14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • Martes, 12 de Noviembre
  • 17 de octubre de 2019

    El consumo cultural consolida su crecimiento en 2018 salvo el cine, aunque no logra "un cambio estructural"

    El consumo cultural consolida su crecimiento en 2018 salvo el cine, aunque no logra "un cambio estructural"
    Presentación del anuario SGAE 2019FUNDACIÓN SGAE

    MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El sector cultural ha consolidado su crecimiento en 2018 en prácticamente todos los sectores respecto al año anterior salvo el cine, tal y como refleja el Anuario SGAE 2019, aunque no consigue un "cambio estructural" para volver a los niveles de antes de la crisis.

    "Se ha consolidado el crecimiento en casi todos los sectores, pero no es una subida importante o llamativa como para que supongan cambios estructurales", ha señalado Rubén Gutiérrez, el director general de la Fundación SGAE, quien se ha mostrado prudente sobre el futuro del sector español.

    "Dependerá de lo que nos encontramos a nivel estatal e internacional, porque aunque no estamos nerviosos, sí que pueden pasar cosas. Si hasta el año 21 se da una situación parecida a los años previos, sería optimista a medio plazo porque hay motivos de sobra", ha apuntado, para luego frenar ese 'optimismo'.

    "Pero si de repente hubiera un frenazo, esperemos no transitar por una situación ya conocida porque el sector está todavía yendo a rehabilitación todos los días y todavía no se ha curado como para alcanzar el ritmo de hace diez años", ha lamentado, en alusión a las cifras de antes de la crisis.

    El anuario, que se ha hecho en base al análisis de 155.000 espectadores y 3,8 millones de sesiones cinematográficas, aborda por ejemplo los números de las artes escénicas, que alcanzaron la cifra de 50.266 funciones y 13,8 millones de espectadores.

    Estos datos son ligeramente superiores a los del año anterior --y a 2016, cuando se registró el mínimo de espectadores de la última década--, aunque la caída respecto a los años de la crisis sí es destacada --cae un 32,94% en comparación con 2008 en cuanto a representaciones y 28,9% en cuanto a espectadores--.

    Otro de los sectores habitualmente analizado es el de la música popular, donde los datos se separan de los macroconciertos. Gutiérrez ha aludido a una supuesta 'burbuja' en el campo de los festivales de música, rechazando la posibilidad de un 'pinchazo' a pesar de que crecen a un ritmo menor que en años anteriores.

    LA 'BURBUJA' DE LOS FESTIVALES

    "Probablemente, en los próximos años haya un crecimiento menor, pero no nos gusta hablar de burbuja cuando creemos que es formato asentado para una generación y media. Los festivales ya forman parte importante de su ocio y no entienden esos meses de verano sin acudir a uno al menos: es un sector sólido que quizás haya llegado al máximo, pero no pinchará", ha defendido.

    De hecho, mientras que la asistencia en 2018 a conciertos incluyendo los macrofestivales --un total de 27,7 millones de personas-- sigue todavía por debajo de las cifras de 2008, en recaudación sí que superan por casi 150 millones de euros a esta cifra --354,1 millones de euros de 2018 frente a los 206 millones de euros de 2008--.

    El cine supone el dato negativo del anuario, ya que en 2018 se mantiene la tendencia decreciente iniciada un año antes. Así, salvo el número de largometrajes exhibidos, que crece un 4,4% (1.591 películas) respecto a 2017, los demás indicadores acumulan nuevas pérdidas: del 1% en el número de sesiones (3,8 millones) y del 2,5% en los espectadores (97,6 millones de personas). También la recaudación cayó en casi 15 millones de euros (579 millones recaudados por venta de entradas en 2018).

    CRECEN EL 'STREAMING' Y LAS PLATAFORMAS DE PAGO EN TV

    En cuanto a música grabada, la recaudación ascendió a 237,1 millones de euros, lo que supone un ascenso del 2,4% en relación al año 2017. Mientras la evolución de las descargas de archivos musicales es descendente, el hábito de escuchar música en 'streaming' crece hasta llegar al 41% de la población.

    El anuario pone de relieve que el consumo televisivo en 2018 sigue una tendencia descendente --216 minutos diarios por habitante--, al tiempo que plataformas de pago como Netflix o HBO están aumentando su presencia en los hogares españoles --media anual del 32,7% de hogares con una de estas suscripciones--.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Cultura