19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 31 de agosto de 2009

    Reclusas con sus hijos de Picassent y Palma disfrutarán a partir de mañana de una semana de vacaciones en Moraira

    VALENCIA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

    Un total de siete mujeres internas en los centros penitenciarios de Picassent (Valencia) y de Palma de Mallorca disfrutarán partir de mañana de una semana de vacaciones con sus veinte hijos en la localidad alicantina de Moraira, invitadas por la ONG 'Horizontes abiertos', según informó el Arzobispado en un comunicado.

    La iniciativa, en la que colaboran una treintena de voluntarios, beneficiará a reclusas en prisión o que siguen el programa de inserción social de la ONG 'Horizontes Abiertos', que promueve el proyecto junto con la Compañía de Jesús.

    "Pretendemos que madres y niños puedan convivir esos días en un ambiente más distendido e integrador fuera de la cárcel", según indicaron fuentes de 'Horizontes abiertos', cuyo voluntariado acude cada domingo a la prisión de Picassent, en diferentes turnos para ofrecer, en el módulo de madres, cursos de costura, gimnasia, aeróbic, baile y relajación.

    "El objetivo es dar apoyo a estas mujeres y prepararlas para que, una vez salgan de prisión, puedan reinsertarse en la sociedad", explicaron. Asimismo, los voluntarios realizan todas las semanas del año salidas con los niños que viven en la cárcel con sus madres, para "que conozcan la realidad y disfruten en el exterior de actividades lúdicas".

    La ONG 'Horizontes Abiertos', que atiende desde hace cerca de una década en el centro penitenciario de Picassent a madres reclusas del módulo de preventivos y a sus niños, fue fundada en Madrid en 1978 por el sacerdote jesuita Jaime Garralda y en el año 2000 estableció una delegación en Valencia.