3 de marzo de 2021
7 de octubre de 2009

La UCV inaugura en Campanar un centro de Educación Infantil, pionero en terapias para niños con discapacidad

VALENCIA, 7 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Universidad Católica de Valencia (UCV) 'San Vicente Mártir' inauguró hoy en el barrio valenciano de Campanar un centro de Educación Infantil y Atención Temprana, pionero en terapias para niños con discapacidad, según informó el Arzobispado en un comunicado.

Asimismo, comentó que el arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, Gran Canciller de la UCV, bendijo esta mañana este centro. En el acto de inauguración participaron también la consellera de Bienestar Social, Angélica Such, y el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Valencia, Alfonso Grau, así como el rector, José Alfredo Peris, junto a profesores y profesionales del centro.

El Centro de Educación Infantil y Atención Temprana de la UCV está ubicado en la Alquería de Ricós, en el barrio de Campanar, un inmueble que ha sido cedido por el Ayuntamiento de Valencia y que está acondicionado "según las normas de seguridad infantil y accesibilidad, en un espacio amplio y confortable para los niños", afirmó el Arzobispado.

El centro está integrado por dos espacios de intervención, uno de ellos, correspondiente al centro de educación infantil que tiene la posibilidad de acoger a niños con discapacidad; y otro de atención temprana. El centro de atención temprana dispone de 70 plazas y puede atender tanto a los niños del centro de educación infantil como a externos que sólo acudan a ese servicio.

En su intervención, monseñor Osoro subrayó que un centro como éste "es un canto a la vida, a la libertad y a la verdad, un canto a todas estas cosas buenas que hacen posible lo que acabamos de escuchar en el Evangelio, que el Señor quiso que los niños estuviesen siempre junto a él, que los que iniciaban la vida, estuviesen junto a él, porque junto a él se aprende a vivir, a convivir, la verdad y la libertad".

En este sentido, señaló que este tipo de acciones es "una de las mejores maneras de hacerse presente la Universidad en medio de la sociedad". Consideró "un gran gozo poder ver esta realidad, que asume una necesidad de nuestra sociedad y que es la universidad la que se adelanta precisamente a esta necesidad".

Por su parte, la consellera de Bienestar Social manifestó que la Generalitat potencia la etapa del desarrollo de los niños "donde se configuran las habilidades sociales que luego les van a permitir en el resto de ámbitos de la sociedad las mejores condiciones posibles", según indicó el Arzobispado. Such agregó que este trabajo se realiza en "centros como éste, que se deben basar en la prevención, en la detección precoz y en la intervención, así como en la investigación".

El primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento de Valencia aseguró, por su lado, que el centro "cubre una necesidad educativa y social" y destacó que éste es "un centro de esta naturaleza en un lugar privilegiado".

"UN CENTRO PIONERO"

El Centro de Educación Infantil y Atención Temprana UCV es "pionero en la integración en edades tan tempranas y cuenta con más de 60 plazas y cuatro aulas para los diferentes niveles educativos, con una sala de nuevas tecnologías, una de psicomotricidad, y un patio de juegos adaptado a las necesidades de los niños".

Así, lo explicó su director, Francisco Gallego, que apuntó que la principal particularidad de este centro es que "integra distintos programas de atención terapéutica en las actividades educativas de los primeros años del desarrollo como son la atención psicológica, fisioterapia, logopedia y atención temprana".

Igualmente, el centro, de 941 metros cuadrados, dispone de aulas de psicomotricidad, nuevas tecnologías, grafomotricidad, musicoterapia, estimulación temprana, así como talleres de expresión artística, iniciación al inglés o actividades predeportivas.

El centro dispone de un "amplio equipo" de profesionales multidisciplinar agrupados que abarcan diversos perfiles como maestros, pedagogos, psicólogos, terapeutas ocupacionales, logopedas, fisioterapeutas y auxiliares de educación, precisó Gallego, según el Arzobispado. Igualmente, esta instalación cuenta con una escuela de padres y un gabinete de orientación psicopedagógica.