18 de octubre de 2019
1 de febrero de 2018

Torrevieja instala nidos para "salvar" a los gorriones ante la desaparición de los tejados tradicionales

Torrevieja instala nidos para "salvar" a los gorriones ante la desaparición de los tejados tradicionales
AYTO TORREVIEJA

ALICANTE, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Concejalía de Parques y Jardines, del Ayuntamiento de Torrevieja (Alicante) ha instalado 110 nidos para gorriones en los jardines municipales para "salvar a estas aves" que "antes" se refugiaban en los tejados y que ahora "por el tipo de construcción que en la actualidad se realiza no tienen sitio para reproducirse".

El edil del área, Domingo Soler, ha presentado este jueves el proyecto y ha detallado que los nidos están hechos con tablero marino para que no se hinchen con la lluvia, tienen agujeros adaptados al tamaño de estas aves para que no entren otro tipo de aves o mamíferos
--como ardillas-- y sirvan para cumplir su objetivo.

En un comunicado, Soler ha informado de que los presupuestos de 2018, para los que se destinan más de tres millones de euros al mantenimiento de las zonas verdes, contempla con el resto recuperar espacios que se ven "abandonados".

Así, el equipo de gobierno pretende actuar en la zona norte con los parques de La Siesta, Molino del Agua, Lo Albentosa, Aromático o la zona de Torre Cristina -salida hacia Crevillent, frente al Parque Natural-, "porque no podemos permitirnos que la primera imagen que se vea de Torrevieja sea esa", ha dicho el concejal, quien ha matizado que después seguirán trabajando con los parques de la zona sur.

"Las plazas de Oriente y Miguel Hernández también serán otras zonas que serán remozadas y vamos a asumir las zonas verdes que ante situaciones devenidas por la forma de urbanizar que ha habido en Torrevieja han quedado abandonadas tanto por constructores como por el Ayuntamiento", ha seguido Soler que ha recordado que ha habido "una modificación en el contrato de mantenimiento de zonas verdes en el que se han incluido miles de metros que antes no se tenían en cuenta".

PICUDO

En cuanto a la sustitución de palmeras afectadas por el picudo, el concejal ha explicado que la plaga es "muy difícil de erradicar" y cuando una palmera está afectada, "tardará dos o tres años con tratamiento pero terminan muriendo".

Con todo, ha afirmado que "aquellas que puedan sustituirse, se hará sin ningún problema pero las palmeras 'canariensis' de 80 y 90 años es muy difícil que puedan cambiarse por otras por el coste y porque el picudo no da tregua".