15 de noviembre de 2019
24 de septiembre de 2009

UGT insiste en que incorporar el chino mandarín como optativa es una "ocurrencia" de Font de Mora

VALENCIA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT PV) censuró hoy la firma y publicación del convenio entre la Conselleria de Educación y la Entidad Hanban para integrar en los centros educativos valencianos a profesores voluntarios de chino y estudiará la posibilidad de su impugnación judicial. El sindicato reiteró su "rechazo rotundo a la nueva ocurrencia" del conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, de incorporar el próximo curso escolar (2010/2011) el chino mandarín como optativa de la ESO y el Bachillerato.

La entidad denunció además la "demagogia de los pretendidos Planes Plurilingües que dice impulsar desde su departamento, cuando por una parte, pretende incorporar el chino mandarían en la ESO y el Bachillerato, en el que se integra un alumnado con graves carencias, importantes necesidades educativas no atendidas y alto nivel de fracaso escolar y, por otra parte, limita la formación de grupos en las Escuelas Oficiales de Idiomas".

FETE resaltó la "posible ilegalidad" de este convenio, al afectar directamente al sistema de provisión de puestos de trabajo en los centros educativos, ya que, con él se pretende "vulnerar abiertamente la legalidad vigente que establece tanto las materias o asignaturas que forman parte del currículo escolar, como las especialidades y titulaciones del profesorado llamado a impartirlas por tener legalmente definida su atribución docente", entre otros requisitos.

UGT lamentó "profundamente que la Conselleria de Educación se embarque en este tipo de proyectos atípicos, con el coste económico adicional que suponen para el erario publico valenciano, y que no se invierta y mejore en la consolidación de las líneas y programas educativos de enseñanza en valenciano, o que se pongan tantas trabas y dificultades para la promoción y defensa de los grupos y unidades en el conjunto de las enseñanzas de idiomas en las Escuelas Oficiales de Idiomas".

El sindicato reclamó al conseller de Educación que "reflexione y aprenda de sus errores y que, a la vista de lo sucedido con Educación para la Ciudadanía, rectifique su posición sobre su nueva ocurrencia, la introducción del chino mandarín como asignatura optativa en la ESO y el Bachillerato con la importación de profesorado nativo, y que retire esta propuesta totalmente absurda y descabellada".