21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 26 de julio de 2009

    El PSPV denuncia que el Ayuntamiento de Valencia retira la ayuda domiciliaria a los beneficiarios de la ley

    VALENCIA, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Valencia denunció hoy que el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia está retirando las ayudas domiciliarias a las personas a las que la Generalitat les ha reconocido alguna de las prestaciones sociales o ayudas económicas previstas en la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a Personas en Situación de Dependencia.

    Así lo indicó en un comunicado el concejal socialista Julio Such, quien explicó que "son muchas las personas que vienen denunciando que el dinero que perciben por la aplicación de la Ley de Dependencia, en torno a 300 euros, no es suficiente para contratar el mismo número de horas de servicio que le prestaba el Ayuntamiento por ninguna de las empresas que constan en la relación que les han facilitado".

    Por ello, Such ha presentado unas preguntas al próximo pleno municipal en las que se interesa por la cuantía destinada al servicio en 2009, a cuántas personas se les ha comunicado que dejarán de recibir las prestaciones y cuánta reducción de gasto pretende conseguir el Ayuntamiento.

    El representante socialista consideró que la actuación del equipo de gobierno del Partido Popular es "irresponsable" pues "como consecuencia de su continua voluntad de enfrentamiento con el gobierno central está vulnerando el espíritu de una ley llamada a convertirse en el cuarto pilar del estado del bienestar", censuró.

    Asimismo, Such recordó que la Ley de Dependencia "promueve la colaboración y la corresponsabilidad de las administraciones en la atención a los discapacitados y, en ningún caso, establece que las ayudas y prestaciones que prevé hayan de sustituir a las ya vigentes".

    "Más bien, se pretende que sean acumulativas para aumentar el bienestar de los beneficiados", explicó el representante socialista, quien exigió al Ayuntamiento que restituya las ayudas. "¿Cuánto dinero pretende ahorrarse el Partido Popular a costa de vulnerar el espíritu de la norma y dejar de cubrir las necesidades de los dependientes?", se preguntó el edil.

    Julio Such recordó que el Servicio de Atención Doméstica (SAD) es gratuito para las personas con escasos recursos económicos, mientras que el resto realiza una aportación económica por hora de servicio, en función de sus ingresos. Esta medida forma parte del Plan de Servicios Sociales para la Inclusión Social 2006-2010, que contempla un presupuesto para el SAD de 2009 de 5.565.069 euros y de 6.200.000 euros para el 2010.