23 de octubre de 2019
  • Martes, 22 de Octubre
  • 16 de septiembre de 2019

    Puig alaba la solidaridad ante el temporal: "Nos tenemos que enorgullecer como valencianos"

    Puig alaba la solidaridad ante el temporal: "Nos tenemos que enorgullecer como valencianos"
    Puig analiza la situación con responsables de Cruz RojaGVA

    VALÈNCIA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El 'president' de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha garantizado que las administraciones irán "más allá" en las ayudas para los afectados por el temporal, con un decreto de emergencia desde este viernes para reparar viviendas y equipamientos en la Vega Baja (Alicante), y ha ensalzado la actuación de los vecinos de la zona.

    "El sentido de la solidaridad ha aparecido desde el primer momento; nos tenemos que enorgullecer como valencianos", ha manifestado este lunes en declaraciones a À Punt mientras siguen los trabajos de recuperación en la comarca alicantina. El dispositivo se centra en puntos como Almoradí y en otros donde el río Segura "está desbocado, sin ningún control, y continúa bajando con mucha virulencia".

    Puig ha expresado que pudo comprobar este domingo en primera persona que "no tiene nada que ver en absoluto con otras riadas como la de 1987". También ha lamentado que "hay que pensar desgraciadamente en lo peor" ante la desaparición de un hombre succionado por una acequia en Dolores (Alicante).

    Durante los días que ha pasado en la zona se ha encontrado a "vecinos en estado de shock, con mucha tristeza e incerteza pero también con mucha solidaridad". Como ejemplo, ha destacado que llenaron tres camiones de alimentos para puntos sin luz como el mercado de Dolores, tras un llamamiento del alcalde.

    Ante esta situación, el Gobierno valenciano pretende aprobar una especie de 'plan Marshall' para "evidenciar que no solo es razonable dar unas ayudas puntuales; hay que ir más allá". Este viernes, el pleno del Consell se reunirá precisamente en Orihuela (Alicante) para aprobar un decreto de emergencia que permita dar respuesta al "principio de la emergencia", las viviendas y equipamientos arrasados, junto al fondo de contingencia para estas situaciones.

    "LA HUERTA DE EUROPA"

    Tras este primer paso, Puig ha asegurado que la respuesta se centrará en otras consecuencias del temporal, como "los muchos puestos de trabajo que se han perdido" o la "situación dramática en la agricultura". Ha defendido que "hay que buscar cómo relanzar el conjunto de la comarca y reconstruirla porque tenía y tiene mucho futuro", ha reivindicado, para resaltar su papel "absolutamente pionero" en la industria agroalimentaria: "Es la huerta de Europa".

    En definitiva, se trata de que "las personas más afectadas sepan que las instituciones están con ellas y de que vuelvan a la normalidad lo más pronto posible". Por parte del Gobierno central, ha recordado que el presidente en funciones, Pedro Sánchez, dijo que "no escatimarían recursos" durante su visita a la comarca, mientras que la ministra de Defensa, Margarita Robles, garantizó que el Ejército permanecerá "mientras haga falta porque todavía estamos en situación de emergencia".

    "Ante una crisis catastrófica como esta, los gobiernos tienen toda la legitimidad para actuar, y creo que todos los grupos parlamentarios del Congreso van a apoyarlo", ha aseverado respecto al papel del Gobierno en funciones, tras recibir llamadas de apoyo de "todos los líderes" políticos el pasado viernes.

    El jefe del Consell ha hecho hincapié en que las "dificultades económicas" de la Generalitat no limitarán la acción y en que exigirán tanto el "compromiso" del Gobierno de España como la ayuda de la Unión Europea, que también dispone de un fondo para este tipo de situaciones catastróficas. "En general veo una mirada muy positiva por parte de todas las administraciones", ha reiterado, para advertir que de lo contrario estarían "fracasando como gobiernos".

    Bajo este prisma, ha insistido en la "actuación armónica" de todas las administraciones durante el temporal, así como el "trato magnífico" que ha recibido de los alcaldes. "Todos hemos sabido que teníamos que estar al lado de las personas; pues lamentablemente han muerto tres --en la Comunitat Valenciana-- y hay un desaparecido, eso es lo peor", ha enfatizado.

    RECONSTRUCCIÓN

    De cara al futuro, ha reconocido que "en algunos sitios va a costar mucho tiempo" recupera la normalidad porque no se trata de un "desastre homogéneo", sino que se centra en barrios y pedanías concretas. La Vega Baja es un territorio "muy humanizado", con núcleos pequeños de población con 25 aldeas, y gran cantidad de viviendas unifamiliares o casas de campo. Todo ello hace "muy difícil" el rescate y ha motivado que se hayan producido más de 100.000 actuaciones.

    Puig ha remarcado que "'coser' la Comunitat también se hace en momentos tan difíciles como este" y ha llamado a que el resto de los valencianos sean "especialmente solidarios con una comarca que está sufriendo tanto".

    Para evitar que se repita otra riada similar, ha avanzado que revisarán todos los planes de inundabilidad actuales mediante un análisis "muy riguroso" y ha recordado que el Consell aprobó en la pasada legislatura el plan de acción territorial de la Vega Baja, que va en esa línea.

    Aunque cree que "no es el momento de hacer una enmienda a la totalidad de todo lo que ha pasado en la historia", ha señalado que "hay zonas inundables que están edificadas", no solo en esta comarca. "Las heridas en el territorio siempre tienen consecuencias. Estamos hablando de unas lluvias considerables, pero el cambio climático siempre está ahí", ha lamentado.