24 de octubre de 2020
21 de septiembre de 2020

Un plan de recuperación de 21.000 millones, medidas sanitarias y unidad, claves del discurso de Puig

Un plan de recuperación de 21.000 millones, medidas sanitarias y unidad, claves del discurso de Puig
El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig - ROBER SOLSONA - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 21 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Estrategia Valenciana de Recuperación con 410 proyectos para el periodo 2021-2027 y con una inversión de 21.134 millones de euros, medidas sanitarias como más consultas por la tarde o un nuevo Servicio Valenciano de Salud, así como la llamada a la unidad y al acuerdo para hacer frente a la crisis actual y el planteamiento de reivindicaciones ya tradicionales como una financiación autonómica justa han sido las claves del discurso del 'president' de la Generalitat en el Debate de Política General.

Ximo Puig ha comenzado su intervención, que ha durado 1 hora y 22 minutos, destacando que este es "probablemente el momento más complicado" que ha tocado vivir por la pandemia de Covid-19 y ha lanzado un recuerdo a las víctimas del virus.

Ha repasado algunas de las medidas puestas en marcha desde 2015, que han hecho que la fotografía actual de la Comunitat no sea "más oscura" hoy día y ha dado las gracias a los miembros del Consell y a los diputados que lo sustentan por el "trabajo compartido".

Tras poner en valor la gestión realizada hasta principios de este año, ha asegurado que "esa era la foto en color, siempre mejorable, cuando llegó la pandemia", que ha hecho que "pierda color" como en todas las partes del mundo. A su juicio, el drama de la Covid-19 habría sido "aún más grave sin partir de esa situación de fortaleza" y también "sin la respuesta decidida y colectiva" que se ha dado con la gestión de la crisis sanitaria.

Respecto a esa gestión de la pandemia, ha recordado algunas acciones llevadas a cabo como los aviones cargados con material sanitario de la denominada Operación Ruta de la Seda que han permitido conseguir más de 1.000 toneladas de productos y tener reservas suficientes para los próximos seis meses.

También ha aludido al incremento de personal sanitario, con más de 10.000 trabajadores extra, el haber duplicado la capacidad hospitalaria hasta las 19.000 camas o el incremento de plazas UCI hasta 1.200.

Y ha anunciado cuatro nuevas medidas: se prorrogarán seis meses más los contratos realizados durante la pandemia, habrá más consultas abiertas por las tardes en los centros de salud, antes de que acabe el año los trabajadores sanitarios y sociosanitarios de residencias públicas que están trabajando contra el virus recibirán una paga adicional como reconocimiento y se reformará la arquitectura de la sanidad valenciana con un nuevo Servicio Valenciano de Salud.

Puig ha afirmado que pese a los datos al alza la Comunitat Valenciana es la que tiene menor incidencia en la actualidad y ha dado las gracias a la ciudadanía, mostrando una imagen con las calles vacías durante el confinamiento: "Esta es la única foto que importa. No va contra nadie, habla bien de las personas, es una foto para el orgullo colectivo".

En el plano económico, ha repasado también las medidas puestas en marcha para amortiguar los efectos de la pandemia y poder "salvar familias, salvar trabajos y salvar empresas". Y ha destacado que de esta situación hay que aprender una lección, que la innovación "nos ha salvado y nos está salvando vidas".

"DEVOLVER EL COLOR" A LAS FOTOGRAFÍAS

Ahora, ha sostenido Puig, es momento de "devolverle el color" a la fotografía de la Comunitat, que "debe resurgir de las cenizas de la pandemia". "Es el momento de levantarnos. Mientras seguimos protegiéndonos del virus e intensificamos el rescate social, debemos acelerar la reactivación", ha incidido.

Con la base de los acuerdos logrados con agentes sociales, diputaciones y también en Les Corts para esa recuperación, ha indicado, ya están marcadas las directrices para el diseño de la Comunitat Valenciana post-pandemia. Y en ese contexto, ha pedido que esos pactos no sean un punto y final en sí mismos, apelando a la oposición a que se mantenga en el camino de la unidad.

En este punto ha comenzado a desgranar la Estrategia Valenciana para la Recuperación, un plan con 410 proyectos planificados hasta 2027 con un presupuesto de 21.134 millones de euros y con la mirada puesta en el fondo de recuperación europeo, de los que se ha detenido en explicar una veintena de acciones.

"Proponemos proyectos viables, sólidos, concretos, prácticos y ejecutables", ha aseverado Puig, y se alinean con los objetivos que marca Bruselas para sus fondos.

20 PROYECTOS

Entre ellos están un plan para la construcción y mejora de infraestructuras de servicios sociales, como residencias y otros centros (510 millones de inversión), así como un plan para la dignificación del parque público de viviendas y otro de ayudas para la rehabilitación del parque privado de inmuebles (504 millones).

También figuran un pan de construcción, ampliación y reforma de centros sanitarios de atención primaria y hospitales (874 millones), un plan de infraestructuras judiciales que contempla nuevos juzgados y más personal (197 millones) y la creación de una Red de Centros de
Excelencia de Formación Profesional (322 millones).

Un proyecto para salvar l'Albufera de València (240 millones), un pacto por los bosques y contra la despoblación (144 millones), el Plan Vega Renhace (500 millones) o una intervención integral en la gestión de las aguas residuales (1.229 millones) son otras de las actuaciones previstas.

Asimismo, esa estrategia propone una segunda revolución modernizadora del sistema de regadío valenciano (197 millones) --punto en que Puig ha reiterado el "irrenunciable compromiso" con el
post-trasvase del Júcar-Vinalopó--, así como el impulso del hidrógeno verde para la descarbonización de la industria termointensiva como la cerámica (267 millones).

Impulsar nuevos sectores tecnológicos (50 millones), desplegar la estrategia de Inteligencia Artificial (90 millones), crear un polo económico en el aeropuerto de Castellón (105 millones), un plan para la recuperación del turismo con un Bono Viatge para los valencianos (196 millones) o el desarrollo de Parc Sagunt II (277 millones) son otras de las acciones.

Asimismo, Puig ha avanzado la ampliación de líneas de FGV (640 millones), nuevos instrumentos financieros a través del IVF para apoyar a las empresas (405 millones), el impulso de la gigafactoría de baterías de litio en la Comunitat (10 millones) y el desarrollo de una red de electrogasolineras (35 millones) completan la estrategia.

Un año más, el 'president' ha vuelto a reclamar que se pise "el acelerador" del Corredor Mediterráneo y ha propuesto 19 acciones concretas en esta infraestructura que supondrían una inversión estatal de 1.067 millones de euros.

Según ha anunciado Puig, este mismo lunes una representación del Consell está en Moncloa para dar a conocer estos proyectos e "influir desde la mirada valenciana en el diseño del Plan Nacional
que España empieza, este mes de octubre, a negociar con la Comisión Europea".

También ha aludido a la necesidad de abordar retos "olvidados" por la pandemia: el feminismo, la precariedad laboral, la emergencia climática o la pobreza infantil. Además, se ha referido a la cultura y ha anunciado un plan de reactivación dotado con 25 millones de euros.

MODELO TERRITORIAL Y FINANCIACIÓN

Por otra parte, en el plano político Puig ha reivindicado un sistema de financiación justo, que seguirá exigiendo "gobierne quien gobierne", así como un fondo de nivelación de 1.336 millones para la región.

También ha defendido una reforma del modelo territorial "que supere la barrera simbólica de la M-30" y que vaya más allá de identidades o banderas y encaminado a la igualdad desde la singularidad para evitar una recuperación "a diferentes velocidades" y ha vuelto a criticar el 'dumping fiscal' de Madrid.

Para concluir, el 'president' se ha dirigido a la oposición para pedirles que no se aparten del camino del acuerdo: "Nos salvamos juntos o nos hundimos separados".