3 de diciembre de 2020
21 de octubre de 2020

Puig apela a la "unidad" y a la colaboración público-privada "más necesaria que nunca" para salir de la crisis

Puig apela a la "unidad" y a la colaboración público-privada "más necesaria que nunca" para salir de la crisis
El Rey Felipe VI (c), acompañado por la vicepresidenta tercera del Gobierno, Nadia Calviño (3d); y el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig (2d), a su llegada al XIX Congreso de Directivos CEDE, en el Palau de les Arts de Valencia. - ROBER SOLSONA - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

El 'president' de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha apelado este miércoles a la "unidad" como 'receta' para salir de la crisis derivada de la Covid-19. En su opinión, "no es momento de trincheras, sino de puentes" y "defender la institucionalidad es sentar las bases de la recuperación y garantizar la convivencia del futuro", ha defendido.

Además, Puig ha defendido que en estos momentos "la colaboración público-privada es más necesaria que nunca". "No podemos derrochar recursos que engrosen la deuda de las siguientes generaciones", ha dicho, para animar a ser "mas eficaces y ambiciosos" y actuar siempre cpn "inteligencia".

El jefe del Consell se ha pronunciado en estos términos durante la clausura del XIX Congreso de Directivos CEDE que se ha celebrado en València, y en la que también han participado la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; el presidente de la Fundación CEDE, Isidro Fainé, y Su Majestad el Rey Felipe VI.

En su intervención, Ximo Puig ha reivindicado el espíritu de "concordia" frente a "tanto ruido y furia" y ha puesto a la Comunitat Valenciana como ejemplo de un diálogo social que ha funcionado "desde el sentido común, el 'trellat' o el 'seny' como se diría en Catalunya".

En su opinión, "no es hora de trincheras, sino de puentes. Es hora de la buena política que no siembre dudas sino que intenta proponer certezas" para "impulsarnos tras la caída". "Hace nueve años juntos acabamos con el terrorismo de ETA, la receta es la unidad", ha argumentado.

En la misma línea, previamente, durante la sesión inaugural del Congreso, el alcalde de València, Joan Ribó, ha subrayado que "como dirigentes", su "obligación" es "transmitir confianza" en la coyuntura actual.

Según el edil, "la crisis del coronavirus va a transformar economías pero también servicios públicos y privados" y a su vez, "es una oportunidad de avanzar en derechos sociales". "Si queremos salir de esta crisis mejores, si nos preocupa el bienestar de las personas, no podemos consentir que nadie quede atrás", ha remarcado.

Ribó ha llamado a abordar el futuro como "colectivo" y ha animado a directivos y empresarios a ser "valientes en sus propuestas y firmes en sus conclusiones, pues estas afectarán a nuestro futuro como sociedad".

El alcalde ha resaltado que la celebración de este Congreso tenga lugar en València, "epicentro de la creatividad", y confía en que proyecte la proyecte "como ciudad más preparada para desafíos de un futuro cada vez más exigente y menos predecible".

"LIDERAZGOS UNITARIOS FRENTE AL MIEDO"

Por su parte, el presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha reivindicado --también en la inauguración del encuentro-- la buena política y la buena empresa "a la "búsqueda de certezas y liderazgos unitarios" para superar la pandemia y "hacer frente al miedo".

Gaspar ha señalado que "fomentar el miedo conduce al odio y las dificultades económicas contribuyen a su propagación", por lo que ha alzado la voz "contra quienes promueven el odio y el ruido en diferentes estamentos, tal vez estamos llevando atención donde no la merece", ha apuntado.

El dirigente provincial ha reclamado nuevos liderazgos que huyan del cortoplacismo. En su opinión, "la crisis no debe ser una excusa sino una exigencia para que política y empresa transformen la sociedad".

Así, ha instado a "erradicar la soberbia y el dogmatismo del poder y la toma de decisiones", ya que, "tras una crisis no siempre hay aprendizajes, a veces hay reincidencia y estupidez colectiva", ha advertido. Así, ha llamado a desconfiar de quienes lo tienen todo claro.

En cuanto a la política, "seguirá marcando las prioridades sociales que las instituciones deben ejecutar de forma responsable, con la colaboración del tejido empresarial español".

Gaspar apunta que el camino que afrontamos "no es fácil con grandes retos como la revolución tecnológica, la transición ecológica o la despoblación", y propone abordarlos "con una mirada larga que planifique y conserve aquello que nos valga para hacer más fuerte nuestra sociedad".