1 de junio de 2020
8 de abril de 2020

La Unió insta a que se permitan los mercados de proximidad adoptando medidas de seguridad frente al coronavirus

La Unió insta a que se permitan los mercados de proximidad adoptando medidas de seguridad frente al coronavirus
Mercado de proximidad - AYUNTAMIENTO DE CIUDAD REAL - ARCHIVO

VALÈNCIA, 8 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Unió de Llauradors ha reclamado a la Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana que permita la celebración de los mercados no sedentarios de proximidad que se realizan en muchas localidades para que se pueda vender productos alimentarios siguiendo una serie de medidas de seguridad por el coronavirus.

En la actual situación, y debido a las numerosas pérdidas que están sufriendo los productores que abastecen o venden en este tipo de mercados, que no pueden acogerse a las medidas de compensación establecidas por el Gobierno como el cese de actividad porque tienen que continuar manteniendo el cultivo o los animales, la Unió considera que se tiene que retomar la actividad y más teniendo en cuenta que buena parte de la venta corresponde a productos de la "máxima proximidad".

Sólo los productores de hortalizas relacionados con estos mercados ya han sufrido pérdidas cercanas a los 10 millones de euros y también tienen importantes pérdidas aquellos ganaderos que elaboran sus quesos o derivados lácteos como yogures y vendían en o para éstos, según las mismas fuentes.

los mercados no sedentarios concentran habitualmente diferentes tipos de venta, pero mayoritariamente la relacionada con alimentación y, por tanto, se pueden considerar exceptuados de la obligación de cierre indicada por el Gobierno en su día con respecto a esta actividad comercial concreta, pero no al resto.

"No tiene por tanto lógica la actitud de la Delegación del Gobierno de prohibirlos sin más y dejar que los supermercados y grandes superficies sí puedan abrir sin ningún tipo de problemas", ha señalado la Unió.

MEDIDAS CONTROL

La organización ha indicado que para ello se debe restringir la actividad de venta a la alimentación, bebidas y productos y bienes de primera necesidad y cumplir medidas de control para evitar la aglomeración de ciudadanos.

La distancia entre las paradas debe ser de 2,5 metros con las colindantes y 6 metros con las de enfrente, según la propuesta de la Unió que ha añadido que se debe prohibir tocar los productos si no se realiza con guantes desechables facilitados por el vendedor y los compradores deben mantener entre ellos una distancia de 2 metros, mientras que en la primera línea de la parada únicamente tiene que haber una persona.

Los accesos a los mercados de venta no sedentaria deben estar regulados (con un acceso y una salida) para evitar que existan más de 1.000 personas, tal y como establece la normativa, y únicamente puedan acceder hasta 1/3 del aforo de la zona del mercadillo y las personas vendedoras deben adoptar las medidas preventivas que en todo momento establezcan las autoridades sanitarias, según la propuesta de la organización.

La Unió, junto a cerca de 600 organizaciones y colectivos de todo el Estado ya remitió una carta al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación sobre este tema, pero ante la falta de medidas concretas han registrado hoy una nueva carta a los Ministerios de Sanidad y de Consumo, donde solicitan formalmente que se "dicten las instrucciones pertinentes a las comunidades autónomas y ayuntamientos para que se busquen soluciones para los mercados no sedentarios de proximidad.

Para leer más