1 de octubre de 2020
3 de agosto de 2020

El sector primario deja en la Comunitat cerca de 7.700 contratos, un 48% menos que en mayo

El sector primario deja en la Comunitat cerca de 7.700 contratos, un 48% menos que en mayo
Fruta - LA UNIÓ DE LLAURADORS - ARCHIVO

VALENCIA/LOGROÑO, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El sector primario dejó en la Comunitat Valenciana cerca de 7.700 contratos durante junio, un 48% menos que en mayo, según Randstad.

En nota de prensa, Randstad ha indicado que Alicante, con 3.894 contratos, es la provincia con mayor volumen de contratación, seguida por Valencia (3.221) y Castellón (578).

En toda España, el primario continúa siendo en junio el mayor generador de contratos, con 208.583 firmas, a pesar de que el volumen se redujo un 14,2 por ciento con respecto a mayo, cuando fueron 243.146.

La contratación registrada hace un año, en junio de 2019, fue de 227.063, un 8,9 por ciento superior a la actual, una diferencia poco significativa comparada con los considerables impactos negativos de la pandemia en el empleo de otros sectores.

Este dato, para Randstad, revela la importancia del sector primario, designado durante el estado de alarma como servicio esencial, para el normal funcionamiento de la sociedad y, por lo tanto, lo urgente de la contratación para evitar que la producción se detenga.

El estudio de Randstad señala que el 18 por ciento de todos los contratos firmados en junio en España pertenecieron al sector primario, lo que le convierte, un mes más, en el primer empleador del país. De este modo, supera a los sectores del comercio (149.538), hostelería (127.823), industrias manufactureras (123.690), actividades administrativas y

A pesar de su considerable volumen, el sector primario ha sido el único de todo el país en ver reducido su número de contratos con respecto a mayo, concretamente un 14,2 por ciento. Otros sectores registraron, no ya caídas, pero sí incrementos discretos con respecto a la media del conjunto de los sectores (36,3 por ciento), como construcción (6,8 por ciento), logística (15,7 por ciento) o la industria manufacturera (19,7 por ciento).

Por su parte, los mayores incrementos se han producido en las actividades recreativas y artísticas (538,3 por ciento), la hostelería (315,5 por ciento), educación (139,2 por ciento), información y comunicación (89,5 por ciento), y financiero y seguros (86,7 por ciento).

COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Randstad destaca que el 67,6 por ciento de los contratos registrado en junio en todo el país se firmaron en Andalucía (69.187 contratos), la Región de Murcia (45.135), y Extremadura (26.720), todas ellas por encima de las 25.000 rúbricas. Las siguen Castilla-La Mancha (23.542), Aragón (12.031), Catalunya (8.597), Comunitat Valenciana (7.693) y Castilla y León (5.085).

Ya con volúmenes más discretos y por debajo de los 3.000 contratos, se sitúan La Rioja (2.578), Galicia (2.298), Canarias (1.382), Navarra (1.280), Euskadi (1.035), la Comunidad de Madrid (889), Asturias (455), Baleares (315) y Cantabria (308).

Por provincias, donde más contratos se firmaron en el sector primario ha sido en Badajoz (20.572), Sevilla (16.911), Córdoba (13.004), Albacete (12.446) Granada (9.202), Huelva (9.11) y Zaragoza (8.667), todas ellas por encima de las 8.000 firmas.

Los porcentajes de incremento fluctúan considerablemente teniendo en cuenta los diferentes volúmenes y características de cada región. Los crecimientos más acusados del país en contratación con respecto a mayo se han producido en Cantabria (85,5 por ciento), Castilla-La Mancha (65 por ciento), Asturias (63,7 por ciento), y Canarias (63 por ciento).

Con incrementos más discretos se sitúan Galicia (25,8 por ciento), la Comunidad de Madrid (21,1 por ciento), Castilla y León (4,3 por ciento), Extremadura (3,8 por ciento) y Aragón (1 por ciento).

Por otro lado, las caídas más fuertes en la contratación en el sector primario se han registrado en Euskadi (-59 por ciento), La Rioja (-58,8 por ciento), la Comunitat Valenciana (-47,9 por ciento) y Navarra (-43 por ciento).

Con pérdidas de contratos más cercanas a la media nacional (-14,2 por ciento), se encuentran Andalucía (-24 por ciento), la Región de Murcia (-17,9 por ciento), Catalunya (-15,3 por ciento) y Baleares (-13,5 por ciento)