19 de octubre de 2019
  • Viernes, 18 de Octubre
  • 9 de diciembre de 2009

    El SI presenta un queja ante la Generalitat por el funcionamiento de los árbitros en procesos electorales

    VALENCIA, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Sindicato Independiente (SI) de la Comunitat Valenciana ha presentado una queja formal ante el director general de Trabajo, Cooperativismo y Economía Social de la Generalitat por el funcionamiento de los árbitros en procesos electorales, que según dijo la central sindical en un comunicado, "deja mucho que desear".

    El SI explicó que estos profesionales "con dejación de la actividad remunerada que les es propia e incumpliendo de manera reiterada los plazos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores, mantienen sin resolver los procedimientos más allá de lo razonable" y llegan a incurrir "en demoras de varios años con perjuicio evidente para los representantes sindicales afectados".

    Según sostuvo el sindicato, cuando se produce una elección sindical, impugnada en vía arbitral de contrario, "el acta queda 'manchada' y no se contabiliza hasta tener laudo favorable o, caso contrario, se señala como nula". No obstante, precisó que el problema "radica que entre el momento de la reclamación y la resolución de la misma trascurre más de un año (bastante habitual) sin que el acta impugnada despliegue efecto alguno".

    El SI afirmó que hay árbitros "especialmente lentos en la resolución del laudo". Como ejemplo, destacó que este pasado 20 de noviembre se notificó "un supuesto laudo dictado el 25 de abril de 2008", que ha tardado en llegar "un año y siete meses a la Oficina Pública lo que aventura dos cosas: o que la fecha señalada por el árbitro en su Laudo es fraudulenta o que desde su casa a la Oficina Pública hay graves problemas de comunicación".

    Por este motivo, el sindictao denunció la "falta de diligencia" de la institución arbitral en temas electorales, la "desidia" en su funcionamiento y la "posible responsabilidad en que incurren fijando fechas en los laudos que no se corresponden con la realidad".

    Por el contrario, destacó la "diligencia y celo dispuestos por los funcionarios de la Oficina Pública que se encargan de hacer públicos y trasladar los laudos arbitrales". El sindicato expresó su deseo de que la institución arbitral "reciba las sanciones jurídicas pertinentes para que mejore su funcionamiento" e incidió en que existen laudos pendientes de ser dictados "con más de seis años de antigüedad".