29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
23 de octubre de 2019

Un testigo sitúa al acusado de matar a la viuda del expresidente de la CAM fuera de Novocar a las 18.30 horas

Un testigo sitúa al acusado de matar a la viuda del expresidente de la CAM fuera de Novocar a las 18.30 horas
Concesionario Novocar donde ocurrió el crimen - EUROPA PRESS/ARCHIVO

ALICANTE, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un proveedor del concesionario Novocar ha situado a Miguel López, único acusado de matar a su suegra, Maria del Carmen Martínez, viuda del expresidente de la CAM, Vicente Sala, fuera del concesionario sobre las 18.30 horas del 9 de diciembre de 2016, cuando sucedieron los hechos.

En su testimonio ante el tribunal del jurado que juzga a López, el testigo ha asegurado que los coches de ambos estaban aparcados uno junto al otro y que López se le acercó para despedirse. A preguntas del Ministerio Fiscal, ha declarado que el acusado "es una persona muy activa" y que, sin embargo, no lo notó "diferente, ni nervioso".

El testigo, que ha indicado que no vio el coche de la fallecida, ha explicado que fue al concesionario a recoger una furgoneta que había comprado sobre las 18.09 horas.

La gestión se hizo dentro empresa y durante aproximadamente media hora y que, ya en el exterior, cuando un trabajador de Novocar le había solucionado la documentación, tuvo que regresar al interior a coger unos triángulos y algún elemento de la baca, que se le habían olvidado. "La furgoneta estaba aparcada fuera en el aparcamiento y fue allí dónde me encontré con Miguel", ha concluido.

Por su parte, un mecánico de Novocar, que trabajó para la empresa 21 años, ha explicado que, sobre las 19.00 horas, otro de los trabajadores del taller le dijo al responsable del lavadero que había alguien sangrando en el lavadero. "Cuando salí a la puerta me cruce con él y me dijo que no me acercara, que era la jefa y que le habían pegado dos tiros", ha explicado y ha aclarado: "No me acerqué".

La tarde del crimen ha confirmado que había cinco coches y que no oyó llegar a María del Carmen Martínez. A última hora, sobre las 18.30 horas, vio llegar al compañero que habitualmente se encargaba de entregar los vehículos. Además, ha indicado que no recuerda que se entregaran los coches en el lavadero.

En esta sesión también ha declarado un Policía autonómico, amigo de la familia, ha asegurado que "en aquellos días se habló de un sicario y de otras cosas". Ha explicado que Miguel López le avisó y que le comentó que era "un barrio peligroso" que habían "atracado" a María del Carmen y que "estaba muerta". Además, le indicó que no llevara a Vicente Sala (hijo de la víctima), ya que "es muy impresionable".

Por último, ha señalado que volvió a ver al acusado una hora antes del entierro y que le comentó: "A mi suegra se le ha ido la cabeza, lo único que quería era destruir a la familia".

CUATRO HERIDAS DE ARMA DE FUEGO

El forense del Instituto de Medicina legal de Alicante, que realizó el 9 de diciembre de 2016 el levantamiento de cadáver de María del Carmen Martínez, ha confirmado, a preguntas del Ministerio Fiscal, que el cadáver tenía cuatro heridas por arma de fuego, aparentemente corta, en sien izquierda y en sien derecha y en pómulo izquierdo y en mejilla derecha.

La mujer, ha comentado el forense, fue encontrada en la posición "cubito supino", aunque fue manipulada por el SAMU en las maniobras de reanimación, lo que "dificulta el conocimiento de la situación del cuerpo en el momento del fallecimiento". A preguntas de la defensa ha indicado que no ha hablado con los enfermeros que actuaron, por lo que no le consta lo que hizo ese equipo.

BUENA RELACIÓN CON LOS NIETOS

Por su parte, también han declarado dos nietos de la víctima que han descrito la relación de la familia de "buena" e incluso "muy buena" y "de relación cariñosa", pese a que han reconocido que en la junta de junio la abuela les trasmitió que "quería más a unos nietos que a otros" (en referencia a los hijos de Vicente Sala). "Es duro darse cuenta de que mi abuela no me quiere", ha asegurado la nieta mayor.

El nieto ha relatado, al ser preguntado por un WhatsApp que mandaron a la abuela ese junio, que su madre -la hija mayor de la víctima-, se lo pidió: "Lo hice porque mi abuela siempre me decía hacer caso a lo que os digan la mamá y el papá".

En ese sentido, la nieta ha reafirmado que su madre era quién les daba las "pautas" de como tenían que actuar con su abuela.

El nieto ha afirmado a preguntas del Ministerio Fiscal, que no le "pareció normal" que sus primos pusieran mensajes en las redes como "jaque mate", "maldita zorra" o "eres más falsa que tus putos bolsos". Mientras que la nieta lo ha atribuido a un "desahogo" en redes de los pequeños, ante el "desprecio" de la abuela.

Por último, la chica ha indicado que su abuela tenía un carácter "muy duro y fuerte" y ha recordado que le habían atracado en varias ocasiones y que incluso, en una ocasión, había forcejeado con el ladrón.

MODIFICAR LOS ESTATUTOS

Finalmente, la asesora del consejo de administración del holding familiar ha explicado que las discrepancias para el pacto de socios
--María del Carmen y sus 4 hijos--, radicaba en el tratamiento de los derechos privilegiados de voto.

Ha explicado que la madre y su primogénito querían modificar los Estatutos de Samar Internacional para que el hijo pudiera heredar la acción de oro, sin necesidad de que fuera por unanimidad, tal y como se indicó en el informe elaborado por los abogados.

La testigo ha afirmado que Miguel López tenía una participación residual en Novocar y que nunca participó en ningún Consejo de Administración del resto de las empresas, excepto cuando se abordaba alguna cuestión relacionada con el concesionario.

Además, ha negado que hiciera algún seguimiento sobre el desarrollo de las empresas y que Miguel López fuera competente para asesorar a las hermanas: "No tenía conocimientos jurídicos para hacerlo". También ha dicho que en ningún momento se planteó modificar la situación de Miguel López en Novocar.

La testigo ha recordado que las hijas de la víctima acudieron a ella, cuando, tras el cese de Vicente Sala como consejero delegado de Samar Internacional, se les entregó un requerimiento para una Junta extraordinaria, el 16 de septiembre, para cesar a los consejos de administración de Samar Internacional y de la Compañía Española de Resinas y nombrar administrador único de la primera a Vicente Sala y a María del Carmen Martínez de la segunda.