29 de noviembre de 2020
24 de abril de 2006

Aitana Sánchez-Gijón protagoniza 'Cruel y tierno', del británico Martin Crimp

Aitana Sánchez-Gijón protagoniza 'Cruel y tierno', del británico Martin Crimp

MADRID, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

Aitana Sánchez-Gijón protagoniza 'Cruel y tierno', del dramaturgo británico Martin Crimp, un montaje que se estrenará por primera vez en España el próximo 27 de abril en el Teatro Valle-Inclán del Centro Dramático Nacional (CDN) y que pretende hacer reflexionar al espectador sobre la cruel y dolorosa realidad cotidiana que rodea al ser humano.

Dirigida por Javier García Yagüe, actual responsable de la Sala Cuarta Pared de Madrid, la obra ha sido traducida por Borja Ortiz de Gondra (quien elogió el texto por estar "muy bien construido, cada palabra está pensada y valorada"). El reparto está formado por once actores entre los que figuran, junto a la actriz ya citada, Chisco Amado, Marvin Aniehboh, Daniel Bolorinos, Gonzalo Cunill, Diana Gascón, Marta Poveda o Alvaro Lavín. Elisa Sanz al frente de la escenografía y Alejandro Andújar, responsable del vestuario completan el elenco artístico.

El autor de la obra, una reescritura del clásico 'Las traquinias' de Sófocles, explicó hoy que esta idea se la propuso el director Luc Bondy y que lo primero que le llamó la atención de la pieza de Sófocles era que estaba dividida en arquetipos de género. Crimp dijo haber pretendido construir una obra "sencilla, clara y emocionalmente caliente" y confesó su fascinación por el hecho de tener la guerra como "telón de fondo".

Esta historia se remonta a un lejano país donde estalla una guerra y una ciudad entera es reducida a cenizas. Amelia (Aitana Sánchez-Gijón) no puede dormir. Espera noticias de su esposo, un gran general. Y ésta parece ser una victoria decisiva. Pero cuando los motivos de la guerra empiezan a parecer inquietantemente personales, su esposa se desespera por aferrarse al amor.

OBRA COMPLEJA COMO LA VIDA

Para Javier García Yagüe este texto es tan "complejo como la vida misma, en donde los temas solapan". Además de la guerra aquí están presentes "la inmigración, los conflictos generacionales, el periodismo y cómo se implica en lo observado, pero también cómo influye la razón de Estado en la vida cotidiana y cómo el amor destruye", señaló.

Durante dos meses ha trabajado como una piña el equipo artístico de esta producción. "Me interesa el teatro como lugar de encuentro de los actores. Ponemos palabras a las situaciones y conflictos que nos rodean y con los que todos podemos identificarnos. En este sentido, el teatro puede funcionar como transformador de las personas", señaló el director de escena.

La puesta en escena se ha realizado a tres bandas lo que supone, una dificultad añadida para los artistas. "Creo que es una escenografía que muestra las posibilidades de este nuevo teatro", indicó.

DESASOSIEGO Y EXTRAÑEZA

Por su parte, Aitana Sánchez-Gijón confesó que tras la primera lectura de la obra sintió "desasosiego, extrañeza, dolor e incluso risa", una mezcla de sentimientos que le impedía ponerle nombre concreto "a esto".

La actriz dijo que esta circunstancia junto a la presencia de García Yagüe al frente de la dirección escénica le impidieron decir que no a este proyecto escénico que, desde el principio "se planteó como un trabajo de grupo". A través de las improvisaciones surgió un trabajo colectivo que fue creciendo y que ha llevado a todo el elenco a involucrarse "desde un compromiso personal", señaló.

Sánchez-Gijón aseguró que montajes como éste permiten a los actores "encontrar el sentido profundo" de su trabajo. "Pretendemos que el público se descoloque y se pregunte. Es una reflexión sobre lo que nos desasosiega en la vida cotidiana y mi personaje el de una mujer que necesita evadirse de la sociedad y que es muy consciente de lo que está haciendo. Hasta el final no quiere sucumbir a ese papel de víctima", señaló.

Coincidiendo con la puesta en escena de esta función (en cartel hasta el 11 de junio) y con la presencia en Madrid de su autor, Martin Crimp, el CDN en colaboración con el British Council ha organizado un taller de escritura teatral que comenzará mañana y que durará hasta el 27 de abril en el que el dramaturgo británico trabajará con 16 jóvenes autores de teatro españoles sobre la relación entre el lenguaje cotidiano y el hablado en las obras dramáticas. "Creo que el talento no se ensaya ni se crea pero pienso también que hay ciertas herramientas que un autor puede llevar consigo y mostrar a los otros. Sólo pretendo aquí compartir las mías", indicó Crimp.