13 de noviembre de 2019
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 5 de julio de 2010

    UGT considera "irresponsable" que CGC y Apeca pretendan "no negociar el convenio de recolección de cítricos"

    VALENCIA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

    UGT considera "irresponsable" la postura del Comité de Gestión de Cítricos (CGC) y la Asociación Profesional Empresas Cooperativas Agrarias (Apeca) de "no negociar el convenio de recolección de cítricos" que, al igual que los convenios sectoriales de manipulado y envasado de cítricos, frutas y hortalizas, vence el 31 de agosto.

    Según han informado este lunes fuentes sindicales, el pasado día 28 de junio UGT convocó, como sindicato mayoritario del convenio colectivo, las mesas negociadoras de esos convenios, que atañen a la Comunitat Valenciana y "hasta la fecha habían sido firmados en solitario por la UGT, por la parte social, y por el CGC y Apeca, por la parte empresarial".

    No obstante, en esa ocasión "tanto CGC como Apeca se negaron a constituir la mesa de negociación de la recolección, constituyendo sin problemas la de manipulado".

    Así, UGT ha calificado de "totalmente incongruente" que "unas patronales que durante siete años se han manifestado, y lo son, como organizaciones empresariales mayoritarias en ambos sectores", este año "no quieran negociar".

    Desde UGT lamentaron que se trata de "un mal comienzo a unas negociaciones que ya se planteaban bastantes discordantes" y confiaron en que "el próximo 26 de julio, fecha prevista para la próxima reunión, tanto CGC como Apeca hayan recapacitado de su comportamiento totalmente irresponsable y se dignen a negociar un convenio".

    La Federación Agroalimentaria de UGT ha hecho hincapié en la importancia de esa negociación y ha comentado que esa posición de la patronal es "únicamente entendible" si obedece a la "voluntad de abandonar a todos los trabajadores del sector" y de "desregularizar las relaciones laborales de este colectivo con sus distintas empresas y cooperativas para pasar a formar parte de las plantillas de las empresas de trabajo temporal (ETT) que operan en el sector".

    Así, las mismas fuentes han alertado de que "los trabajadores y trabajadoras del sector corren el peligro de formar parte de las ETT de manera única para poder trabajar en un sector donde han desarrollado históricamente sus tareas profesionales", cuestiones por las que han "interpuesto en las últimas campañas distintas denuncias delante de la Inspección de Trabajo, sin que éste organismo haya asumido su responsabilidad al respecto".