22 de mayo de 2019
7 de abril de 2014

Urólogos del Peset extraen el riñón por vía transvaginal a una paciente con un tumor

Urólogos del Peset extraen el riñón por vía transvaginal a una paciente con un tumor
GVA

VALENCIA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Urología del Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia ha realizado, por primera vez en la Comunitat Valenciana, una nefrectomía transvaginal híbrida para extirpar el riñón a una paciente de 73 años con un tumor renal de 7x5 centímetros. La mujer pudo caminar el mismo día de la intervención.

Esta novedosa técnica quirúrgica aúna las ventajas de la cirugía laparoscópica convencional --que ofrece una visión perfecta de la zona a intervenir-- y de la cirugía endoscópica a través de orificios naturales, conocida como NOTES (Natural Orifice Transluminal Endoscopic Surgery), ya que en este caso el riñón se extrajo por la vagina de la paciente, según ha informado la Generalitat en un comunicado.

La intervención se llevó a cabo el pasado mes de diciembre por un equipo "experimentado" de urólogos formado por los doctores Alfredo Bohorquez, Alejandro Molina y Juan José Cardosa, y ha sido un "completo éxito", por lo que esta técnica "pasará a utilizarse en casos similares".

"Extraer un riñón y además un tumor del tamaño del que tenía esta paciente suponía realizar una cicatriz en el abdomen de como mínimo siete centímetros. Se trata de una cicatriz grande que estéticamente puede ser un problema para muchas personas pero que, además, desde el punto de vista funcional, puede traer complicaciones postoperatorias", ha explicado el doctor Francisco Bon, jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Doctor Peset.

El especialista ha relatado que, si se usa un orificio natural como la vagina para extraer el riñón, "evitamos todos estos inconvenientes: no hay cicatrices visibles que le recuerden al paciente la cirugía, se reduce extraordinariamente el dolor postoperatorio y no se altera para nada la pared abdominal de la paciente",

La intervención tuvo una duración de menos de dos horas y el riñón (con el tumor) se extrajo accediendo a él por el fondo vaginal posterior, por lo que en "ningún momento se dañó el útero de la paciente ni ningún otro órgano ni estructura". Durante la operación, los urólogos se asistieron de tres puertos abdominales (con incisiones de entre 5 y 10 milímetros) para mejorar la visión y el acceso a la zona.

PARTOS VAGINALES PREVIOS

"Lo más importante para poder realizar esta técnica híbrida es que se trate de mujeres con partos vaginales previos, algo que nos permite una mejor dilatación para extraer el riñón o cualquier otro órgano grande. En este caso, la paciente había tenido cuatro partos vaginales, por lo que la extracción por vía transvaginal se realizó sin ningún tipo de complicación", han descrito los urólogos de este hospital público valenciano.

Una de las grandes ventajas de utilizar los orificios naturales para realizar intervenciones quirúrgicas es la rapidez en la recuperación del paciente. De hecho, la mujer intervenida en el Hospital Universitario Doctor Peset se levantó de la cama y deambuló a las "pocas horas" de la intervención, sólo se le pautó una analgesia mínima porque no tuvo casi dolor postoperatorio y fue dada de alta al segundo día.

"En todo momento la paciente nos manifestó que se encontraba perfectamente, mucho mejor que tras un parto. Además, después de tres meses desde la intervención, "no ha habido ninguna complicación y las revisiones han sido satisfactorias", han relatado.

El doctor Bon ha indicado que esta intervención "nos anima a seguir utilizando este tipo de cirugía mínimamente invasiva en otros casos similares en los que a la preocupación estética de la paciente se una el interés en facilitar una rápida recuperación y evitar las complicaciones que pueden darse si alteramos la pared abdominal". "De hecho, podría ser una buena técnica quirúrgica para algunos casos de extracción de riñón en donante vivo", ha apuntado.

La primera nefrectomía transvaginal híbrida por cáncer renal que se realizó en España fue en 2008 en el Hospital Clínic de Barcelona. La intención del Servicio de Urología del Hospital Universitario Doctor Peset, primero en realizarla en la Comunitat Valenciana, es "sumarse a los equipos punteros que están utilizando las últimas técnicas quirúrgicas del momento en beneficio de paciente", según la misma fuente.

Para leer más