24 de agosto de 2019
19 de julio de 2008

Valencia.- El Ayuntamiento utiliza extractos vegetales contra las plagas y enfermedades en los jardines de la ciudad

VALENCIA, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Concejalía de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, a través de su Servicio de Jardinería, utiliza para la lucha contra las plagas y enfermedades en los parques y jardines de la ciudad, una serie de productos naturales que contienen desde emulsiones de aceite hasta extractos y esencias vegetales, informaron hoy fuentes municipales en un comunicado. En este sentido, el concejal responsable de este área, Ramón Isidro Sanchís, resaltó la promoción de estas técnicas de mantenimiento, conservación y riego ambientalmente sostenibles, como son los productos de origen natural que se utilizan de manera preventiva para evitar las enfermedades y plagas en la vegetación urbana.

Sanchís señaló que la lucha contra las plagas y enfermedades de las plantas ornamentales en los parques y jardines, "toman como línea básica y fundamental de actuación las técnicas, métodos y procedimientos que componen la denominada lucha integrada, mediante la cual el empleo de los pesticidas químicos tradicionales se limita el máximo posible".

De esta manera, concretó que "sólo cuando la presencia de la plaga no ha podido ser controlada ni por la lucha biológica (suelta de insectos beneficiosos), ni por el empleo de productos naturales, ni por operaciones de cultivo, se recurre al empleo de materiales de síntesis química que minoren, reduzcan o anulen el nivel de plaga existente".

A su juicio, la aplicación preventiva de productos naturales, mediante pulverización o inyección localizada al suelo, combinando varios de ellos, además del empleo de lucha biológica, "son las técnicas a las que estamos dando prioridad a la hora de mantener sanas nuestras zonas verdes", indicó.

Entre los productos naturales empleados por el Servicio de Jardinería municipal destacan los pectinatos de cobre complejado y esencias vegetales, que actúan de modo también curativo estimulando el desarrollo vegetativo. Son fácilmente biodegradables, muy estables y es posible su distribución interna a cualquier punto del vegetal, protegiéndole frente a agentes externos perjudiciales.

Igualmente, otra serie de productos de defensa contra los insectos están elaborados base a una emulsión de aceite y extractos vegetales con incorporación de zinc, resultan eficaces por su efecto repelente y regulador del crecimiento de los insectos, reduciendo su fecundidad y desarrollo fisiológico tanto por ingestión como por contacto. "No dejan residuos, son biodegradables y en combinación con formulados de jabones potásicos, ofrecen una acción combinada de defensa y curación de la planta", aseveró el edil.