15 de noviembre de 2019
  • Jueves, 14 de Noviembre
  • 24 de septiembre de 2014

    Vecinos de Campanar no se creen el "anuncio electoralista" del nuevo hospital por falta de presupuesto

    VALENCIA, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de la Comisión Cívica por un Hospital Digno en Campanar, Matías Alonso, ha afirmado este miércoles que los vecinos del barrio "no se creen" el anuncio de un nuevo hospital en los terrenos de la antigua Fe --en el barrio valenciano de Campanar--, que sustituirá al actual Arnau de Vilanova, ya que "no cuadra ni el timing ni el presupuesto" y ha vinculado esta promesa a la cercanía de las elecciones.

    Al respecto, ha relacionado este anuncio del presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en el debate de Política General a que el PP lleva "dos elecciones perdiendo" en este barrio. Con todo, ha destacado que es "un triunfo" para los vecinos que han participado en las 36 manifestaciones convocadas para pedir un Hospital Digno en Campanar.

    Alonso ha realizado estas declaraciones tras tratar de solicitar en el Palau de la Generalitat una audiencia a Alberto Fabra, o a quien designe, para aclarar dudas, aunque le han derivado al Prop a que presente esta solicitud, la cuarta ya, a través de registro.

    Así, ha destacado que este anuncio es "triunfo" porque supone "variar 180 grados la línea de gestión llevada hasta ahora y desdecir la política de los tres exconsellers" y "abre una esperanza" a los vecinos de este barrio que, pese a sus impedimentos físicos, "se tiran a la calle cada mes" para participar en estas 36 manifestaciones y por ello quiere agradecerles el esfuerzo a estas personas, algunas de ellas que "ya han muerto de las dolencias que sufrían". "Esos tres años han valido la pena", ha recalcado.

    Sin embargo, esa "satisfacción" tiene "claroscuros" porque "no hay desvestir a un santo para vestir a otro" ya que ha aclarado que desde esta la Comisión Cívica "no quieren que se cierre el Arnau" ni que salga "perjudicado" otro barrio.

    En ese sentido, ha reclamado que Fabra debe aclarar "qué va a pasar con la población atendida por el Arnau, si las personas que viven junto a la antigua Fe deberán seguir yendo al nuevo hospital, o "qué va a pasar con las promesas antiguas de hacer un geriátrico". "Allí hay 300.000 metros cuadrados y si solo van a aprovechar, como nos tememos, el Pabellón Central qué van a hacer con el resto del solar", ha cuestionado.

    En ese sentido, ha mostrado sus sospechas de que "paralelamente al inicio de que iban a hacer una nueva Fe empezamos a ver cómo se implicaban hospitales privados en la zona". De este modo, el Gobierno valenciano "ha cumplido su parte de bajar la atención sanitaria pública pero la crisis les ha pillado desprevenidos porque los hospitales privados no siguieron con lo que los usuarios se han quedado en tierra de nadie".

    Así, se ha referido a las "buenas comunicaciones" de la antigua Fe con más de 10 líneas de autobuses, un metro y la estación de autobuses. "Era un caramelo urbanísticamente que es por donde sospechamos que va el tema", ha apuntado Matías, que ha recordado que "siempre" han mostrado su "extrañeza" por la actuación del Consell "al cerrar el buque insignia sin tener prevista ninguna alternativa para zona".

    LA JUNTA DE NO PERSONAL NO TIENE CONOCIMIENTO

    Por su parte, los trabajadores del Hospital Arnau tampoco saben nada de forma oficial ya que ni siquiera les han convocado a una Junta de Personal, según ha señalado el delegado de UGT en el centro, Fernando Rizo, quien ha coincidido en que este anuncio se trata de "una cortina de humo" para "acallar" las protestas de los vecinos de Campanar ante las próximas elecciones.

    Rizo ha afirmado que es "un brindis al sol" que no se creen porque con los 67 millones anunciados "no se levante ni el patio de un hospital". "No es serio", ha apuntado Rizo, quien ha añadido que ni siquiera "hay una razón técnica" que lo justifique.

    Así, ha señalado que en la última reunión de hace un par de semanas al gerente les trasladó las inversiones que se iban a realizar para habilitar unas nuevas urgencias, intensivos y un servicio de ginecología y obstetricia para seguir "enbarracones y con obras como los últimos 10 años".

    Para leer más