21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • 6 de septiembre de 2008

    Valencia.- Miles de vecinos y visitantes participarán en Algemesí en la tradicional Muixeranga y las procesiones

    Los niños que coronan las figuras más altas de la Nova Muixeranga llevarán un casco de protección y prevención de seguridad

    VALENCIA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Miles de vecinos y visitantes de la localidad valenciana de Algemesí participarán desde mañana en la tradicional Muixerabga y el resto de procesiones en honor de la Mare de Déu de la Salut. En estos festejos, la población revive bailes y otras costumbres ancestrales, aunque este año presentarán algunas novedades como el hecho de que los niños que coronan las torres humanas de la Nova Muixeranga llevarán un casco de protección y prevención de seguridad, informaron hoy fuentes municipales en un comunicado.

    Algemesí iniciará mañana, 7 de septiembre, la primera de las tres procesiones en honor a la Mare de Déu de la Salut. Se trata de una de las manifestaciones culturales y tradicionales más importantes de los valencianos por la presencia de bailes ancestrales que se han conservado en esta ciudad de la Ribera, destacaron las mismas fuentes.

    Así, a las 22.00 horas se levantará la primera muixeranga en la plaza Major de Algemesí y se iniciará la Processó de les Promeses. A partir de ese momento, la Muixeranga de Algemesí iniciará la construcción de torres humanas y figuras simbólicas. En el orden de la procesión es el grupo que abre la comitiva. Le seguirán por las calles de la ciudad la Nova Muixeranga, y los bailes de Bastonets, Pastoretes, Carxofa, Arquets, Llauradores y Tornejants.

    Alrededor de 1.000 personas participan en estas procesiones y se aprestan a cumplir un año más con la tradición de un pueblo que ha sabido conservar a través de los años bailes y danzas ancestrales que han recuperado el prestigio y hoy son motivo de admiración.

    Una de las novedades será que los niños que coronan las figuras más altas de la Nova Muixeranga este año llevarán un casco de protección y prevención de seguridad. Este grupo cumple su décimo aniversario en la procesión y lo celebrará construyendo diez pilares dentro de la Basílica, apuntaron las mismas fuentes.

    Desde el Ayuntamiento subrayaron que se ha querido potenciar la fiesta con un marco escénico que incluirá el montaje en esta plaza de tres gradas, una de ellas reservada para personas con movilidad reducida con una capacidad total para alrededor de 400 personas. El consistorio trabaja también en reforzar la seguridad tanto de los centenares de participantes en las procesiones como de las miles de personas que llenarán las calles de Algemesí para seguir las evoluciones de las torres humanas de la Muixeranga, así como los bailes de Bastonets, Carxofa, Arquets, Pastoretes, Llauradores y Tornejants.

    Para ello, aumentarán los efectivos de policía local y la presencia de personal sanitario de Cruz Roja y transporte sanitario de emergencias para prevenir cualquier incidencia durante estos días en los que se congregan en Algemesí miles de visitantes, explicaron.

    La segunda de las procesiones es la conocida como la Processoneta del Matí, el lunes 8 de septiembre, día de la Mare de Déu de la Salut. Se iniciará a las diez de la mañana desde la Capella de la Troballa y recorre la calle Berca para llegar hasta la plaza Major. Un nuevo desfile colorista y vital que habitualmente reúne numerosas personalidades del mundo de la política y la cultura. Está prevista la asistencia de multitud de representantes del ámbito político valenciano.

    VOLTA GENERAL

    La tercera y última de las procesiones será la Processó de Volta General que comenzará el día 8 a las 19.30 horas desde la Basílica de Sant Jaume. Los tradicionales bailes de Algemesí y la imagen de la patrona transcurren de nuevo por el núcleo antiguo de ciudad, repitiendo el itinerario establecido en 1724. El destino final de este trayecto es la plaza Mayor, punto de salida y retorno, donde el público espera la llegada de la imagen.

    El largo itinerario de esta última procesión hace inevitable que la última de las entradas de la imagen al templo se produzca a altas horas de la madrugada. Con el último acceso de la virgen a la basílica llega la apoteosis final de toda una fiesta, relataron fuentes de la corporación local.