15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • 15 de octubre de 2019

    Sindicato Médico denuncia ante Inspección "las irregularidades" de Sanidad por el transporte sanitario a domicilio

    Sindicato Médico denuncia ante Inspección "las irregularidades" de Sanidad por el transporte sanitario a domicilio
    Imagen de archivo de una ambulancia - CICU - ARCHIVO

    VALÈNCIA, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM-CV) ha denunciado a la Conselleria de Sanidad ante Inspección de Trabajo por "las irregularidades y el abuso" en relación al transporte sanitario a domicilio.

    En la denuncia, CESM-CV alega que la puesta a disposición de vehículos sin conductor para el personal sanitario que debe desplazarse a un domicilio en urgencias de Primaria "es abusiva dado que se insta a los trabajadores a la conducción de vehículos vulnerando gravemente los derechos de los mismos".

    El escrito argumenta que las medidas adoptadas por la Conselleria incumplen "de manera flagrante" el acuerdo de mesa sectorial de 14 de septiembre de 2018 firmado por este mismo departamento y la práctica totalidad de las fuerzas sindicales, donde hace referencia "explícita" a la contratación de conductores.

    El Sindicato Médico recuerda que, para aprobar la oposición pertinente o estar inscrito en la Bolsa de Trabajo, "tan solo se requiere el título de la categoría profesional y no el carné de conducir" y lamenta que, de manera verbal, "cuasi-coactivamente", se "intimida" a los médicos a utilizar los vehículos "personalmente y sin contar con su voluntad".

    "Ellos no tienen ninguna obligación de conducir ni el vehículo de la administración, y mucho menos el propio, para el desarrollo de su trabajo. Es la Administración la que debe dotar de los medios materiales y humanos para la prestación del servicio sanitario al que tienen derecho los ciudadanos", prosigue la denuncia interpuesta.

    CESM-CV afirma que no se ha procedido a verificar o pedir información a los facultativos "sobre si tienen carné de conducir; si está habilitado para la conducción de vehículos sanitarios; si es su libre voluntad la de poner a disposición de la empresa un carné de conducir sin contraprestación alguna; si quiere asumir los riesgos que dicha actividad contraen; quién es el responsable en caso de accidente; quién asumirá posibles sanciones de tráfico; cómo se considerará un acto violento contra el personal en el caso de imposibilidad de localización del domicilio; quién será responsable de la falta de asistencia, etc".

    La denuncia también resalta que los conductores de los TNA (transporte no asistido) y SVB (Soporte Vital Básico) realizan turnos de 12 horas, mientras que, con la entrega de los vehículos, se pretende que un médico con una jornada laboral más larga, "conduzca el coche con el que se tiene que desplazar a realizar la asistencia sanitaria, se ocupe de buscar el domicilio al que tiene que acudir, conducir incluso de noche tras una larga jornada laboral, aparque el coche y vuelva a su puesto de trabajo".

    CESM-CV entiende que las medidas adoptadas "unilateralmente" por la Conselleria "no han solucionado el problema del transporte de los profesionales a las visitas domiciliarias, sino que las han agravado porque intenta convertir, de forma fraudulenta, en conductores a los profesionales, con los riesgos y consecuencias que ello supone".

    Por todo ello, comunica en dicho escrito "nuevamente las irregularidades y el abuso realizado por la administración sanitaria valenciana a los efectos de que tome las medidas oportunas, y además requiera a la Conselleria de Sanidad a fin de que ponga conductores para los vehículos dando instrucciones explícitas en todos los departamentos de salud sobre el uso de los mismos".

    Para leer más