14 de agosto de 2020
6 de julio de 2020

Profesores asociados exigen a Castells "dignidad" para reconocer la "precariedad" que sufren y su "inmensa aportación"

Profesores asociados exigen a Castells "dignidad" para reconocer la "precariedad" que sufren y su "inmensa aportación"
El ministro de Universidades, Manuel Castells, con mascarilla, - RICARDO RUBIO - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Asociación del Profesorado Asociado de las Universidades Públicas ha dirigido un escrito al ministro Manuel Castells en el que le exige "dignidad". "La dignidad de reconocer en serio el fraude de ley, la precariedad y la inmensa aportación que el PDI Asociado ha hecho y continúa haciendo a las universidades públicas".

Este colectivo docente remite el escrito al ministro de Universidades después de que haya trascendido el borrador de lo que será el estatuto del PDI Universitario.

"El PDI Asociado anhelaba con entusiasmo dicho documento porque tenía la esperanza de que un gobierno progresista, el primero de coalición entre partidos autoproclamados de izquierdas de nuestra actual democracia, diera una justa solución al conflicto laboral creado a lo largo de los años por las diversas administraciones que han regido el devenir universitario, un conflicto laboral acrecentado ante una preocupante impasibilidad de los principales actores del sistema universitario", aseguran.

Sin embargo, muestran "decepción" con el borrador porque, según recalcan, "no reconoce el fraude de ley sistemático que ha persistido durante años; ni siquiera parece ofrecer la más mínima solución a ninguno de nuestros problemas principales: el salario, la promoción y la estabilización".

"Parece, en cambio, haber más obsesión por atraer el siempre aludido talento estrella que está allende nuestras fronteras. ¡Vaya!, que estamos en los mismos tópicos de la España de siempre", lamentan.

"Y es que, esté quien esté en los gobiernos y en las universidades, --prosiguen-- tan excelentes ellos y ellas, siguen sin convencerse de que ya cuentan con un capital humano excelente, un conjunto de docentes con experiencia en el mundo laboral y también en la investigación, (que no es lo mismo que la indexación), un profesorado que ha bregado con humildad y con efectividad en los más duros momentos de la historia reciente de nuestra universidad y nuestra sociedad".

Se trata de un PDI Asociado, defienden, "que ha hecho penetrar en la aislada burbuja universitaria dinámicas enriquecedoras de la sociedad real y, al tiempo, ha devuelto a la sociedad elementos del mundo universitario que no salían nunca de su burbuja".

Opinan que esta recíproca permeabilización sí tendría que ser un objetivo fundamental para todos, y la solución ya está más que estructurada y, por todo ello, les produce "una enorme perplejidad cuando el documento habla de la nueva figura del Profesional Asociado", su equivalente.

En este sentido, manifiestan que, "no solo se nos rebajan las horas de docencia, sino que además se otorga un salario accesorio, en la sempiterna idea de que el colectivo PDI Asociado seguirá in aeternum como un accesorio de usar y tirar: ¿proponen realmente aumentar nuestra precariedad o es que se trata de una broma de mal gusto y de humor negro? Esta parece que es la forma en la que el documento reconoce nuestro esfuerzo y nuestra insustituible contribución a una universidad más socializada y a una sociedad más universitaria".

En esta línea, hacen notar que el PDI Asociado "no es un apéndice externo y versátil al que dar lo que sobra, al que utilizar para reducir el horario del funcionariado, al que tirar a la calle de manera indigna, contra la ley y por causas peregrinas, a veces por vendettas personales, o familiares, y en ocasiones por decisiones meramente cortijeras".

Por estas razones, "la Asociación del Profesorado Asociado de las Universidades Públicas exige al ministro y al sistema universitario dignidad, la dignidad de reconocer en serio el fraude de ley, la precariedad y la inmensa aportación que el PDI Asociado ha hecho y continúa haciendo a las universidades públicas; una aportación ilusionada y de calidad, como bien indican las encuestas del estudiantado, encuestas que no se conocen porque no se hacen públicas".

UNA SOLUCIÓN ESCRITA

Igualmente, la asociación solicita al ministro "la dignidad de ofrecer una solución escrita, al margen de los inciertos y siempre equívocos titulares de prensa, una solución que concrete cómo dejaremos de tener un salario basura y cómo podremos entretejer una relación laboral estable y digna en el nuevo marco legislativo universitario, para que nuestra valiosa e insustituible aportación no se pierda en la nada".

"Y, por supuesto, la dignidad laboral, salarial y personal de que los nuevos profesionales asociados no sean un caprichito accesorio de usar y tirar: eso ya lo hemos tenido durante años y lo seguimos teniendo".

"Señor ministro, luche usted con inteligente progresismo contra la estúpida precariedad neoliberal; no ceda a la facilona tentación de fulminar a los precarios, eso ya lo hacen muchos. No se trata de qué hacer con el PDI Asociado, ya somos una parte importante de la universidad, se trata de cómo le damos por primera vez dignidad salarial y laboral en el marco legislativo universitario. A eso nadie se ha atrevido, ni ha sabido hacerlo, ni en Estados Unidos ni aquí.
Es ese uno de sus grandes retos y nuestro colectivo está aquí para ayudarle, señor Castells, y para seguir haciendo mejores las universidades públicas", concluyen.

Para leer más