21 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    El PSPV denuncia que el Ayuntamiento declare en ruina una alquería destinada a servicio público desde 1989

    El PSPV denuncia que el Ayuntamiento declare en ruina una alquería destinada a servicio público desde 1989
    PSPV

    VALENCIA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El concejal socialista en el Ayuntamiento de Valencia Vicent Sarriá ha denunciado este martes que el consistorio ha declarado en situación legal de ruina la alqueria de Vallbona, que junto con la de Almela están protegidas y se encuentran en la segunda fase de ampliación del parque de la Rambleta, cuyos terrenos están pendientes de expropiación.

    Para el concejal socialista, "ordenar a un propietario que invierta en medidas de seguridad en una alquería protegida que está destinada a equipamiento público es absolutamente intolerable", porque, ha puntualizado, que es "deber de la Administración adquirir y rehabilitar".

    "El Gobierno Municipal es el único responsable de su rehabilitación desde que en el 1989 el PGOU la incluyó en el parque de la Rambleta", ha indicado. Tal como ha recordado, el parque de la Rambleta está previsto con una superficie de más de 130.847 metros cuadrados, pero solo se ha ejecutado una primera fase con 53.528 metros cuadrados, que se inauguró en junio de 2002.

    Para las dos fases restantes, con un total de 76.620 metros cuadrados, tan solo se han conseguido aproximadamente la mitad de los terrenos, estando pendientes el resto por falta de presupuesto, pero tal como ha reconocido el gobierno municipal en preguntas realizadas en la pasada sesión plenaria.

    "A criterio del servicio de Proyectos Urbanos, sin la obtención de las parcelas, no se permitiría la ejecución coherente de la segunda fase de ampliación del parque, ya que supondría la ruptura de las unidades paisajísticas planteadas en el proyecto", ha relatado.

    Sarrià ha considerado que esto obedece a "una mala programación" del proyecto de expropiación y a la "ausencia de prioridades" del Gobierno Municipal, que ha supuesto pagar 39.740 metros cuadrados de suelo para ampliar el parque, y no se puede ejecutar. En los terrenos pendientes de adquirir se encuentra la alquería de Vallbona, ahora declarada en ruinas, y la de Almela.

    BIEN DE RELEVANCIA LOCAL

    Tal como figura en la ficha del catálogo del Molí del Tell como Bien de Relevancia Local que se rehabilitó en 2002 en la primera fase del parque, en el área de protección de este Espacio Etnológico de Interés Local se incorporan estas alquerías porque dan escala al lugar.

    Pero también, por la importancia de la existencia de restos arqueológicos que muestran el interés del sistema hidraúlico y el valor cultural del conjunto, por lo que ambas alquerías deben ser rehabilitadas y conservadas para equipamientos públicos, tal como figura en el proyecto unitario del parque.

    Es el caso de estas dos alquerías en la ampliación del parque de Sant Marcel.lí; la alquería dels Moros (BIC) o la alquería de la Torre (BRL) en la ampliación del parque de Benicalap; la alquería del Rei (BRL) que se encuentra ocupada, en la ampliación del parque de Cabecera o la Aceitera en el parque de Marxalanes.

    Para Sarrià, la alcaldesa está "fallando de una manera estrepitosa en la preservación del patrimonio rural de los valencianos" y ha manifestado que estas dos alquerías de "forman parte de esos 73 edificios destinados a equipamiento público cuya responsabilidad en la adquisición y rehabilitación es municipal".