15 de octubre de 2019
  • Lunes, 14 de Octubre
  • Domingo, 13 de Octubre
  • Sábado, 12 de Octubre
  • Viernes, 11 de Octubre
  • 13 de septiembre de 2019

    Sam Taylor-Johnson dirige En mil pedazos: "Tener esperanza es lo más importante para salir de una adicción"

    Sam Taylor-Johnson dirige En mil pedazos: "Tener esperanza es lo más importante para salir de una adicción"
    Rodaje de En mil pedazosEONE - ARCHIVO

    LOS ANGELES, 13 Sep. (EUROPA PRESS - Raquel Laguna) -

    Sam Taylor-Johnson dirige la película En mil pedazos. Este drama, basado en la controvertida novela de James Frey, llega a los cines de España el viernes 13 de septiembre.

    En el filme En mil pedazos, James Frey, un joven escritor adicto a las drogas, se encuentra en el peor estado de su vida posible. El joven se somete a un tratamiento de rehabilitación en Minnesota justo cuando está a punto de llegar al punto más bajo de su vida. Allí conocerá a un grupo interesante de personas con las que formará todo tipo de relaciones. Entre ellos, se encuentran un jefe de la mafia y una mujer adicta, de la que James se enamora.

    Sam Taylor-Johnson concedió una entrevista a Europa Press en Los Ángeles. Para la artista y directora británica, En mil pedazos ha sido el proyecto más personal que ha dirigido hasta el momento. Un intenso proyecto realizado mano a mano junto con su marido, el actor Aaron Taylor-Johnson, protagonista absoluto de la película.

    ¿Por qué quería contar esta historia?

    Bueno, leí el libro nada más publicarse, literalmente. Un amigo me lo recomendó y, al igual que otras muchas personas que aman el libro, me atrapó. Probablemente fue por la forma de escribir de James Frey. Él simplemente escribe, y nunca vuelve a leer lo que ha escrito. Solo escribe desde el corazón y el alma. Recuerdo haber sentido que su viaje y la forma en que lo contó era muy poderosa. La controversia que hubo en torno a la novela en su día, no me importó. La historia, para mí, seguía siendo importante, y los detalles de lo que no era cierto no afectaron mi experiencia al leerlo. Hace unos tres años, mi agente me dijo que los derechos del libro estaban disponibles y decidí hacer la película.

    ¿Cuándo supo que Aaron era el actor perfecto para interpretar a James Frey?

    Fue hace muchísimo tiempo. Aaron había visto el libro en una ocasión, y yo le había dicho: "Oh, tienes que leerlo. Es un libro genial. Sería una película tan buena, y tú serías un James tan bueno". Llevábamos tiempo queriendo trabajar juntos, y estábamos barajando diferentes cosas, leyendo diferentes guiones, pero nada nos convencía. Entonces, cuando se dio esta oportunidad, fue perfecto. Aaron era el actor perfecto.

    ¿Le resulta fácil o difícil trabajar con su marido?

    Me resulta mucho más fácil porque sé de lo que es capaz. Sé hasta dónde puedo exprimirle. Sé cómo llevarle al lugar donde puede hacer un trabajo extraordinario. Creo que para llevarle a ese lugar, él tiene que confiar realmente. Creo que la confianza entre nosotros realmente ayudó con esta película.

    ¿Le dio libertad para que explorara el personaje y le diera un toque personal?

    Sí, porque pasó 18 meses escribiendo el guión conmigo. También hablaba con James todo el tiempo. Luego, James y Aaron se fueron de viaje juntos durante una semana. Simplemente fueron al pueblo donde vivía James. Visitaron al centro de rehabilitación, el bar, conoció a su familia y Aaron hizo todo esto para poder crear el personaje.

    ¿Cuál fue el mayor desafío para Aaron a la hora de interpretar a James?

    El mayor desafío para él, como actor y tal y como lo conozco, siempre es que nunca quiere hacer una imitación de un personaje. Lo que quiere hacer es meterse en el corazón y en el alma de esa persona y creo que eso es lo más difícil, porque entender a alguien a ese nivel es mucho más difícil que simplemente copiar sus movimientos, su forma de andar* o lo que sea.

    ¿Fue un rodaje muy intenso?

    Sí, mucho. Estuvimos trabajando todo el tiempo porque filmamos la película en 20 días, lo cual fue una locura. Una locura de diversión y adrenalina. También éramos los productores y guionistas, así que cuando terminábamos la jornada de rodaje, regresábamos al hotel y repasábamos lo del día siguiente. Teníamos que preparar todo para el día siguiente, así que realmente los 20 días fueron intensos y locos, pero al mismo tiempo, era la única forma en que podíamos hacerlo... Ya sabes, y que sus padres vinieran y cuidaran a los niños. (Risas)

    ¿Cuál es el mensaje de En mil pedazos?

    Esperanza, porque creo que es lo más importante ... Hay muchas películas sobre adicciones, pero creo que salir de la adicción y sentir que hay esperanza, eso es realmente importante. Y también comprender que las relaciones, la amistad y la comunidad son las cosas a las que puedes llegar cuando estás en los momentos más oscuros.

    ¿Cree que hacen falta más mujeres directoras en Hollywood?

    Por supuesto que sí. Las mujeres también somos grandes narradoras de historias. Creo que la lucha para que se escuche a las mujeres en muchas industrias es difícil, y en la industria del cine también.

    ¿Cuál es su próximo proyecto?

    No lo sé. Siento que ya hice una película independiente exitosa, una superproducción de Hollywood y una serie de televisión*. Siento que he hecho muchas cosas diferentes. Siempre me gusta hacer cosas distintas, así que mi próximo proyecto será algo novedoso, seguro.