7 de marzo de 2021
27 de enero de 2021

Vendedores ambulantes protestan contra el cierre de mercadillos en 60 municipios: "Nos sentimos discriminados"

Vendedores ambulantes protestan contra el cierre de mercadillos en 60 municipios: "Nos sentimos discriminados"
Manifestación de los vendedores ambulantes en València. - ROBER SOLSONA - EUROPA PRESS

Se manifiestan desde el Ayuntamiento hasta la Generalitat para reclamar un "trato igualitario" al del comercio sedentario

VALÈNCIA, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los vendedores ambulantes se han manifestado este miércoles en València para protestar contra la suspensión de la actividad en mercadillos de 60 municipios de la Comunitat, donde los ayuntamientos han decidido que no se instalen los puestos de venta al público como parte de las restricciones establecidas para frenar la pandemia de la Covid-19.

El sector se siente "discriminado" y ve "injusto" que se suspenda su actividad mientras en el resto de comercio no esencial, el sedentario, puede abrir hasta 18.00 horas.

"Somos comercio también y no queremos ser ni más ni menos que nadie, solo pedimos un trato justo e igualitario", ha subrayado el secretario de Agrupación Independiente de Vendedores Autónomos de la Comunitat Valenciana (AIVAV), Jorge Juan García, en declaraciones a Europa Press.

Durante la protesta, convocada por AIVAV, junto a la Associació Valenciana de Mercaders (AVAME), la Agrupación Integral de Comerciantes sin Establecimiento (AICSE) y la Plataforma mercado digno (PDM), han portado carteles como 'Los mercadillos municipales también somos comercio' 'Estamos al aire libre', 'Mercado = comercio local' o '¡Basta ya de criminalizar al comercio ambulante!'.

Y es que según ha apuntado el secretario de Aivav lo que reivindican es "igualdad". "Si se abre se abre para todos", ha puntualizado.

La marcha arrancado en la Plaza del Ayuntamiento de València, donde los manifestantes han entregado un manifiesto al consistorio con sus reivindicaciones, tras la reciente paralización de su actividad.

Han intentado reunirse con el alcalde Joan Ribó, pero no ha sido posible. Además, Jorge Juan ha lamentado que, al menos en el caso de València, se les cerró "de un día para otro, sin previo aviso, sin darles tiempo a poder vender el stock".

CARTA A XIMO PUIG PARA QUE INTERCEDA

Desde allí se han dirigido hacia el Palau de la Generalitat, donde al manifiesto sobre el cierre en la ciudad de València han sumado otro sobre la situación que afecta hasta 60 municipios de toda la Comunitat. Aquí se han sido "mejor acogidos" que en el consistorio, ha comentado el responsable de Aivav.

Las asociaciones de comerciantes ambulantes han entregado en el Palau una carta dirigida al president de la Generalitat, Ximo Puig, para "con el fin de hacerle partícipe de la situación" que atraviesa este. "La venta ambulante somos el comercio más antiguo con una historia de siglos y no podemos consentir esa falta de empatía con nuestra actividad por parte de las administraciones", explican en la carta.

En la misiva señalan que "ha llegado el momento de parar esta discriminación", ya que "desde el 14 de marzo se decretó el estado de alarma en toda España, hasta hoy, la venta no sedentaria ha sufrido una discriminación frente al resto del comercio. Sabemos que la regulación de la venta no sedentaria es competencia de los ayuntamientos, pero en el actual estado de alarma sanitaria la competencia es de la Generalitat --puntualizan--".

Por este motivo, se dirigen a Puig, como president de la Generalitat "para que interceda ante la decisión que algunos ayuntamientos están tomando".

Los comerciantes ambulantes lamentan que "los ayuntamientos están tomando directamente la decisión de abrir y cerrar los mercados extraordinarios a su antojo: a día de hoy tenemos 44 mercados locales y los 18 de València capital cerrados, además de una gran cantidad limitados al 50% de puestos", precisan.

Con el decreto del Gobierno central en la salida del confinamiento no se les dio el trato de comercio local desde el momento que abrieron el comercio local y las grandes superficies, "sin embargo a nuestro sector se nos niega el poder trabajar todos al 100% como al resto del comercio a pesar que desde todos los ámbitos sanitarios se está recomendando que el comercio al aire libre es mucho más seguro frente a la COVID-19", lamentan.

Asimismo, en la carta critican que la Generalitat, "en los sucesivos decretos, continua en la misma línea de no considerarnos comercio local, marcando porcentajes a los comerciantes que podemos realizar nuestra actividad al aire libre, cuándo todo el comercio abre sus puertas con restricciones de aforo. No entendemos porque ese agravio comparativo", subrayan.

PIDEN UNA REUNIÓN PARA TRASLADAR SUS REIVINDICACIONES

Según los vendedores ambulantes, los ayuntamientos se excusan en que las resoluciones de la Generalitat se interpretan de forma distinta, llegando a cerrar mercados o abriéndolos con la restricción de porcentajes de vendedores y no de aforo como al resto del comercio, "adoptando medidas sin la sensatez que la situación requiere", censuran en su carta.

Por todo lo expuesto, los vendedores ambulantes solicitan la "apertura inmediata" de todos los mercados extraordinarios que están cerrados, así como una reunión con Puig donde presentarle sus propuestas con el objetivo de concretar medidas que den solución a la situación que estamos padeciendo, y en la que participen los consellers de Comercio y Sanidad.

CS PIDE NORMATIVA HOMOGÉNEA PARA LOS MUNICIPIOS

El líder de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, se ha acercado a la manifestación acompañado por los diputados de Cs Ruth Merino, Carlos Gracia y Luis Arquillos para exigir "que se deje trabajar al sector de la venta ambulante con las mismas condiciones que el comercio" y ha censurado que "el tripartito les trata como trabajadores de segunda clase".

Para Cantó, "si se les obliga al cierre, hay que suspender las tasas y aprobar ayudas". Asimismo, considera que "el sector ha de ser recibido por el concejal Galiana, que parece que, entre montar cabalgatas y playbacks, no tiene tiempo".

Según Cantó, el comercio no sedentario podría trabajar de forma segura, puesto que están al aire libre y ha reclamado "unidad para que no haya una norma distinta en cada municipio". En este sentido ha recordado que Cs registró una PNL en Les Corts para exigir una normativa homogénea, que los Ayuntamientos se encarguen del control de los aforos y que se bonifiquen las tasas municipales correspondientes a la autorización de la actividad.