22 de enero de 2021
5 de diciembre de 2020

La Policía de Alicante impone 29 denuncias por desobediencia y disuelve dos botellones y cuatro fiestas en viviendas

La Policía de Alicante impone 29 denuncias por desobediencia y disuelve dos botellones y cuatro fiestas en viviendas
Control de la Policía Local de Alicante - AYUNTAMIENTO DE ALICANTE

ALICANTE, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Policía Local de Alicante ha impuesto durante la pasada noche un total de 29 denuncias por incumplir el estado de alarma, ha disuelto dos botellones y cuatro fiestas en viviendas y ha sancionado a un local por mantener la música después del cierre.

Los agentes de las unidades Fox y del servicio Nocturno de la Policía han intervenido para desalojar a dos grupos de jóvenes que estaban realizando botellón en la calle Dafne y en el Parque de La Ereta y han denunciado a nueve personas por consumir alcohol en la vía pública.

Asimismo, la Policía Local ha montado un control de tráfico en la avenida de Juan Bautista Lafora en el que se han inspeccionado un total de 20 vehículos y levantado 15 actas por incumplimiento del toque de queda, al no justificar los conductores y ocupantes los motivos de sus desplazamientos, ha informado el consistorio en un comunicado.

En dicho control, tres conductores han sido denunciados por conducir con una tasa de alcohol superior a la reglamentariamente establecida, instruyéndose en un caso diligencias por un delito contra la seguridad vial y dos denuncias administrativas.

Paralelamente, durante la pasada noche, los agentes han denunciado y disuelto cuatro fiestas en viviendas con ruido y molestias. Además, en el dispositivo desplegado en la ciudad se han impuesto cinco denuncias más a personas por incumplimiento del toque de queda y una por no llevar la mascarilla en vía pública. Los hechos han tenido lugar en calle Baronía de Polop y Pintor Xavier Soler.

Por otro lado, los agentes policiales han denunciado a un establecimiento de la avenida de Pintor Xavier Soler por mantener la música después del cierre del local.

La Policía Local ha desplegado un amplio dispositivo de vigilancia y disciplina de tráfico, con la realización de diversos controles de alcoholemia. En este sentido, sobre las 23.00 horas, en la calle Diputado Joaquín Galán Ruiz, una patrulla de Policía Local ha interceptado un vehículo que circulaba a gran velocidad.

Los agentes han identificado al conductor, un varón de 42 años, y han verificado que carecía de permiso de conducir, por lo que se han instruido las preceptivas diligencias judiciales por conducir careciendo de autorización administrativa. Al hombre que le constaban varios antecedentes por estos mismos hechos. Según el artículo 384 del código penal, la tipificación de esta conducta puede conllevar una pena de prisión de tres a seis meses.

Asimismo, la Unidad del servicio Nocturno y de Atestados e Investigación de Accidentes ha intervenido en dos accidentes de circulación, en la calle Casiopea en el que se ha visto implicado un taxi y en la Rambla Méndez Núñez, un alcance en el que una conductora ha dado positivo en las pruebas de alcoholemia, por lo que ha sido denunciada administrativamente.

En la avenida San Sebastián con Benidorm, la Policía ha interceptado un conductor de un turismo, que se ha sometido al test de drogas y ha arrojado un resultado positivo, por lo que se ha procedido a la retirada al depósito municipal del vehículo.

La Policía de Alicante también ha acudido a las 00.50 horas a una zona campa en La Cañada de Fenollar donde se ha declarado un incendio al arder una motocicleta. Los bomberos del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento se han desplazado junto con otra dotación del Consorcio Provincial y han procedido a su extinción, sin tener que lamentar heridos. La motocicleta ha quedado dañada.

Por último, durante la pasada noche los agentes policiales han auxiliado a un ciudadano en la calle Lorenzo Carbonell. En un primero momento, el varón ha sido asistido por la Policía Local y después por los servicios sanitarios, tras sufrir un ataque epiléptico en plena calle, por lo que ha sido necesario su traslado por una ambulancia hasta un centro hospitalario.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha destacado" el comportamiento de la mayoría de ciudadanos" y ha pedido "limitar al máximo las reuniones en lugares cerrados para evitar contagios estas Navidades".

El edil ha vuelto a realizar un llamamiento "a la conciencia y responsabilidad individual por el bien de la salud de todos". "Tenemos la obligación de extremar las medidas preventivas de seguridad, mantener las distancias sociales, usar mascarillas y la higiene sanitaria", ha agregado.

Para leer más