6 de diciembre de 2019
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 21 de noviembre de 2019

    Somoza: "A veces la novela de misterio se convierte en tecnológica y nada tiene que ver con los seres humanos"

    Somoza: "A veces la novela de misterio se convierte en tecnológica y nada tiene que ver con los seres humanos"
    Portada de la novela de José Carlos Somoza 'Estudio en negro' - ESPASA

    VALÈNCIA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

    El escritor José Carlos Somoza (La Habana, 1959) asegura que los avances tecnológicos hacen que, en ocasiones, la novela de misterio se convierta en novela tecnológica que nada tiene que ver con los seres humanos" y, por ello, confiesa que narrar sobre épocas pasadas "le libera" de "los móviles y el ADN".

    Así lo ha manifestado Somoza en una entrevista concedida a Europa Press en València, donde participa en el festival de fantasía, terror y ciencia ficción Golem y presenta su nueva obra, 'Estudio en negro' (Espasa).

    En este libro, Somoza se inspira en el universo de Sherlock Holmes y su creador, Arthur Conan Doyle, para construir una historia con la intriga y la metaliteratura como ingredientes. Es la primera de una serie de tres entregas, aunque cada una de ellas se puede leer de forma independiente.

    A finales del siglo XIX, a una exclusiva clínica para enfermos mentales en Portsmouth llega contratada una enfermera nueva, Anne McCarey, protagonista y narradora de la novela. En la residencia deberá cuidar de un demente, el Señor X. Sin embargo, descubre que este paciente tiene una extraordinaria capacidad adivinatoria y es capaz de descubrir los secretos más ocultos de las personas, y disfruta haciendo pesquisas policiales desde su refugio.

    La relación con Anne es tensa, pues ella se empeña en indagar en su vida; sin embargo, terminan aceptándose. A este dúo se añade el doctor Conan Doyle, que visita la residencia para atender al Señor X. En ese momento, empiezan a ocurrir diversos asesinatos inexplicables.

    Somoza explica que quería escribir una novela ambientada en el mundo victoriano: "Quería liberarme de los móviles y de la alta tecnología que se mete en la piel. El ADN hace que la novela de misterio se vuelva una especie de novela tecnológica que no tiene nada que ver con los seres humanos y yo quiero hablar de seres humanos".

    Recalca que en ningún caso deseaba realizar un "pastiche" de Sherlock Holmes porque eso le habría "quitado libertad". "Los autores queremos a nuestros personajes, no los de los otros, aunque los admiremos", ha aseverado.

    Preguntado por la razón por la que el famoso y excéntrico detective se ha convertido en un personaje inmortal, Somoza cree que se debe en gran parte a la "habilidad técnica literaria de haber creado a Watson, el necesario evangelista que cuenta los milagros de su dios particular".

    "UN FARO EN LA OSCURIDAD"

    Además, señala que "en el caos que era el siglo XIX, al igual que sucede ahora, está muy bien que alguien diga 'yo lo sé todo'". "Sherlock Holmes es como un faro en la oscuridad", añade.

    El escritor reflexiona sobre la importancia de los personaje, sin los cuales no cree que pueda levantarse una buena obra. Cita a Wilkie Collins para afirmar que "cuando tienes los personajes tienes la novela". No obstante, apunta que no desdeña la trama, puesto que no le agradan las novelas "pasivas".

    José Carlos Somoza está considerado uno de los renovadores de la literatura de misterio y fantasía en castellano. Ha publicado, entre otros, los títulos 'Silencio de Blanca' (premio La Sonrisa Vertical 1996), 'Dafne desvanecida' (finalista del premio Nadal 2000), 'La caverna de las ideas' (premio Gold Dagger 2002 a la mejor novela de suspense en Inglaterra), 'Clara y la penumbra' (premio Fernando Lara 2001, premio Dashiell Hammett 2002 a la mejor novela policiaca) o 'La llave del abismo (2008, premio Ciudad de Torrevieja de Novela)'. Su obra ha sido traducida a más de treinta idiomas.

    Contador

    Lo más leído en C. Valenciana