11 de diciembre de 2019
13 de noviembre de 2019

El PSPV promete "luchar" para que el nuevo gobierno cumpla con la financiación pero avisa del bloqueo de Vox

Compromís condiciona su apoyo al cumplimiento con la "agenda valenciana" y Podem recuerda el compromiso de Iglesias

El PSPV promete "luchar" para que el nuevo gobierno cumpla con la financiación pero avisa del bloqueo de Vox
El portavoz del grupo socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, en imagen de archivo - JORGE GIL - EUROPA PRESS - ARCHIVO

VALÈNCIA, 13 Nov. (EUROPA PRESS) -

El portavoz socialista en Les Corts, Manolo Mata, ha asegurado este miércoles que el PSPV "luchará" por que el nuevo gobierno PSOE-Unidas Podemos elimine toda la deuda de la Comunitat Valenciana vinculada a la infrafinanciación autonómica, aunque ha advertido del posible bloqueo de los 52 diputados de Vox en el Congreso al cambio de modelo, ya que "incluso quieren cargarse las autonomías".

Por parte de los otros dos partidos del Botànic, la portavoz adjunta de Compromís, Mònica Álvaro, ha afirmado que están "deseando dar ese sí" al gobierno de progreso "siempre y cuando se cumpla la agenda valenciana", comenzando por la financiación, mientras que la síndica de Podem, Naiara Davó, ha recordado que es algo a lo que se comprometió en campaña el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Así han valorado los representantes de las tres patas del Gobierno valenciano, en declaraciones de los medios en Les Corts, el principio de acuerdo PSOE-Podemos que rubricaron este martes el presidente del Gobierno en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, e Iglesias.

PSPV: "EL ACUERDO BENEFICIA A LA GENTE"

Del PSPV, Mata ha defendido que, más que a los valencianos, "el acuerdo beneficia a la gente" y es una hoja de ruta capaz de convencer "a todos los progresistas". Ha destacado que "todo estaba en el programa del PSOE y está en el acuerdo del Botànic", con la novedad de que "se mantiene la arquitectura institucional, no hay ningún cambio con Europa y se acepta la tesis de dialogar el Estado de las Autonomías ante el reto de ver cómo la tarta disminuye".

En materia de financiación, el socialista ha reiterado que "un nuevo sistema tiene más que ver con los territorios que con las ideologías" y ha recordado que todos los partidos valencianos eran unánimes "antes de la entrada de Vox".

En todo caso, ha prometido que en el PSPV "machacarán" con sus reivindicaciones del 10% de inversiones para la Comunitat y de que "nadie bloquee" la partida reivindicativa de 1.325 millones en las cuentas autonómicas por la infrafinanciación, además de "luchar" porque haya un apunte contable en los presupuestos que "elimine toda la deuda vinculada a la infrafinanciación". "Esto sería una financiación adecuada; no justa, pero sí mejor de la que tenemos", ha remarcado.

Sobre los apoyos que necesitan Sánchez e Iglesias, el también vicesecretario del PSPV ha aludido a la "responsabilidad" del PP por no ofrecer su abstención en la noche electoral, mientras Podemos "contactó y tiene un esquema de trabajo que es el programa del PSOE". "Nadie va a comprar abstenciones, estas cosas salen bien cuando menos se hablan", ha recalcado, confiando en que "no será difícil sumar a los tres diputados de Más País-Més Compromís".

En este "camino diabólico", cree que "todo el mundo tiene que ceder" y "nadie puede soñar con ir a terceras elecciones porque sería destruir el sistema". En el caso de ERC, le ha instado a pensar en las inminentes elecciones catalanas y en el "bloqueo" en el que vive Cataluña.

Respecto al peso de los socialistas valencianos en el futuro gobierno, Mata ha destacado el Botànic como "primer experimento de acuerdo progresista de izquierdas, con los nacionalistas (Compromís) que son tres partidos en uno y con Podem". También ha confiado en la "absoluta sintonía" que mantendrán el Consell y el nuevo ejecutivo y ha puesto como ejemplo la "agenda profundamente valenciana" del ministro de Fomento, José Luis Ábalos.

Más allá, ha descartado hablar de las consecuencias del 10N para Compromís o Podem porque son "otras familias" y ha asegurado que fortalecerá las políticas del Botànic. "Cuando miro al Gobierno valenciano, no me preocupa de qué partido es cada conseller", ha zanjado.

COMPROMÍS: "SEGUIMOS SIENDO CLAVES PARA EL GOBIERNO"

De Compromís, su portavoz adjunta ha defendido la alianza con Más País: "Continuamos estando en Madrid, siendo clave para la gobernabilidad y seguimos sumando buenos resultados", por lo que se alegra por este "rapidísimo y fulminante preacuerdo", al que "aún se deben sumar muchas fuerzas", y estarán a favor de ese gobierno "siempre y cuando se tengan en cuenta reivindicaciones como financiación, infraestructuras ferroviarias, apoyo a la citricultura o pago del 50% de la dependencia".

"Son muchas --ha reconocido-- pero también hay que recordar que en el Botànic II todas estas reivindicaciones están expresadas y firmadas por los partidos. No estamos pidiendo nada que no hayamos pedido antes y nada a lo que no nos hayamos comprometido antes con los valencianos. Y hay cuatro años por delante. La financiación debe ser la primera reivindicación y la que mejor solucionaría los problemas de los valencianos, sin renunciar a las otras".

Preguntada si cree que fue un error, visto lo visto, ir a las urnas junto a Más País y no con Unidas Podemos, ha indicado que personalmente cree que no lo fue y Compromís "sigue siendo una fuerza de estricta obediencia valenciana, y en términos de votos no ha sido un error: somos el único partido del Botànic que sube en votos".

Sobre el hecho de que ahora podrían formar parte directamente de la 'cocina' del nuevo gobierno si hubieran concurrido con Podemos, ha destacado que en estos momentos el voto de Compromís "también es decisivo y clave para ese acuerdo". Ha negado que haya sido una oportunidad perdida, sino que tienen por delante "una oportunidad espléndida para reivindicar la agenda valenciana, que debe estar sobre la mesa si se quiere conseguir el sí de Compromís".

Y respecto a qué ha beneficiado a Compromís ir con Más País -- un diputado, el mismo que yendo en solitario--, ha apuntado que siguen teniendo presencia en Madrid y siendo "clave" para la gobernabilidad. "Hemos optado por la opción que votó la militancia y lo que nos ha demostrado es una subida de votos. Quizá habría habido más votos en otra, pero nosotros seguimos siendo claves", ha zanjado.

PODEM: "NUEVA ETAPA PARA ESPAÑA"

Finalmente, la síndica de Podem ha celebrado que el preacuerdo "abre una nueva etapa para España" al hilo de la coalición de progreso del Botànic, que ya defendieron como modelo a exportar, y ha ilustrado que "ahora toca trabajo de hormiguita para conseguir los apoyos parlamentarios necesarios".

Tras recordar el compromiso de Iglesias con la financiación en los debates de campaña electoral, ha confiado que "la agenda valenciana tendrá presencia sin duda" en el nuevo gobierno, con el ejemplo de la vicepresidencia segunda 'morada' del Consell y el objetivo de que sea un ejecutivo "análogo" con el Botànic.

Sobre Compromís, Davó no ha entrado a valorar las consecuencias del 10N para la coalición y ha garantizado que volverían a tenderle la mano como en 2015 porque "ir unidos siempre ayuda a tener mejores resultados". Ha achacado la bajada de Podemos a "la irrupción de la extrema derecha" con los 52 diputados de Vox.

Contador

Lo más leído en C. Valenciana