19 de agosto de 2019
  • Domingo, 18 de Agosto
  • Sábado, 17 de Agosto
  • 10 de octubre de 2014

    La Universitat de València rinde homenaje a Broseta, Lluch y Tomás y Valiente a través de una gran exposición

    La Universitat de València rinde homenaje a Broseta, Lluch y Tomás y Valiente a través de una gran exposición
    UV

    VALENCIA, 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Universitat de València inaugurará el próximo martes, día 14 de octubre, a las 20 horas, en el Centre Cultural La Nau, la exposición 'Maestros de ciudadanía: Manuel Broseta, Ernest Lluch y Francisco Tomás y Valiente' con la que se rinde un homenaje a sus tres profesores que si bien compartieron la terrible circunstancia de su trágica muerte -todos fueron asesinados por ETA-, coincidieron en su compromiso cívico y político.

    Esta exposición, que constituye la gran muestra de la temporada en la que la Universitat de València ha trabajado en los últimos tres años, se sustenta sobre esa aportación de estos tres relevantes profesores y destacados políticos, y partícipes de primer plano en la construcción de la democracia.

    Comisariada por el catedrático de Historia Contemporánea de la Universitat de València, Marc Baldó, la exposición reúne imágenes de una treintena de fotoperiodistas entre los que se encuentran Penalba, Toni Paricio y Agencia EFE, obras del Equipo Realidad y Equipo Crónica, documentación de la Junta Democrática, el Consell Democràtic del País Valencià y la Taula de Forces Polítiques i Sindicals, documentos universitarios tanto académicos (notas, textos mecanografiados) como políticos (declaraciones reivindicando una universidad democrática), o de actividades culturales de cuando eran estudiantes (revistas, carteles).

    Al respecto, Baldó ha explicado que hay una destacada presencia de prensa de la época con artículos de los tres profesores, entrevistas, noticias, portadas alusivas a sus personas, caricaturas, etc. También se incluyen algunos de sus libros y artículos, fotografías familiares (de niños, con sus padres y hermanos, de recién casados o con sus hijos, de viajes de estudio o aventura juvenil por Europa, o, en fin, como festeros de moros y cristianos) y tampoco faltan objetos personales, como las gafas de Manuel Broseta o la cartera de Ministro de Sanidad, de Ernest Lluch.

    Además de todo este material se han realizado entrevistas a 35 personas (más de 50 horas de grabación) entre hijos (Pablo Broseta, Rosa Lluch y Carmen Tomás-Valiente), compañeros de universidad y política, e historiadores (Josep Fontana, Santos Juliá), sociólogos especializados en el Estado del bienestar (Ana Guillén), juristas (María Emilia Casas, Pascual Sala expresidentes del Tribunal Constitucional), periodistas (María Consuelo Reyna exdirectora de Las Provincias, Lluis Foix, exdirector de La Vanguardia) y ciudadanos (el militante de Comisiones Obreras, Dionisio Vacas). Unas entrevistas que se han realizado en diversas ciudades españolas, además de en Valencia, se ha viajado a Madrid, Barcelona, Sevilla y Oviedo para contactar con los interlocutores.

    Todo este trabajo da cuenta de "la magnitud" del proyecto de la institución académica, y con el que se ha pretendido dar "una imagen no solo de los tres profesores, sino de toda una generación de universitarios y ciudadanos que renovaron el medio académico y político del país".

    Además, en estos días previos a la inauguración se está trabajando para que este "ímprobo trabajo" de entrevistas esté disponible a través de una página web que estará a disposición de la ciudadanía próximamente. Todo este trabajo de recopilación de material también ha sido posible gracias a las fundaciones Manuel Broseta y Ernest Lluch, a las universidades de Salamanca, Barcelona, Madrid y Autónoma de Madrid, además de Valencia, en las que ejercieron, a la Casa Joan Fuster y a la Agencia EFE.

    La exposición está organizada en torno a cuatro grandes secciones temáticas que comprometen y afectan a los tres protagonistas de este proyecto: Estudiantes con inquietudes, Maestros universitarios, Ciudadanos y políticos, y Memoria y evocación. A través de esta secciones, el principal objetivo es que el público pueda reflexionar sobre la vida y obra de los profesores Broseta, Lluch y Tomás y Valiente, a través del material expuesto con el que se destaca tanto su aportación como universitarios en sus respectivos campos de especialización y la formación de discípulos, como su praxis de ciudadanos que apostaron por la democracia. La trayectoria académica y política, pues, son el núcleo de la narración que se propone.

    Los tres pertenecen a la misma generación: nacen en 1932 (Broseta y Tomás y Valiente) y en 1937 (Lluch). Estudian en la Universitat de València (Derecho) y Barcelona (Económicas) en los años cincuenta (1950-55 y 1956-61). Completan y amplían sus estudios, se integran en la Universidad como ayudantes e investigadores, se doctoran y opositan a plaza de funcionario (catedrático o agregado), consiguiéndola en 1964 Broseta y Tomás y Valiente, y Lluch en 1970, lo que les permite desarrollar una fecunda tarea como investigadores en sus áreas de saber, como docentes y maestros de discípulos.

    ESTUDIANTES CON INQUIETUDES

    Los tres pertenecen a una misma generación, la de los "estudiantes con inquietudes", de la que son representativos. Esta generación de universitarios se caracteriza, principalmente, por superar con su propio esfuerzo la mediocridad y el aislamiento cultural que había impuesto al país la dictadura. A estos estudiantes se les ha llamado a veces la "generación del 56", aludiendo a la fecha de las primeras acciones que protagonizaron.

    Rasgo común de los tres es que, como óptimos profesores jóvenes del momento, creyeron en la utilidad de las ciencias sociales para ayudar a cambiar la vida. Fueron demócratas y la dictadura los tenía por subversivos, pero sobre todo fueron competentes. Los tres tuvieron una honda vocación universitaria, que es vocación intelectual de investigación, lecturas, buena docencia y dirección de trabajos; los tres cuando cesaron en política volvieron a las aulas.

    "Apostaron por la democracia con flexibilidad de ideas, lucidez crítica y sentido de la oportunidad". Se implicaron en la conquista de la democracia, como estudiantes, como profesores, como "decanos demócratas", como independientes, simpatizantes o comprometidos en organizaciones de la oposición.

    Asimismo, destacan que los tres vivieron con "vocación y plenitud su vida". Fueron académicos, intelectuales y políticos con la fuerza de la convicción más profunda y al fin los tres conocieron un trágico final, que sin por supuesto omitirlo, se trata de forma simbólica porque desde la Universitat de València, se considera "más interesante subrayar la aportación a la convivencia cívica, a la construcción de la democracia, al diseño del mapa autonómico, a la sanidad universal, a la construcción de Europa y cómo España debería desarrollarse en Europa que empujó la vida estos "maestros de ciudadanía", todos catedráticos y primero estudiantes de la Universitat de València".