28 de noviembre de 2020
9 de junio de 2006

La Unió-COAG critica que el Ministerio de Agricultura aprueba "sin garantías" el programa de enfermedades apícolas

VALENCIA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Unió-COAG criticó hoy que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación aprobó "sin garantías" un Programa Nacional de lucha contra las enfermedades de las abejas de miel puesto que, dijo, "no crea las líneas de financiación específicas que garanticen su viabilidad y su éxito", según informaron fuentes de la institución.

Según indicaron las mismas fuentes, en el Real Decreto 608/2006, de 19 de mayo, publicado en el BOE del 2 de junio de 2006, que establece y regula un Programa Nacional de lucha contra las enfermedades de las abejas de miel, no se tuvo en cuenta la situación actual del sector que, en su opinión, "sigue inmerso en una crisis profunda".

En este sentido, señalaron que la crisis se debe a "graves" problemas sanitarios por la varroosis, el despoblamiento y una "crisis" de precios motivada por las importaciones de terceros países.

Asimismo, indicaron que el Ministerio de Agricultura olvidó involucrar al apicultor como "principal" agente sanitario de su explotación y a las Agrupaciones de Defensa Sanitaria (ADS) como herramientas más eficaces para solucionar los problemas sanitarios.

Así, aseguraron que el Real Decreto 608/2006 exige medidas específicas contra la varroosis, que resultan "utópicas" sin líneas de financiación concretas, entre cuyas exigencias se encuentra, indicaron, la de realizar, al menos, un tratamiento acaricida obligatorio al año, entre septiembre y noviembre, con un producto veterinario autorizado.

Para el sector apícola de La Unió es "importante" tener en cuenta que los gastos sanitarios en cualquier otra explotación ganadera suponen entre el tres y el seis por ciento de los ingresos brutos, mientras que en una explotación apícola sólo el tratamiento de la varroosis con un producto registrado tiene un costo mínimo entre el 18 y el 22 por ciento.

"GASTOS INSOPORTABLES"

Según Enrique Simó, técnico del sector apícola de esta institución, "estos gastos son insoportables para cualquier explotación profesional", y aseguró, además, que los acaricidas autorizados "tienen un coste muy elevado, una eficacia real y unos problemas de resistencias que no son los prometidos por los laboratorios", por lo que, explicó, "se considera que el Ministerio de Agricultura debería apoyar la búsqueda de nuevas moléculas autorizadas para el tratamiento de la varroosis".

Las mismas fuentes afirmaron que en el preámbulo del programa se echa en falta un párrafo relativo a la importancia que tiene la abeja de la miel en la polinización de plantas cultivadas y silvestres, cuyo incremento en la polinización favorece la fecundación y fructificación, por lo que contribuye directamente en la biodiversidad y en la conservación de especies amenazadas --animales y vegetales--.

Asimismo, consideraron que el Ministerio debería dar prioridad a las ADS, estableciendo unas directrices "básicas concretas" o incluso definir un mínimo de colmenas lo suficientemente alto para garantizar la viabilidad de cualquier agrupación sanitaria y para evitar que cada comunidad autónoma funcione de modo descoordinado.

En este sentido, Simó afirmó que "se debe tener en cuenta que la creación de multitud de pequeñas agrupaciones con programas sanitarios no coincidentes mermaría la eficacia de su aplicación, poniendo en peligro la viabilidad y la estabilidad de las ADS".