23 de octubre de 2019
10 de septiembre de 2018

Ribó y sus socios de gobierno llegan a acuerdos en el PAI del Grao de València tras las últimas discrepancias

Ribó y sus socios de gobierno llegan a acuerdos en el PAI del Grao de València tras las últimas discrepancias
EUROPA PRESS - ARCHIVO

VALÈNCIA, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de València, Joan Ribó, y los portavoces de los grupos del gobierno han llegado a acuerdos sobre el proyecto del Plan de Actuación Integrada (PAI) del Grao, en el que a finales de agosto surgieron discrepancias entre los socios de la Nau, tanto en lo relativo al ancho del antiguo cauce como en mantener el compromiso de soterramiento de las vías férreas en la solución media.

Así lo han indicado fuentes municipales tras una reunión mantenida este lunes entre el alcalde y los portavoces de los grupos del gobierno, tras las discrepancias en relación con el proyecto que se hicieron públicas a finales de agosto.

Ribó había abogado por hacer "correcciones bastante significativas" en el proyecto, del que aseguró que no le gustaban "muchas cosas" como que no se respetara los 145 metros que tenía el río antes de que se realizara el circuito de Fórmula 1, mientras que el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, el socialista Vicent Sarrià, señalaba que el PAI estaba "abierto a debate" pero advertía de que este no era "aplazable". València en Comú también expresó su oposición.

De acuerdo con las mismas fuentes, en la reunión se ha acordado garantizar un ancho del antiguo cauce "similar" al resto del Jardín del Túria, "llegando a unos 135 metros, hasta el puente de las atarazanas". De esta forma, "gráficamente sería de un ancho similar al que tiene el antiguo cauce a la altura del Museo San Pío V".

En relación sobre el soterramiento de las vías férreas, se mantiene el "compromiso" y además se pide que este mismo año se licite la redacción del proyecto de ejecución de la "solución media", es decir, "soterrar las vías desde antes del río hasta el puente del tranvía (avenida Primo Yúfera)". Para ello, se pedirá una reunión al Ministerio de Fomento para "alentar" esa redacción del proyecto de ejecución.

Asimismo, se consultará a la Guardia Civil y a la Conselleria de Agricultura sobre los edificios que tienen en la zona afectada por el PAI del Grao.

Respecto a esta reunión y tras conocer los detalles de la propuesta, desde el grupo municipal de València en Comú se ha planteado a sus socios de gobierno un plan para hacer efectivo el soterramiento de las vías que atraviesa el área afectada "en un período de 10 años", según ha informado en un comunicado.

"VIABLE Y DESEABLE"

Tras conocer los detalles de la propuesta planteada desde la Concejalía de Urbanismo, València en Comú considera que es "viable y deseable" planificar el soterramiento "definitivo" de las vías "en un horizonte de 10 años".

El plan de viabilidad realizado por ADIF presupuesta el proyecto de enterrar las vías de Grao hasta el barrio de Moreras en 78.217.855,41 euros, según València en Comú. Actualmente se dispone de las aportaciones realizadas por los PAI de Francia, de Ciudad de las Ciencias y de Moreres 1 y 2, que rondarían en torno a los 7 millones de euros, más la futura aportación del PAI del Grao. Su propuesta supone un plan a 10 años y el Ayuntamiento solo tendría que invertir un 0,75% del presupuesto anual.

"RUINOSAS INVERSIONES DEL PP"

Desde el grupo municipal sostiene que este "es el tipo de grandes proyectos que necesita València". "La ciudad ya ha dejado atrás las ruinosas inversiones del gobierno anterior como los más de 200 millones de euros entre el canon y la construcción de circuito de la Formula 1, o la base de megayates para la Copa América que costó otros 72 millones", ha apuntado.

La portavoz municipal del grupo, María Oliver, ha explicado que "es una deuda que tenemos con Nazaret, Moreras y gran parte del frente marítimo. Integrar los barrios de nuestra ciudad en el entramado urbanístico supone mejorar la calidad de vida de muchas personas. Invertir cerca de cinco millones en una pasarela provisional para solucionar el problema de las vías condenaría a Nazaret y a Moreras a seguir aislados 50 años más".

La portavoz de València en Comú ha expresado también su duda respecto a las zonas verdes señaladas en el PAI porque "en el proyecto también se pueden observar potenciales problemáticas en torno a la creación de zonas verdes aisladas. La historia del urbanismo ha mostrado que suelen convertirse en focos de conflictividad. El territorio tiene que estar integrado y para ello debe estar conectado".

"Aunque se realice un plan municipal para soterrar las vías seguiremos insistiendo a todas las administraciones para que se sumen a este esfuerzo indispensable para el futuro de estos barrios y de nuestra ciudad. Pero el Ayuntamiento debe tomar la iniciativa, no podemos escudarnos en que Adif no quiere o el Estado no quiere. Tenemos recursos suficientes para iniciar el proyecto y hacerlo poco a poco mientras tocamos a todas las puertas posibles para que colaboren en la financiación", ha añadido.