23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • Martes, 21 de Enero
  • 10 de diciembre de 2019

    El cineasta Daniel Lovecchio estrena 'Moira': "La ultraderecha crece porque convence con una seguridad brutal"

    El cineasta Daniel Lovecchio estrena 'Moira': "La ultraderecha crece porque convence con una seguridad brutal"
    Una de las escenas de la película de Daniel Lovecchio 'Moira', con Malena Alterio. - MOIRA FILM

    MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El director de cine argentino Daniel Lovecchio considera que, a pesar de que los efectos de las dictaduras siguen latentes en la actualidad, la ultraderecha crece en América Latina y Europa porque ofrece "identidades falsas" a través de líderes que "convencen" por su "seguridad brutal y sin precedentes".

    Así lo ha expresado en una entrevista con Europa Press con motivo del estreno de su película 'Moira', un filme autobiográfico -que además de dirigir también protagoniza- en el que recupera la dictadura argentina de finales de los años 70 y las consecuencias presentes de la misma y que llega a las salas de cine españolas este viernes 13 de diciembre.

    "Hitler hablaba con seguridad y convenció a millones de alemanes y ese es el recorrido que la historia tiene. La izquierda siempre ha planteado la sensibilidad, la duda y el pensamiento y esos son los valores del ser humano, lo otro es masacrar para que no quede nada y eso no es un buen proyecto", ha subrayado.

    Para Lovecchio, tanto en España como en el resto del mundo es "absolutamente necesario" hacer un ejercicio de memoria histórica acerca de las consecuencias de las dictaduras porque, a su juicio, las heridas de una situación así "no se cierran" si no se "simbolizan" a través del arte o la palabra. "Con la exhumación de Franco hemos visto todo lo que falta por hablar y por saber en España", ha apostillado.

    La actriz Malena Alterio, que en el filme da vida a Laura, una madre argentina que pierde a su hijo durante la etapa de la dictadura, comparte la postura del director y añade que "revisar la historia" es fundamental y "sanador" para aquellos que deciden recordar las consecuencias de una dictadura a través del arte, como es el caso de la familia Lovecchio.

    "De lo particular de Argetina nos vamos a lo universal porque esta historia ha afectado, tristemente, a muchísima gente en España, en Chile, en Uruguay y en Siria. Creo que es importante que se revisen las consecuencias de todos estos errores que transcurrieron en la historia y que están también transcurriendo ahora", ha resaltado.

    En este sentido, ha confesado que no se "explica" por qué el ser humano "cae en los mismos errores" hoy en día con los "antecedentes" que tiene la ultraderecha en la historia, al tiempo que ha asegurado que, en su opinión, los políticos, independientemente de la ideología, "enganchan y aprovechan" el tirón de las crisis sociales y económicas para "escalar posiciones".

    EL CINE COMO RECORDATORIO

    Para Lovecchio la labor del cine -y de la cultura en general- en este sentido es generar "empatía" en el espectador y "conmoverle" para que se de cuenta de que "lo que es bueno para un conjunto" es bueno para "todo el mundo" siempre que haya "dignidad y justicia", por lo que ha destacado la "gravedad" de que los políticos apenas hablen de cultura.

    El filme, tal y como ha detallado su guionista Nerea Lovecchio, debe su nombre al "destino inevitable de la tragedia griega" y narra la historia de Germán, un exiliado argentino que llegó a España huyendo de la dictadura y debe lidiar en la actualidad con las vivencias que experimentó entonces, reviviendo todo lo ocurrido en su país natal durante la segunda mitad de los años 70.

    El director ha reconocido seguir "conmoviéndose" con esta historia, por lo que ha contado con su hija Nerea Lovecchio, con la que también comparte protagonismo delante de las cámaras, para construirla. "Que una hija pueda escribir lo que uno no puede, por no tener la distancia suficiente, es la mayor satisfacción", ha apostillado.

    Alterio, en cambio, ha mostrado su alegría por formar parte de una historia que le toca "de manera directa", al tiempo que ha confesado que el de Laura ha sido un papel "exigente" que ha abordado desde la "honestidad" y la "sinceridad".

    "Este papel es especial porque cuenta una historia que me afecta y que forma parte de mi también. Además, Daniel me brindó la oportunidad de tener mi primer trabajo de actriz remunerado y formar parte de 'Moira' es devolverles la confianza que ellos pusieron en mi", sostiene.

    La actriz ha adelantado que ya se encuentra rodando la segunda temporada de la serie de Telecinco 'Señoras del (h)AMPA', que tendrá trece capítulos, así como que esta semana presentará también la segunda parte de 'Vergüenza', serie disponible en Movistar +.

    Para leer más