5 de agosto de 2020
11 de septiembre de 2009

Sucesos.- Detenida una pareja por estafar a varias personas a las que contaban su necesidad desesperada de dinero

CASTELLÓN, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Vila-real (Castellón) a un hombre, J.L.S.F., de 33 años, y a una mujer, B.L.P., de 31, como presuntos autores de un delito estafa. El 'modus operandi' consistía en aprovecharse económicamente de distintas personas mediante el relato de historias que provocaban la "sensibilización" de sus víctimas, a las que hacían ver una necesidad "desesperada" de dinero para solucionar sus supuestos problemas, según informó la Policía en un comunicado.

Las investigaciones se iniciaron el 25 de junio de este año, cuando en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Vila-Real se denunció una posible estafa en la que un individuo, que decía ser el hijo de un sobrino de la denunciante, le pedía una suma de dinero importante porque su madre estaba ingresada en un hospital de Valencia con su padre y, al no tener llaves de su domicilio en Vila-real, necesitaba ayuda desesperadamente.

Después de esta denuncia se sucedieron otras similares de distintas personas de la ciudad, en las que todas coincidían tanto en la historia que relataban para conseguir su objetivo económico, como en los presuntos autores de las supuestas estafas, un hombre y una mujer de unos 30 años de edad.

Tras conseguir averiguar la identidad de los implicados, se comprobó la veracidad de los relatos que contaban a sus víctimas y se demostró que eran falsos.

A tenor de todo esto, se fueron practicando gestiones tendentes a la búsqueda de los denunciados, que fueron localizados ambos y detenidos por un delito de estafa. Posteriormente fueron puestos a disposición judicial.

Uno de los detenidos poseía numerosos antecedentes policiales y era un delincuente habitual. Este tipo de delitos tiene una dificultad añadida para su resolución, ya que se trata de cantidades económicas no muy grandes y muchas víctimas distintas, que, en muchos casos, no llegan a denunciar, según la Policía.