25 de septiembre de 2020
29 de julio de 2020

Las viviendas en la costa de Alicante y Valencia se encarecieron hasta un 21% antes de la pandemia

Los promotores confían en la recuperación a medio plazo tras la paralización desde marzo

Las viviendas en la costa de Alicante y Valencia se encarecieron hasta un 21% antes de la pandemia
Apartamentos turísticos - GVA - ARCHIVO

ALICANTE, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El mercado residencial en el litoral valenciano comenzó el año con una tendencia de precios mayoritariamente ascendente pese a las señales de freno de la actividad, tanto en demanda como en la construcción de nuevas viviendas, según el informe 'Vivienda en costa 2020' publicado por la empresa de valoración inmobiliaria Tinsa.

Las localidades alicantinas de Dénia (+21,2%) y Pilar de la Horadada (+14,3%) y las valencianas de Puçol (+14,1%) y Alboraia (+10,9%) destacaron con incrementos medios de precios de doble dígito en tasa interanual en obra nueva y usada en el primer trimestre de 2020, en el escenario anterior a la llegada de la pandemia.

Torrevieja (Alicante) fue, con 5.282 transacciones, el municipio costero de la Comunitat donde se realizaron más compraventas en 2019, por detrás de las capitales Valencia y Alicante, recoge la compañía en un comunicado.

El estudio analiza el mercado de vivienda vacacional en el litoral de 14 provincias españolas a través de una encuesta a técnicos locales durante las primeras semanas de junio, coincidiendo con el fin del confinamiento.

En el caso de la Comunitat, 17 de los 29 municipios costeros analizados registraron en el primer trimestre valores superiores a los del mismo periodo de 2019, de acuerdo a las tasaciones de vivienda nueva y usada en la zona. Entre los municipios con subidas interanuales superiores al 5% destacan La Pobla de Farnals (Valencia), Vinaròs (Castellón), Gandia (Valencia), Benicarló (Castellón) o Calp (Alicante).

SIGUE LA BRECHA DESDE EL BOOM INMOBILIARIO

Como balance, el análisis inmobiliario constata que sigue existiendo una "brecha importante" entre los valores actuales y los que se llegaron a alcanzar en 2007, antes de la crisis. En Oropesa del Mar (Castellón), la caída acumulada alcanza el 57,9% desde los máximos.

Otros municipios donde la vivienda nueva y usada no vale ni la mitad que entonces son: Benicarló, con un precio medio un 55,6% inferior al de 2007; el valenciano de Canet d'en Berenguer (-55,5%), Castelló de la Plana (-53,3%); La Pobla de Farnals (-52,7%); Borriana (-52,6%). En el extremo, la diferencia es inferior al 30% en los alicantinos de Orihuela Costa (-27%), Xàbia (-28,7%) y Dénia (-29,4%).

En la provincia de Castellón, la tendencia general es de una ligera bajada de precios durante 2019, hacia la estabilización peses a los con repuntes en localidades como Benicàssim, Vinaròs o Benicarló. Los técnicos inmobiliarios apuntan a que la Covid-19 habría paralizado completamente el mercado.

OPTIMISMO RELATIVO

También en la costa valenciana, donde el mercado ha experimentado una mejora paulatina pero constante en los últimos años, se da un freno de las operaciones al menos en los momentos iniciales de la pandemia, sin ajustes destacados de precios. En las playas de Sueca y Oliva se observa un "relativo optimismo" por parte de los agentes en cuanto a la recuperación de la situación previa en el medio plazo.

La compraventa de viviendas se redujo un 8% en 2019, hasta 49.129 transacciones, en el conjunto de los 31 municipios de costa de Comunitat, según datos del Ministerio de Agenda Urbana recogidos por el informe. En términos relativos, los mayores incrementos en el número de compraventas se registraron en Vinaròs (+13,8% interanual) y Borriana (+10,2%).

Tras València y Alicante, Torrevieja fue el municipio donde más viviendas se transaccionaron: 5.282 (+0,4% interanual), seguido de Orihuela (3.767 viviendas, -7,7%) y el alicantino de Elche (2.819 viviendas, -6,9%).

Las viviendas de obra nueva que cambiaron de manos en este grupo de 31 municipios ascendieron a 5.453 viviendas en 2019, un incremento del 2,4% respecto al año anterior. Orihuela y Torrevieja registraron el mayor número de compraventas de obra nueva (872 y 797, respectivamente), por encima de las registradas en las capitales.

STOCK DE OBRA NUEVA HEREDADA

Paralelamente, en la costa todavía hay una importante concentración de stock de obra nueva heredada de la crisis en Marina D'Or, en Oropesa del Mar (Castellón), donde se ha ido vendiendo a un ritmo lento y siguen realizándose ajustes.

El litoral sigue despertando interés entre los promotores, aunque en los 28 municipios con más de 10.000 habitantes analizados descendió un 3% el número total de visados de obra nueva respecto a 2018, hasta 7.053.

Calp, Benidorm, Orihuela y Elche destacan entre las localidades que incrementaron el año pasado el número de visados de obra nueva aprobados en su término municipal. Porcentualmente, aumentaron de forma significativa municipios con escasa actividad como Vinaròs, Gandia, Cullera y Benicarló.

Atendiendo al total de visados, las localidades con más actividad en la región durante 2019 fueron València (2.382, +30,4% interanual). Orihuela (865, +33,3%), Alicante (781, -27,4%), Torrevieja (477, -30,4%) y Elche (334, +39,7%).

Para leer más