20 de noviembre de 2019
  • Martes, 19 de Noviembre
  • 19 de febrero de 2014

    Barcelona, Tarragona y La Coruña, provincias más caras para ir al cine

    Barcelona, Tarragona y La Coruña, provincias más caras para ir al cine
    ZINEMALDIA

    MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

    Barcelona, Tarragona y La Coruña son las provincias donde acudir un fin de semana al cine a ver una película sale más caro, según un estudio de la Federación de Asociaciones de Consumidores y Usuarios de Andalucía (FACUA) que sitúa en el lado opuesto del ranking a Granada, Almería y Huelva.

    Así, acudir un sábado por la tarde a ver una película en una sala de cine de la capital catalana sale por una media de 9,11 euros, mientras que hacerlo en Tarragona o La Coruña cuesta 8,70 y 8,60 euros de media, respectivamente.

    A estas tres, que lideran el ranking de las provincias donde ir al cine es más caro, les siguen Alicante y Guadalajara, donde el importe de las entradas en fin de semana es de 8,50 euros, y las provincias de Oviedo y Madrid, donde cuestan 8,40 euros.

    Por el contrario, la misma entrada de cine para la misma película en un horario similar cuesta más de cuatro euros menos que en la provincia más cara en Granada (4,90 euros) y en otras provincias (o ciudades autónomas) como Melilla y Almería (5 euros) y en torno a tres euros menos en Huelva (5,50 euros) y Salamanca (6,47 euros).

    La asociación responsable del estudio, que se ha llevado a cabo en un total de 129 cines de las 50 capitales de provincia, ha advertido de la subida del precio medio de las entradas para ver una película en el cine en fin de semana y ha pedido a las salas de exhibición que implanten "ya" una tarifa plana mensual para los usuarios que acuden regularmente.

    Según la asociación, el coste medio por ver una película en el cine en fin de semana en España alcanza los 7,29 euros, mientras que hacerlo hace diez años costaba un 45,2 por ciento menos.

    Además, ha señalado también que, pese a la subida generalizada de los precios de las entradas de cine, un total de 29 establecimientos de exhibición han cerrado sus puertas desde el último estudio realizado por la entidad, a finales de 2012.

    A su juicio, el cierre se debe, por un lado, a la negativa de distribuidoras y exhibidoras a ponerse de acuerdo para ofertar las películas a precios asequibles y, por otro, debido al "ataque" que, a su juicio, "está sufriendo el mundo cultural con medidas del Gobierno como la repercusión en el precio del incremento del IVA del 8 al 21 por ciento en septiembre de 2012".

    Por todo ello, ha incidido en la necesidad de que, tanto el sector de la exhibición como el de la distribución cinematográfica "se adapten a los nuevos tiempos" y a la actual coyuntura económica y acoja fórmulas como los estrenos simultáneos en salas, online y DVD o Blu-ray.

    Asimismo, ha valorado positivamente la adopción de medidas como 'Los Miércoles al cine' (que disminuyen considerablemente el precio de las entradas este día de la semana) pero ha insistido en la necesidad de establecer una tarifa plana para hacer "más accesibles" las entradas y lograr que aumente el flujo de asistentes a las salas cualquier día de la semana.