil, la moción de censura presentada en el municipio "se ha cimentado sobre una base de mentiras repetidas hasta la saciedad y de forma reiterada por los portavoces del PSOE y por el propio tránsfuga", y precisa que la primera de ellas se refiere a "las causas que empujaron a José Bañuls a abandonar el PP".

    Al respecto, asegura que "no es cierto que José Bañuls fuera aislado o ninguneado, ni por mí ni por el equipo de gobierno, durante estos dos años de mandato", sino "todo lo contrario". Así, dice que Bañuls "ha disfrutado durante todo este tiempo de un trato más que correcto por parte de los que hasta hace poco fuimos sus compañeros, con las discrepancias propias de todo trabajo en equipo", pero indica que "fueron ciertamente pocas y sin perder nunca la perspectiva de que lo importante era trabajar por los ciudadanos de Benidorm".

    El alcalde de Benidorm incide en que el edil tránsfuga, antes de abandonar las filas populares, "tuvo a su alcance los medios materiales y humanos, como cualquier otro concejal, para gestionar sus áreas, si no más, y actuó con total independencia, sin interferencias de ningún tipo y, muchas veces, sin consultar conmigo o con el resto de sus compañeros. Pero, al parecer, Bañuls tenía una estrategia trazada".

    "Bañuls sabe mejor que nadie que ha tenido mi mano tendida y la puerta de mi despacho abierta desde el primer día y, fuera cual fuera su actitud, no me he cansado de tender puentes hacia él para reconducir la situación desde que decidió desaparecer para tomarse unos días de reflexión", destaca Pérez Fenoll en la carta.

    No obstante, critica que José Bañuls "aprovechó" la presencia del alcalde en Madrid, donde participó en un acto de promoción de Benidorm, para anunciar su baja en el PP. "Son incontables los mensajes que dejé en su teléfono móvil en aquellas horas. Nunca contestó a mis llamadas. Luego, en las pocas reuniones que accedió a tener conmigo en compañía de su abogado, se limitó, ahora lo he comprobado, a ganar tiempo. Nunca concretó sus exigencias, ni me expuso su lista de agravios. Quería ayudarle, pero no me dejó", comenta.

    "OSCUROS INTERESES" DE BAÑULS

    El alcalde asegura que desconoce "los oscuros e inconfesables intereses que le han movido, pero de una cosa puede estar seguro todo el mundo, Bañuls nunca quiso que las cosas volvieran a su cauce anterior, ni abriendo un periodo de negociación". Sin embargo, indica que con los socialistas "sí lo ha hecho y son ellos los que tendrán que explicar sus pactos secretos a los ciudadanos, ahora y en 2011, cuando el pueblo de Benidorm, con el voto en la mano, vuelva a poner a cada uno en su sitio".

    Asimismo, Manuel Pérez Fenoll hace hincapié en que "todo el mundo sabe que los argumentos de ingobernabilidad y de parálisis municipal, no son más que una sarta de mentiras para justificar su asalto al poder que los votantes les negaron en las urnas".

    Por otra parte, el alcalde asegura que cree en la democracia y destaca que al día siguiente del próximo 22 septiembre "las mujeres y hombres del gobierno del Partido Popular saldremos a la calle con la cabeza bien alta porque hemos gobernado con honradez, con eficacia y anteponiendo siempre el interés general de Benidorm al interés particular".

    Finalmente, en la carta, muestra su "gratitud hacia cuantos han hecho posible aplicar esos principios y valores desde el gobierno y la Alcaldía de Benidorm". "Un pueblo y una Alcaldía que, para mí, al contrario que para otros, no tienen precio", concluye.