20 de octubre de 2019
  • Sábado, 19 de Octubre
  • 23 de febrero de 2010

    Sucesos.- Desarticulada una banda que cobrara 2.500 ? por documentos falsos para legalizar a inmigrantes

    VALENCIA, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Agentes de la Guardia Civil de Valencia han desarticulado una banda organizada presuntamente dedicada a la falsificación de documentos que acreditaban la estancia y trabajo legal de ciudadanos marroquíes, por los que cobraban unos 2.500 euros. La operación, bajo el nombre de 'Ribera', se ha saldado con la detención de 14 personas en diversas localidades de la provincia, donde los agentes se han incautado de abundante material documental e informático.

    Los primeros datos aportados por los investigadores apuntan a que el número de personas regularizadas de esta forma ilegal supera la treintena, según informó la Comandancia de Valencia en un comunicado.

    Desde el mes de enero del pasado año, la Guardia Civil investigaba a una serie de personas por su supuesta implicación en diversos delitos relacionados con la inmigración ilegal. Fruto del operativo montado, los agentes averiguaron que se trataba de un grupo bastante numeroso de personas supuestamente dedicado a falsificar documentación para regular la estancia y el trabajo de inmigrantes marroquíes, algunos de ellos afincados ya en España y otros traídos desde su país de origen, a cambio de 2.500 euros.

    Por este motivo se decidió dar inicio a la fase de explotación de esta operación, que tuvo lugar durante todo el día de ayer donde la Guardia Civil practicó un total de 11 registros en domicilios y establecimientos de distintas localidades de Valencia como Carlet, Torrent, Quart de Poblet, Valencia, Alzira y Algemesí.

    Como consecuencia de todo ello, la Guardia Civil detuvo a 14 personas de nacionalidad española y marroquí, entre las que se encuentra una mujer, como supuestos autores de los delitos de trata de seres humanos, contra el derecho de los trabajadores, falsificación de documentos, y cohecho. Igualmente como resultado de los registros efectuados, la Guardia Civil ha intervenido numerosos documentos y ordenadores que están siendo analizados en estos momentos.

    Las investigaciones continúan abiertas para lograr el total esclarecimiento de los hechos, y poder determinar el número final de personas que han sido regularizadas de forma ilegal por los integrantes de esta banda que, por el momento y según los datos aportados por los agentes de la Guardia Civil que llevan el caso, supera ya la treintena.