27 de enero de 2020
17 de octubre de 2019

Sindicatos piden mejoras en oposiciones de Educación para cubrir más vacantes y tener menos aspirantes por cada tribunal

VALÈNCIA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Sindicatos del sector docente reclaman mejoras para que el número de vacantes desiertas en la oferta pública de empleo de 3.598 plazas en Secundaria y otros cuerpos para 2020 --que este jueves ha presentado la Conselleria de Educación en la Mesa Sectorial-- sea "el mínimo posible". Asimismo, denuncian las condiciones laborales de las personas que forman los tribunales y reclaman una menor cantidad de aspirantes para cada uno de ellos.

La administración educativa y los sindicatos han comenzado el proceso para consensuar el calendario de las pruebas y las plazas de las diversas especialidades.

Durante la sesión de la mesa, la Federació d'Ensenyament de CCOO (FE CCOO PV) ha calificado como "muy positiva" la oferta y ha recordado que el total de vacantes serán 13.000 en cuatro convocatorias de las cuales ya han sido ofrecidas 3.000 para el cuerpo de Maestros en 2018; 4.636 en 2019 y todavía habrá otra oferta de 2.500 de Maestros en 2021.

No obstante, advierte que el porcentaje de trabajo interino en la enseñanza pública no universitaria valenciana está todavía por encima del 20 por ciento, "muy lejos del 8 por ciento estructural" por lo que confía en que con estas convocatorias podrá reducirse la tasa de precariedad.

CCOO también valora que en la convocatoria de 2020 se incluyan las 734 vacantes que quedaron desiertas en el proceso de este año, de forma que se añadirán a las 2.864 previstas desde 2018. El sindicato añade que ha consultado a su afiliación y analizado el procedimiento de 2019 y, en este sentido, propondrá medidas de mejora durante la negociación de la convocatoria del próximo año.

Apuntan que, aunque el porcentaje de vacantes desiertas en la Comunitat (15%) ha sido menor que la media estatal (18%) en los cuerpos convocados, planteará "los cambios oportunos para poder mejorar el procedimiento y que el número de vacantes desiertas sea el mínimo posible".

Una de sus propuestas al Ministerio de Educaciún es un "procedimiento extraordinario de ingreso con pruebas no eliminatorias en la fase de oposición, más acorde con la práctica docente, de forma que cualquier aspirante pueda demostrar sus competencias tanto en la teoría y práctica como en la didáctica y pedagogía de la materia".

La federación recuerda que defendió que, en el marco de las directivas europeas de protección del trabajo, las personas interinas mayores de 55 años, en todo caso, tengan una oferta de vacantes suficiente después del procedimiento, cosa que se va cumplir al calcular la oferta por especialidades en 2019. Ahora, "volveremos a defenderlo en la negociación de plazas por especialidad en 2020", recalcan. También trabajará para que las ofertas puedan mantenerse después del periodo de aplicación de los Acuerdos de mejora de empleo.

STEPV RECLAMA UN PACTO PARA LA ESTABILIDAD DE LOS INTERINOS

Desde el Sindicat de Treballadors de l'Ensenyament del País Valencià (STEPV) han insistido en su propuesta de crear un "pacto de estabilidad" para los interinos que no superen las oposiciones para "evitar lo que ha pasado este año, en el que un número importante de docentes interinos se han quedado sin vacante para este curso".

También han instado a la Conselleria a ampliar las plantillas de manera acorde a una reducción de las horas lectivas a 18, es decir, que se dote de los trabajadores necesarios para que se puedan reducir las horas de clase de todo el profesorado.

Asimismo, desde STEPV han indicado que Conselleria tiene previstos dos escenarios para la jornada de celebración de las oposiciones: el 6 de junio y el 17 de junio. No obstante, fuentes del departamento han apuntado que se continua trabajando para consensuar las fechas exactas, que se anunciarán cuando estén concretadas.

Al respecto de esta cuestión, el sindicato ha denunciado las condiciones laborales de los miembros de los tribunales de las oposiciones, que "han de dedicar muchas horas al día", por lo que han reclamado reducir el número de aspirantes por tribunal.

Por otro lado, STEPV ha instado a crear un grupo de trabajo para analizar la aplicación de la Ley de Plurilingüismo debido a la sustitución de la 'capacitació' de valenciano por el nivel C1.

Para la organización, antes de realizar este cambio, deberían abordarse "muchas cuestiones previas". "La reducción de los requisitos lingüísticos en valenciano para el acceso a la función pública o su eliminación se tendrían que producir en el momento en que el valenciano y el castellano estuvieran en igualdad de condiciones", han manifestado.

CSIF PIDE QUE LAS OPOSICIONES DE 2020 SEAN "LO MÁS AMPLIAS POSIBLES"

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha pedido que las oposiciones de 2020 sean "lo más amplias posibles" en cuanto a plazas ofertadas y que incluyan las que quedaron sin cubrir en las pruebas selectivas de este 2019.

Ha recalcado "la importancia de convocar el mayor número posible de plazas en Secundaria, ya que la siguiente convocatoria, la de 2021, será de Infantil y Primaria y después ya no hay más previstas", al tiempo que ha instado a la Conselleria a que divulgue "con suficiente antelación el calendario completo de las próximas oposiciones para que quienes se presenten dispongan de la información lo antes posible".

Por otra parte, esta organización ha apoyado la supresión del requisito de la 'capacitació lingüística', aunque ha matizado que supone "un agravio comparativo para quienes han opositado este año y para aquellas personas que lo hicieron en 2018". Del mismo modo, ha planteado que quede garantizada "la seguridad jurídica de los funcionarios de carrera que, con la 'capacitació' registrada, puedan tener movilidad a la hora de optar a puestos de trabajo con requisito lingüístico C1".

ANPE PIDE MEJORAR LAS CONDICIONES DE TRABAJO DE LOS TRIBUNALES

También el sindicato ANPE ha pedido que las oposiciones de 2020 sean "lo más amplias posibles" y que "se tenga en consideración la mejora de las condiciones de trabajo de los tribunales", para lo que han instado a la disminución del número de opositores por tribunal y una racionalización de los horarios y plazos de resolución.

Asimismo, han reclamado que se homogenicen y agilicen las publicaciones de las diferentes resoluciones que afectan a los opositores y han pedido que no haya cambios en la convocatoria para "garantizar la seguridad jurídica de los opositores y que no existan agravios comparativos respecto de otras convocatorias".

Respecto de la sustitución de la 'capacitació' por el C1, desde ANPE han considerado que "modificar los requisitos a pocos meses de una oposición está provocando alarma social entre los aspirantes, que no pueden estar a estas alturas al arbitrio de las ocurrencias de una Administración que no acierta a dar fundamentos de peso para justificar esta propuesta".