29 de febrero de 2020
27 de enero de 2020

Sentencia del metro: los cuatro exdirectivos de FGV condenados conocían las deficiencias de seguridad y no actuaron

La jueza dice que los responsables sabían los problemas del sistema de frenado, alude a ausencia de balizas y a escasa formación del conductor

Sentencia del metro: los cuatro exdirectivos de FGV condenados conocían las deficiencias de seguridad y no actuaron
Banquillo de los acusados en el juicio por el accidente de Metro de Valencia de 2006 - ENRIQUE PALOMARES - EUROPA PRESS

VALÈNCIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los cuatro exdirectivos de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) condenados por el accidente de metro registrado en València el 3 de julio de 2006, que se saldó con 43 fallecidos y 47 heridos, "conocían las deficiencias de seguridad" en el tramo de la Línea 1 en la que descarriló el convoy y, sin embargo, "omitieron directamente su obligación de implementar medidas".

Así consta en la sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 6 de València que condena al exjefe de la Línea 1, Sebastián Argente; el exresponsable de Auditoría para la Seguridad y Circulación, Juan José Gimeno; el ex director adjunto de Explotación, Vicente Contreras; y el ex director técnico, Francisco García a 22 meses de prisión por un delito contra los derechos de los trabajadores, 43 delitos de homicidio por imprudencia grave profesional, y 37 delitos de lesiones por imprudencia grave profesional.

La resolución judicial incluye la suspensión de la ejecución de las penas de prisión por un plazo de tres años y seis meses y la absolución de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana y la aseguradora Zurich Insurance PLC como responsables civiles.

La jueza absuelve de los delitos a otros cuatro acusados en este procedimiento: la exgerente de FGV Marisa Gracia; el que fuera director de Operaciones, Manuel Sansano; el exjefe de Talleres de Valencia Sud, Luis Miguel Domingo Alepuz; y el exresponsable de estudios y proyectos, Francisco Orts.

"CON PODER DE DECISIÓN"

Los cuatro condenados eran, en el momento del siniestro, miembros del Comité de Seguridad en la Circulación de FGV, con poder de decisión directo para alertar o decidir sobre la implementación de medidas de seguridad tecnológica en la Línea 1 --la que registró el accidente--, según recoge la sentencia.

El Comité de Seguridad --continúa-- "conocía las deficiencias de seguridad en el tramo subterráneo de la Línea 1, especialmente entre los tramos de Plaza de España y la estación de Jesús, al tratarse de un trayecto compuesto de tres curvas enlazadas". Los condenados, insiste, "conocían o debían conocer las deficiencias que ponían de manifiesto unos defectos muy graves de seguridad".

Estas medidas, según se expone, no consistieron solo en la falta de implementación de medidas tecnológicas de control de la velocidad en la línea, "sino también en deficiencias del material móvil rodante, deficiencias en la formación y selección del personal para la tarea de maquinista, así como, finalmente, en la inexistencia de plan de prevención de riesgos laborales en esta actividad de transporte que neutralizara los riesgos de velocidad, descarrilamiento y vuelco de los trenes por la Línea 1".

Como ejemplos, la jueza señala que los acusados conocían los problemas y quejas con el funcionamiento del sistema de frenado FAP; y sabían que el convoy siniestrado había sufrido tres descarrilamientos previos y se habían modificado los bogies y las ventanas sin autorización de la empresa fabricante.

Además, no estaba garantizada la velocidad máxima en el túnel: "Los condenados no previeron la limitación de velocidad de forma mecánica en la curva, tampoco a lo largo del túnel se instaló ni reprogramó baliza alguna que garantizara la velocidad de 60 km/h, lo cual debe ser considerado como una infracción muy grave, pues, si esa velocidad hubiese quedado garantizada, las posibilidades de descarrilamiento, según los expertos, son mínimas".

AUSENCIA DE BALIZAS

Junto a ello, la jueza recoge en la sentencia que no existía ninguna baliza --o reprogramación-- que frenara el tren de forma automática en caso de exceso de velocidad en la curva del siniestro. "El convoy pudo alcanzar una velocidad superior a los 80 km/h porque ningún medio técnico se lo impidió, no solo la inexistencia de baliza que protegiera la curva, sino tampoco la velocidad marcada en el propio túnel, donde las medidas de seguridad razonablemente debían ser muy superiores por la conexión con otras dos líneas y la frecuencia de paso de los trenes", señala.

En cuanto al maquinista, en la sentencia se recoge que los condenados conocían las deficiencias relativas a la formación de los maquinistas, y más en concreto del que conducía el convoy el 3 de julio de 2006.

El conductor del convoy entró en la empresa en el año 2000 y a partir de julio de 2005 hizo funciones de interventor en ruta. Optó a la plaza de maquinista y fue declarado apto en las pruebas. Por necesidades organizativas de maquinistas, FGV acordó que el conductor cubriera por adscripción temporal una de esas necesidades y en la fecha del siniestro contaba con dos meses de experiencia en la conducción. Además, durante unos días superaba de forma habitual la velocidad en la vía, lo que obligaba a accionar el sistema de frenado.

"ESCASA FORMACIÓN Y EXPERIENCIA"

Según la jueza, la formación del maquinista "debería haber sido más rigurosa" si se tiene en cuenta que en FGV, al menos en la Línea 1, no había protección automática del tren. Por otra parte, entiende que una medida de precaución y preocupación por la seguridad hubiera sido por ejemplo destinar los maquinistas con menos formación o menos experiencia a líneas con protección automática del tren, pero la empresa, "lejos de esto", asignó a la Línea 1 al maquinista "con escasa formación y escasa experiencia", "poniendo en riesgo mucho mayor la seguridad de sus trabajadores y de sus viajeros".

En consecuencia, en este punto la jueza de lo Penal también ha apreciado "deficiencias muy graves que repercuten necesariamente en la falta de medidas que garantizan una conducción segura por la vía", concluye.

471285.1.260.149.20200127152430
Vídeo de la noticia