4 de diciembre de 2020
30 de septiembre de 2006

El PPCV dice que en los PGE no hay "ni un euro" para la America's Cup y el Palau de les Arts recibirá menos que el Liceo

Costa afirma que la Comunitat recibe en los Presupuestos del Estado 396 millones de euros menos que la media estatal

VALENCIA, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario regional del PPCV, Ricardo Costa, aseguró hoy que en los Presupuestos generales del Estado (PGE) no hay "ni un euro" para la America's Cup, y criticó que el Palau de les Arts "recibirá 10 veces menos que el Liceo de Barcelona". Este hecho demuestra, dijo, que la Comunitat le importa al ministro de Economía, Pedro Solbes, al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero y al secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, "diez veces menos que cualquier otra comunidad".

Costa realizó estas declaraciones durante su intervención en una rueda de prensa en la que valoraba los PGE previstos para 2007. Al acto también asistieron el conseller de Economía, Gerardo Camps, y el conseller de Infraestructuras, José Ramón García Antón.

Al respecto, Costa lamentó que la Comunitat recibe en los Presupuestos del Estado 396 millones de euros menos que la media estatal. De esta forma, recordó que "haciendo caso" al delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, "de que en la Comunitat la inversión media per cápita es de 392 euros, cada valenciano recibe, aproximadamente, 90 euros menos que la media".

Explicó que "si la inversión total en España para 2007 es de 21.129 millones de euros, supone que a cada ciudadano español le corresponde una inversión media per cápita de 480 euros", al tiempo que aseveró que el año pasado "ya denunciábamos que en la Comunitat, en los PGE, se invertían 300 millones de euros menos que la media estatal, de modo que ahora, no solamente ha aumentado la brecha, sino que además, el Ejecutivo socialista ha incrementado casi 100 millones nuestras diferencias con respecto a España".

Por su parte, el conseller de Infraestructuras y Transporte, José Ramón García Antón, criticó la "falta de voluntad" del Ejecutivo central para terminar las obras en aeropuertos. De esta forma, consideró "lamentable" que el Gobierno central "no ponga todo el énfasis" para que las obras de los aeropuertos estén finalizadas en 2007.

Con todo, criticó que las obras en el aeropuerto alicantino del Altet "se retrasen de manera indefinida y no se tome en serio en los Presupuestos Generales del Estado", cuando, según indicó, "recibe nueve millones de pasajeros y sufre los fines de semana y los días puntuales unos atascos terribles".

Por otra parte, indicó que las inversiones del Ministerio de Fomento y sus empresas en 2007 para la Comunitat descienden un seis por ciento respecto al presupuesto de 2005. De esta forma, aseguró que se destinan 372 millones menos que en 2006, mientras que para el conjunto de España destina un 33 por ciento.

Aseguró que la media de diferencia de las inversiones entre 2005 y 2007 se reduce en casi 990 millones de euros, lo que significa una disminución del ocho por ciento, que, unido a la subida del IPC en un siete por ciento, la reducción de los presupuestos se sitúa en un 15 por ciento.

En cuanto al transporte, la inversión en ferrocarriles disminuye un dos por ciento, mientras que solo dos comunidades autónomas sufren la disminución de las inversiones, que son Asturias y la Comunitat Valenciana. Aseguró que en la actualidad, Alicante y Valencia reciben 318 millones, lo que supone 100 millones menos de los que debería percibir, al tiempo que subrayó que no se invierte nada en el AVE.

Puntualizó que la inversión en carreteras crece, colocándose a la altura del presupuesto de 2004, por lo que aseguró que "el protocolo continua desarrollándose pero no al ritmo en el que se encuentra, puesto que hay obras sin ejecutar todavía", y apunto que la inversión en los aeropuertos se reduce en un 33 por ciento.

Por otro lado, criticó que el incremento en un 15 por ciento del presupuesto del Ministerio de Medio Ambiente es un "fraude", puesto que "no se puede ejecutar", apostillo. Asimismo, criticó el abandono del agua en los PGE.

Por su parte, el conseller de Economía, Hacienda y Empleo, Gerardo Camps, aseguró que "la reducción en la inversión pública para la Comunitat Valenciana limita su crecimiento". De esta forma, calificó los PGE de "irresponsablemente expansivos y claramente insolidarios para la Comunitat".

INFLACION Y DEFICIT EXTERIOR

En su opinión, "ahondan en los tres grandes desequilibrios que posee en la actualidad la economía española, como son más inflación, mayor déficit exterior, además de continuar disminuyendo la coproductividad".

Señaló que la inflación media en el último año fue del 3,7 por ciento, según datos del Banco de España, frente al 3,3 por ciento del periodo anterior. Además, indicó que se supera en un punto la inflación con respecto a la de la Eurozona, por lo que, a su juicio, "lo último que se debe hacer es una política económica expansiva que acentuará las tensiones inflacionistas que se sufren desde 2004".

Afirmó que "el aumento descontrolado de precios traerá mayor problemática en el déficit exterior de la Comunitat, de tal forma que el tejido productivo será la exportación en gran parte de su competitividad".

Señaló que los PGE "confirman que se rompe la solidaridad territorial y que se trata de forma injusta a la Comunitat Valenciana". Con todo, consideró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Solbes, "han acabado con los PGE consagrando que en España existan ciudadanos de primera y de segunda división", una categoría en la que, a su juicio, "se quiere situar a los valencianos".

Indicó que, según los PGE, el total de la inversión estatal de la Comunitat "será de 8,9 por ciento frente al nueve por ciento del pasado año". En relación con este asunto, recordó que Zapatero prometió durante una reunión con el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, que las inversiones para la autonomía valenciana crecerían de forma paulatina durante la legislatura hasta alcanzar el 10 por ciento del total de la inversión publica estatal.

En este sentido, consideró que "la política de inversión en el sector publico del Ejecutivo central en la Comunitat es la de una política del cangrejo, que va hacia detrás en vez de cumplir con su palabra".